El “cambio progresista”: EEUU usa la base de Zaragoza para su guerra encubierta contra Siria. El Gobierno admite su autorización

El ejército estadounidense lleva seis meses utilizando la base aérea de Zaragoza, y seguirá haciéndolo, para sus operaciones militares en la guerra de Siria, según ha admitido la ministra de Defensa, Margarita Robles, en una respuesta parlamentaria al diputado de En Comú Podem Félix Alonso.

“En la Base Aérea de Zaragoza se ha autorizado, con carácter temporal, el despliegue de tres aviones cisterna de abastecimiento en vuelo KC135”, señala la ministra, que asegura que el Gobierno español concedió la autorización “sin que dicho traslado responda a necesidades de ninguna misión u operación en concreto”.

Sin embargo, y a pesar de esa falta de concreción, los aviones nodriza, cuyo despliegue incluye además de las tripulaciones a un centenar de militares que se encargan de su mantenimiento, están siendo utilizados desde el mes de abril para abastecer en vuelo a los cazabombarderos estadounidenses que despliegan incursiones militares en Siria.

De hecho, está confirmada la participación de dos de ellos en los ataques que EEUU, Rusia y Reino Unido desataron sobre ese país el 13 de abril como represalia por el supuesto uso de armas químicas contra la población civil por las fuerzas de Bachar El Asad.

“Van a tener que explicarlo”

El uso de la base de Zaragoza no supone una participación directa de España la guerra de Siria, aunque sí sitúa al país en el eje de un conflicto bélico a cuyo margen se había mantenido hasta ahora.

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha pedido la comparecencia de Robles ante la Comisión de Defensa del Congreso para aclarar por qué esos aviones “van a proseguir utilizando la Base Aérea de Zaragoza más allá de la autorización temporal de seis meses concedida por obras en la base de Morón”, así como para que especifique “las misiones militares en el exterior en que estos efectivos estarían implicados”.

El complejo zaragozano fue elegido por EEUU al encontrarse en obras las andaluzas de Rota y de Morón, señala la ministra, aunque algunas fuentes apuntan a que el motivo de la elección tiene más que ver con las mayores prestaciones logísticas de esa base frente a otras de las que dispone el ejército estadounidense en Europa.

La base zaragozana dejó de ser de utilización conjunta para EEUU a mediados de 1992, un año después de que su uso en la primera guerra de Irak provocara protestas y movilizaciones ciudadanas en Zaragoza.

La presencia de los aviones nodriza también causó la reacción del ayuntamiento, cuyo alcalde, Pedro Santisteve, dirigió al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una carta en la que le pedía explicaciones. “Está en juego nuestra dignidad como pueblo de paz y como pueblo soberano”, escribía el edil, para quien “que hoy partan de nuestro territorio aviones a guerras que nuestro pueblo rechaza es, cuanto menos, motivo de desasosiego para todos y todas las demócratas”. Sigue esperando la respuesta.

“Llevan seis meses utilizando la base, y no aclaran si es algo provisional o definitivo”, señala Alonso. “No hay por qué esconderlo, pero sí van a tener que explicarlo”, añade.

La “plena capacidad de control” de España sobre EEUU

Robles asegura en su respuesta que “todos los vuelos” de esas tres aeronaves que despegan o aterrizan en territorio estatal o sobrevuelan su espacio aéreo “son conocidos por las autoridades españolas”, a las que atribuye “una plena capacidad de control sobre el uso por EEUU de las autorizaciones concedidas”. Los dos gobiernos, añade, “intercambian de forma continuada información sobre el uso de las bases”.

La autorización para los aviones nodriza “se comenzó a tramitar a finales de 2017”, con el Gobierno de Mariano Rajoy, y el permiso “se ajusta a las condiciones del Convenio de Cooperación para la Defensa” entre EEUU y España, sostiene el actual ejecutivo. Ese acuerdo, “si bien contempla el uso de las bases de Morón y Rota para estacionamiento de unidades de las Fuerzas Armadas de los EEUU, prevé la utilización de otras bases previa autorización, tal y como se ha realizado en este caso”.

“La misión de esos aviones es proporcionar apoyo logístico conforme a los compromisos asumidos en virtud del convenio”, los cuales, “responden a la seguridad mutua de EEUU y España y de sus aliados”, anota la ministra.

(Fuente: Público / Autor: Eduardo Bayona)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *