Cádiz: Pescadores de Barbate se encierran en el ayuntamiento de la localidad para llamar la atención de su situación y exigir ayudas

Trabajadores del mar de Barbate (Cádiz) se encerraron el pasado martes en su ayuntamiento (foto adjunta).  Este encierro representa el inicio de una serie de movilizaciones que sirvan de medida de presión a las instituciones para que entre en vigor el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos que les permita volver a faenar y exigir que se puedan solicitar las ayudas por el parón de la actividad. Para este viernes convocan una manifestación.

Califican su situación como de “necesidad”. El cese de la actividad provocado por las negociaciones y la falta de entra en vigor del nuevo acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos tiene en los pescadores de Barbate a unos de sus principales colectivos perjudicados. Para llamar la atención acerca de esta situación, trabajadores del mar de esta localidad gaditana han iniciado una serie de acciones reivindicativas.

Como inicio, se han encerrado en el Ayuntamiento de Barbate. Mientras, Gobierno y empresarios del sector negocian sobre la posible puesta en marcha de la convocatoria ayudas al sector. “Me imagino que hablarán del tema del tratado de pesca con Marruecos y de las ayudas”, señala José Pérez, representante de la Asociación Libre de Trabajadores, quien se lamenta que no pueda tener más datos porque en dicha reunión no está presente “la voz de los trabajadores”.

El anterior acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos finalizó el pasado 14 de julio. A pesar de existir ya un acuerdo para un nuevo convenio, aún está pendiente de su aprobación por parte del Parlamento Europeo y ratificación posterior por parte de Marruecos.

El hecho de no haber podido salir a faenar prácticamente durante todo el verano está teniendo ya consecuencias palpables para estos estos pescadores apunta José Pérez, quien advierte que “pa ra desconvocar las protestas nos tienen que garantizar que todos los trabajadores van a cobrar las ayudas con cargo al Estado, el tiempo que estén parados”.

“La gente no tiene dinero para comer”, avisa vehemente el representante de la ALT. Se da además la circunstancia que la parada biológica en el caladero del Golfo de Cádiz se produce el 31 de noviembre, lo que conlleva otros dos meses sin faenar. José Pérez se pregunta: “¿Por qué esos trabajadores tienen que comer de su desempleo?”.  Hace referencia a que cuando se producen temporadas de cese de la actividad por razones de sostenibilidad de los caladeros, los trabajadores quedan en situación de desempleo y la prestación se convierte en el sustento familiar. El alcalde de Barbate, Miguel Molina, apunta en la misma dirección: “E l gobierno les obliga a parar, pero se hace de una manera errónea, ya que les obliga a tirar de sus prestaciones sociales”. Entiende que estos “parones” deben ser subvencionados.

El consistorio barbateño se ha posicionado a favor de las reivindicaciones de estos trabajadores. El propio alcalde afirma que el ayuntamiento no tiene competencias en este ámbito, pero que “está abierto para ellos todo el tiempo que necesiten”.

“Son más de 300 familias que lo están pasando mal. Muchos tiran de las tiendas, que les van dando de fiado, de los negocios de toda la vida, de quienes les pueden ir cubriendo”, afirma el alcalde, que traslada las consecuencias de esta situación a la escala local: “300 familias que dejan de estar consumiendo se nota en la economía del municipio”. Miguel Molina añade que “si el gobierno y Europa plantean cargarse el sector pesquero o el acuerdo de pesca con Marruecos en un futuro, que planteen alternativas”.

La Asociación Libre de Trabajadores y el Sindicato Andaluz de Trabajadores han convocado una manifestación el próximo día 5 de octubre, al mediodía, desde el ayuntamiento barbateño hasta el puerto de la localidad, como otra medida para llamar la atención sobre la situación del colectivo.

Entre las principales reivindicaciones que han motivado el encierro de los marineros se encuentran aspectos como que las ayudas para las paradas biológicas sean costeadas directamente por el Estado o la Unión Europea y “no con el desempleo de los marineros como sucede ahora, donde se dan situaciones como la de que los que no tienen suficiente tiempo cotizado pueden pasar dos meses sin llevar un euro a sus casas”, ha detallado el portavoz municipal de IU en Barbate, Luis García Perulles.

Asimismo, los marineros reclaman poder sentarse con los armadores a negociar condiciones de trabajo dignas, tales como “un salario, al menos, equivalente a sus bases de cotización, de las más bajas del Estado”, ha abundado Perulles, quien ha explicado que “en tercer lugar, reclaman conocer el punto en que se encuentran las ayudas a la parada del caladero marroquí, así como cuándo entrará en vigor el acuerdo pesquero”. Respecto a este último apartado, el portavoz municipal de IU ha indicado que “los marineros apuestan más que por las ayudas, porque los barcos agoten sus cuotas de capturas en el caladero del Golfo de Cádiz”.

(Fuentes: El Salto / La Voz del Sur)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *