Yemen: El determinante acercamiento entre el grupo “Al Islah” (Hermanos Musulmanes), y el movimiento popular “Ansar Allah”

Día tras día aumentan los indicadores de un acercamiento entre “Al Islah” y “Ansar Allah”, ese respaldo es impulsado por una ala del primer partido que reprueba a la “coalición” y que hace un llamado para la reconciliación con los “huthies”; a pesar del rechazo manifiesto aún de la otra ala; pero fuentes de la hermandad le confirman a “al Akhbar” que esta otra ala implícitamente acoge con agrado las acciones de la dirigencia centrista, mientras tanto “Ansar Allah” expresa su agrado por los llamados a la reconciliación y manifiesta su disposición para proporcionar las garantías necesarias para lograrla.

A tres años y medio de su declaración de apoyo a la “Tormenta Decisiva”, el partido de la Agrupación Yemení para la Reforma (Hermandad Musulmana) se percata hoy en día que ha sido víctima de cálculos incorrectos y de una agenda saudí-emiratí que no concuerda con los objetivos del partido; “Al Islah” había recibido golpes en reiteradas ocasiones, sus sedes en Adén y el sur fueron asaltadas y decenas de sus miembros fueron asesinados, todas las evidencias responsabilizan al salafismo radical apoyado por los Emiratos Árabes Unidos; pero debido al temor de que sea erradicado, esto a conducido al partido “Al Islah” hacia un cambio importante en sus posiciones y al surgimiento de lo que se conoce como el “ala de “Al Islah” en Turquía y Qatar”; estos son líderes jóvenes con fuerte apoyo de las bases del partido que se oponen a la intervención de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en Yemen y la consideran una ocupación; la figura más prominente de esta tendencia es la activista por los derechos humanos ganadora del “Premio Nobel de la Paz” Tawakul Kerman, quien había hecho un llamado recientemente para una  “reconciliación nacional con los “huthies” y la formación de un gobierno de unidad nacional”; una invitación que suscitó una gran controversia e interpretaciones diversas, pero que fue recibida con agrado por “Ansar Allah”, cuyo destacado dirigente y miembro del buró político Mohammad al Bakhiti declaró, que el movimiento estaba dispuesto a ofrecer “todas las garantías posibles y justas” para fomentar la confianza con “al islah”;

Al Bakhiti dirigió una carta abierta al partido “Al Islah” diciendo: “no evadan la responsabilidad con el pretexto de que su dirigencia se encuentra retenida en Arabia Saudita y que su decisión esta confiscada, porque resolver este problema organizativo es simple, y ustedes son un ente organizado y un partido arraigado en el tiempo y saben esto muy bien”: “no se les pide a ustedes o a nosotros renunciar a nuestras convicciones, sino que se pide dejar de matarnos unos a otros…  y alcanzar una paz honorable”.

Este coqueteo político entre el partido “Al Islah” y “Ansar Allah” fue seguido por filtraciones sobre una reunión en Doha a fines de diciembre pasado; el encuentro reunió al portavoz oficial de “Ansar Allah”, Muhammad Abdel Salam, la dirigente en el partido “al Islah”, Tawakul Kerman, y el dirigente del Movimiento del Sur Fadi Baoum, hecho negado por Kerman con el fin de desviar la atención, señalando que “los medios de comunicación de los Emiratos Árabes Unidos inventaron la acusación de que existe un diálogo secreto y entendimiento entre el partido “Al Islah” y los “huthíes”, y que si hubiera diálogo y entendimiento, “esto sería motivo de orgullo y sería un gesto a favor de “Al Islah” y no en su contra”, agregando “espero que se logre una reconciliación nacional que abarque “al Islah”, los “huthíes” y todos los componentes del pueblo yemení, buscando con ello preservar la soberanía e independencia de Yemen bajo un régimen republicano democrático y justo”.

Los fundamentos de la reconciliación sobre los que se basa la iniciativa de Kerman fueron considerados por “Ansar Allah” racionales y lógicos; y dijo un miembro del “Comité Revolucionario Supremo” del movimiento, Sadek Abou Shawareb al diario “al Akhbar”: “estamos listos para tratar de manera positiva con la iniciativa, ya que expresa el punto vista de la corriente racional en el partido “Al Islah”, y concuerda con los anhelos del pueblo yemení”, agregando “que el mártir el presidente Saleh al Samad fue quien tuvo la iniciativa para llamar a la reconciliación nacional en septiembre 2017, pero los partidos cuyas voluntades se encontraban enajenadas a Riad y Abu Dhabi no reaccionaron de manera positiva al llamado; el mismo llamado lo hace hoy una dirigente del partido “Al Islah”, y es nuestro deseo que se arme de valentía y regrese a Yemen para consolidar una reconciliación nacional”; asimismo señaló, que “Ansar Allah” y el partido “Al Islah” en la provincia de Amran lograron que prevalezca el interés nacional y suscribieron el año pasado un tratado para mantener la paz comunitaria y acordaron enfrentar la agresión”.

Además de esos acuerdos, surgieron varios indicadores políticos y mediáticos de un acercamiento entre ambas partes con posibilidades de desarrollarse; en momentos en los que se habló de reuniones entre los dirigentes de “Ansar Allah” y “Al Islah” en Turquía, se ha producido en los últimos meses un claro cambio en el discurso de los canales satelitales de “al Islah”, ya que empezaron a coincidir con los canales de “Ansar Allah” destacando los crímenes de los dos regímenes tanto el saudí como el emiratí y exponiendo sus proyectos expansionistas y destructivos; asimismo la aparición del dirigente de Ansar Allah, Mohammed al Bakhiti, hace unos días y por primera vez en el canal Belkis, que transmite desde Ankara, fue un avance notable para que los observadores lo consideren el inicio para un mayor acercamiento.

Un inicio respaldado por la creciente ira ente los miembros del partido “Al Islah” expresada por el diputado Shawki al Kadi en declaraciones para el diario al Akbar señalando que “la coalición saudí – emiratí se ha desviado de sus objetivos en Yemen, y se ha revelado su agenda oculta al ocupar islas, adueñarse de territorio, controlar los puertos y saquear riquezas… y es una vergüenza permanecer callados ante ese tipo de nuevo colonialismo que se arropa tras la falsa misión de salvar a Yemen”; y sobre su posición del llamado a la reconciliación de Kerman, respondió: “los huthies creen en las armas y no poseen la inteligencia política y no están conscientes de la importancia de la reconciliación, aunque la llegada del país al colapso total requiere que ellos y los otros estén convencidos que la solución solo puede ser yemení, y que apostar al exterior no garantizaría la supervivencia de ningún componente, y por más que dure la guerra nos percatamos que es necesario volver al diálogo”

creció la guerra no declarada

El partido “Al Islah” se ha alejado de la “coalición” para acercarse en sus posturas a “Ansar Allah”; y las declaraciones hechas por los dirigentes del partido asentados en Riad, que se encuentran virtualmente aislados de la segunda fila de dirigentes y de las bases del partido, ya no pueden ocultar la hipocresía política que practican; un dirigente del partido “Al Islah” en la  provincia de Taiz y que pidió conservar el anonimato, le dijo  al diario  “al Akhbar” que “el presidente del partido Mohammad al Yadumi, y el secretario general Abdel Wahhab al Ansi, y junto con ellos un numero de dirigentes viven en cautiverio en Arabia Saudita, y que desde hace más de dos años se encuentran bajo arresto domiciliario en hoteles de Riad y Jeddah, y si se les permite movilizarse de manera limitada o convocar a reuniones son acompañados por unidades de los cuerpos de seguridad saudí”; asimismo, el dirigente del partido afirmó que “al Yadumi y al Ansi alaban secretamente la labor y acciones de los jóvenes y dirigentes de “Al Islah” en Qatar, Turquía y Malasia y de todos los dirigentes en el interior yemení”; al mismo tiempo, había revelado información sobre “pactos que han tenido lugar entre comandantes militares pertenecientes a “Al Islah” y comandantes de campo de los “huthies”, lejos de la intervención del comando de las fuerzas conjuntas, bajo el cual se realizó el intercambio de decenas de prisioneros y restos sin vida pertenecientes a ambas partes en Marib y el Negev y Taiz; así como señaló que los comandantes militares pertenecientes a “Al Islah” así como los comandantes de la resistencia popular, ha perdido la confianza en los Emiratos y Arabia Saudita, y no ven ningún sentido en la lucha contra los “huthies”,  y que todos los que pertenecen a “Al Islah” están hoy convencidos de que Abu Dhabi y Riad utilizaron en su guerra a los jóvenes de “Al Islah”y hoy los matan y aniquilan… y todo esto con el fin de permitir que lo que queda del régimen anterior de Alí Abdallah Saleh vuelva al poder; por su parte, el escritor y analista político, Ali al Saqqaf, y en una declaración para el periódico libanés “al Akhbar” observó, que “las diferencias entre “Al Islah” y los “huthies” son diferencias ideológicas, pero en la política no hay amigos permanentes ni enemigos permanentes, el partido “Al Islah” se ha convertido en blanco de las flechas de los Emiratos Árabes Unidos y de Arabia Saudita; y desde que las fuerzas del cinturón de seguridad apoyadas por los Emiratos asaltaron los campamentos del partido en Adén, habían comenzado los enfrentamientos asimétricos, y creció la guerra no declarada;

Asimismo, “Al Islah” cambió la dirección del fusil y en lugar de dispararle a los “huthies”, ahora dirige el fusil contra las fuerzas salafistas respaldadas por los emiratíes”, y llama la atención que “desde el principio de este años, Qatar volvió al terreno yemení con fuerza, para ajustar sus cuentas con Riad y Abu Dhabi” afirmando que “Doha impulsará el acercamiento serio entre “Al Islah” y los “huthies” y que el mapa de la alianzas verá un cambio significativo en los próximos meses”.

(Fuente : Al Akhbar / Al Mayadeen)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *