Cádiz: Los trabajadores de Navantia Puerto Real exigen más encargos de barcos civiles. La Coordinadora del Metal anuncia nueva huelga (vídeo)

El comité de empresa del Astillero de Navantia en Puerto Real (Cádiz) ha mostrado su preocupación por la cercanía de la última entrega prevista, en mayo de 2019, sin que se confirme nuevo encargo. Han recordado que en la próxima primavera entregarán el cuatro petrolero Suezmax para el Grupo Ibaizábal y piden la ampliación al quinto buque de esta serie para mantener la carga de trabajo y los empleos.

La plantilla celebró el miércoles una Asamblea General en la factoría puertorrealeña. En ella, los trabajadores del astillero ha decidido que no firmará el plan industrial que está proyectando Navantia para dicho astillero “si no se garantiza que haya carga de trabajo”.

Tras la asamblea salieron a las inmediaciones de la carretera que da acceso al puente Carranza para realizar una acción simbólica, sin llegar a cortar la circulación. El objetivo era exigir a la compañía y a la SEPI nuevos encargos. Los trabajadores de Navantia Puerto Real decidieron visibilizar sus reivindicaciones con una pancarta con el lema “Barcos civiles son posibles, contratos ya”.

Es por eso que Antonio Noria, del comité de empresa, reclamó un quinto barco de la serie para mantener los puestos de trabajo que la construcción de los buques genera a la vez que pedía una apuesta por la construcción civil y por otros encargos como el buque de transporte militar para el Ejército de Tierra, “que es lo único que podría salvar el 2019”.

El presidente del Comité de Empresa ha lamentado que Navantia tenga “abandonado”  al astillero de Puerto Real, ya que es “elque menos inversiones recibe, el que no tiene definido que tipo de embarcaciones se realizarán de cara al futuro y el que está más lejos de tener asegurada su carga de trabajo, como si lo tienen El Ferrol , Cartagena o San Fernando”.

En este sentido, Noria ha lamentado que Navantia “vaya a contracorriente de Europa y no apueste por la construcción de barcos civiles, que es la especialización del astillero de Puerto Real”, al tiempo que ha pedido que “si no se quiere apoyar esa vía que consiga carga de trabajo dual (civil y militar), cosa que si hemos hecho alguna otra vez”

“Cada vez menos y más viejos”. Esta frase fue una de las que más se escuchó ayer junto al puente Carranza. La plantilla de Navantia Puerto Real ronda hoy los 450 empleados y serán menos conforme se acerque el final de año. La salida “vegetativa”, como la llama Antonio Noria, según se van alcanzando los 63 años de edad, hace que el peso de esta masa laboral se note, a la baja.

Siempre ha sido una reivindicación del comité de empresa dentro de la negociación del plan industrial. Pero ahora, por delante, está la necesidad de aclarar un futuro que, para los responsables sindicales de esta factoría, aparece borroso. Hace unos meses, con la construcción de los cuatro petroleros y la subestación de Iberdrola, llegaron a ser más de 3.500 empleados de contratas. Hoy aún quedan unos 2.000. En pocos meses, no habrá nadie.

Por su parte, la Coordinadora de Profesionales del Metal de la Bahía de Cádiz, que aglutina a la industria auxiliar implicada en la construcción naval, ha decidido convocar una huelga de 48 horas durante este mes de octubre. Reclaman la necesidad de que se garantice carga de trabajo, sobre todo en la planta de Navantia de Puerto Real. Exigen además el cumplimiento del convenio colectivo del sector y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

(Fuentes: Puerto Real Hoy / Cádiz Digital / Diario de Cádiz)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *