La represión contra los palestinos convertida en Gaza en laboratorio que aumenta las ganancias de la industria armamentista israelí

Gaza funciona como un área de pruebas en vivo para los fabricantes de armas israelíes. Las empresas armamentistas israelíes tienen un laboratorio en un territorio que ocupa, la Franja de Gaza, muy cerca de las instalaciones de producción de sus armas y tecnología de vigilancia.

Después de explorar el vasto régimen de vigilancia a lo largo de la frontera de EE. UU. Y México y de encontrar sistemas israelíes instalados a cada paso, el autor Todd Miller y yo fuimos a investigar a Israel como la industria de seguridad nacional más grande del mundo. La industria de armas de Israel es el doble del tamaño de su colega estadounidense en las exportaciones per cápita y emplea a un porcentaje de mano de obra nacional el doble que Estados Unidos o Francia, dos de los principales exportadores mundiales de armas.

Durante nuestro viaje del 2016, no nos llevó mucho tiempo concentrarnos en algunos de los industriales más emprendedores de Israel que nos contaron cómo lo hacen mientras controlan un área aproximadamente del tamaño de Nueva Jersey.

En nuestro primer día allí, mientras asistíamos a una conferencia anual de aviones no tripulados, conocimos a Guy Keren, el carismático y joven CEO de una firma de seguridad nacional israelí llamada iHLS. iHLS había organizado la conferencia de drones.

Varios días después, nos sentamos con Keren en la entonces nueva sede de iHLS en la ciudad costera mediterránea de Raanana, conocida por su parque industrial de alta tecnología. Hablamos con él en la sala de conferencias sobre el laboratorio de computación de su compañía.

Debajo de nosotros, grupos de tecnólogos golpeaban con entusiasmo sus teclados. Este complejo Lighthouse, indicó Keren, podría albergar hasta 150 nuevas empresas.

Keren explicó cómo la Franja de Gaza le brinda a Israel, y a iHLS, una ventaja competitiva sobre otros países debido a las oportunidades en tiempo real de probar nuevos productos durante todo el año. Israel se ha ganado el apodo de “nación de nueva creación” entre las élites empresariales de todo el mundo.

Placa de petri humana

Le preguntamos a Keren por qué es que la industria tecnológica de Israel se desempeña a un nivel sorprendente de productividad, especialmente en el sector militar.

“Porque estamos revisando nuestros sistemas en vivo”, explicó. “Estamos en una situación de guerra todo el tiempo. Si no está sucediendo en este momento, sucederá en un mes”.

“No se trata sólo de construir la tecnología” y de tener que esperar años para probar los sistemas, nos comentó Keren. El secreto del éxito del sector de tecnología israelí, explicó, reside en “operar la tecnología más rápido que cualquier otro país en situaciones reales”.

Keren no es el primero en hacer esta conexión. Gaza es ampliamente percibida como una placa de Petri humana (para mejorar la capacidad de matanza y cultivar métodos de represión) entre los promotores y moderadores de los sectores militares y de alta tecnología israelíes.

Cuando Roei Elkabetz, brigadier general del ejército israelí, se dirigió a una convención de especialistas en tecnología de control de fronteras de 2012 en El Paso, Texas, expuso una fotografía del muro, construida por Magal Systems, que aísla Gaza del mundo exterior.

“Hemos aprendido mucho de Gaza”, señaló. “Es un gran laboratorio”.

Leila Stockmarr, una académica danesa, ha asistido a los mismos tipos de exposiciones de seguridad israelíes que Todd Miller y yo. “Para la mayoría de los representantes de las empresas armamentista que entrevisté, es fundamental para las capacidades militares y policiales de vanguardia de Israel que las nuevas piezas de tecnología sean desarrolladas y probadas en una situación concreta de control de una población, como en la Franja de Gaza “, escribe en su ensayo de 2016, “Más allá de la tesis de laboratorio: Gaza es como un cinturón de transmisión para la guerra y la tecnología de seguridad”.

Afinación fina en tiempo real

Como señaló un representante de una importante empresa de seguridad a Stockmarr: “Una vez que el ejército israelí ha realizado una orden y luego del despliegue inicial en el campo, a menudo se ponen en contacto con los departamentos técnicos de la empresa con demandas de correcciones y ajustes basados ​​en la experiencia. Por lo tanto, cada vez que el ejército utiliza la tecnología israelí HLS (seguridad nacional), la prueba automáticamente. Las empresas se benefician enormemente de esto y cada vez que se hace una nueva orden, esta retroalimentación  en el campo de batalla se inyecta para mejorar el proceso de licitación y garantizar la calidad y efectividad”.

Excepcionalmente para la industria armamentista de un país, Israel tiene un laboratorio en un territorio que ocupa, la Franja de Gaza, muy cerca de las instalaciones de producción de sus armas y tecnología de vigilancia. El trabajo en la Franja de Gaza, como Stockmarr señaló en 2016, ayuda a las empresas a generar y refinar nuevas ideas y afinar las líneas de productos.

En abril de 2018, Saar Koursh, entonces presidente de Sistemas Magal, un competidor en las licitaciones propuestas por el Presidente Donald Trump para la infraestructura de vigilancia en la frontera de EE.UU-MÉXICO, incluso informó que habiendo descrito a Gaza como una “sala de exposición” para “cercas inteligentes”, “algunos clientes” de la compañía apreciaron que los “productos se estén probando en terreno”.

Stockmarr señala que los propios palestinos en Gaza desempeñan un papel en la fase de prueba, realizando una “parte crucial” de este ciclo de la industria de seguridad nacional: “Para evaluar un producto determinado, la inclusión sistemática de las respuestas de las poblaciones seleccionadas a las nuevas tecnologías de seguridad, son cruciales para los compradores extranjeros”.

Muchos productos se venden a clientes globales con la idea, al menos si el margen de beneficio es algo por lo que hay que pasar. “Las acciones negociadas en Estados Unidos de Magal saltaron a fines de 2016 cuando Trump habló de un muro fronterizo mexicano”, según Bloomberg.

Y durante el primer mes del ataque de Israel contra Gaza en 2014, el precio de las acciones de la firma de armas más grande de Israel, Elbit Systems, aumentó un 6,1%. Más de 2.200 palestinos murieron en ese ataque.

Un experimento sin fin

Este año, desde que comenzaron las protestas de la Gran Marcha de Retorno el 30 de marzo, la última línea de aviones no tripulados de control de multitudes israelíes, hacen su debut en Gaza incluyendo uno que lleva un nombre muy apropiado “Mar de lágrimas”, este avión no tripulado comercialmente producido por China fue modificado por la policía israelí. Descarga gas lacrimógeno en las multitudes humanas que se encuentran debajo, y el Shocko Drone libera “agua de mofeta” sobre los manifestantes.

El ministerio de salud de Gaza ha observado en los últimos seis meses los efectos humanos de las “balas de mariposa” de Israel, que explotan en el impacto. Estas son algunas de las balas más letales que Israel ha usado.

El personal de Médicos Sin Fronteras trató lesiones parecidas a balas de mariposa en el 50% de los más de 500 pacientes que trataron durante las protestas.

Muchos de los civiles palestinos que no murieron en las manifestaciones, resultaron heridos gravemente, ganando las balas mariposa un nuevo lugar en la larga historia de las prácticas de los militares israelíes de “dispara para mutilar”, que detalla Jasbir K. Puar en su libro, The Right to Maim: Debility, Capacity, Disability.

Hasta el 1 de octubre, más de 150 palestinos han sido asesinados en la Gran Marcha del Retorno, incluidos más de 30 niños. Además más 10.000 han sido heridos, la mitad de ellos por fuego vivo.

Mientras tanto, en el parque industrial de Raanana, Keren y su personal en las oficinas con aire acondicionado de iHLS están ocupados desarrollando a los siguientes jugadores en la industria de armamentos de Israel, actualizando sus sistemas y ampliando sus márgenes de ganancias.

(Fuente: Palestina Libre / Autor: Gabriel M. Schivone)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *