Catalunya: Los barceloneses plantan cara a la provocación españolista policial. 24 heridos y seis detenidos entre los antifascistas (vídeos)

La manifestación del sindicato de policías españoles Jusapol en Barcelona ha fracasado al no haber convocado a más de 3000 personas -esperaban 10.000- y no han conseguido llenar ni la mitad del círculo central de la plaza de Catalunya. El que tenía que ser un autohomenaje a los agentes que participaron en la represión violenta a la jornada del 1-O ha pinchado, y mucho si se compara con otras concentraciones protagonizadas por agentes de la orden en el resto del Estado en demanda de mejoras salariales.

Aunque la manifestación estaba convocada hacia las 12 del mediodía, des de las 10:15 decenas de personas se han reunido ante la comisaría del Cuerpo Nacional de la Policía, en la Via Laietana. Lo han hecho bajo el lema de una mejora salarial pero a nadie se le escapa que tras esta reivindicación sindical había un intento de hacer alarde de la unidad de España y de homenajear a los agentes de la policía española y de la guardia civil que participaron en las cargas policiales del 1-O; al final de la concentración se les ha hecho una acto de reconocimiento.

De nada ha servido el esfuerzo de Jusapol por hacer llegar compañeros de Valencia, Sevilla, Zaragoza o Zamora; la convocatoria, que en Via Laietana parecía exitosa -los concentrados se han repartido- se ha mostrado tal como era -escasa- al llegar a Plaza Cataluña.

El independentismo no se ha encogido ante la manifestación convocada por el sindicato policial Jusapol este sábado en la Vía Layetana. Más de 6.000 independentistas han llenado la plaza Sant Jaume y las calles del centro de Barcelona para impedir la llegada de los agentes españoles delante del Govern de la Generalitat. La cifra de los policías españoles, que ha sido de 3.000 participantes según la Guardia Urbana, no se ha acercado la de los 10.000 agentes que esperaban.

Antes de que la concentración de Jusapol empezara a avanzar por la Vía Layetana, centenares de independentistas liderados por los CDR y Arran -formación integrada en la CUP- han accedido en la Vía Layetana con el objetivo de llegar hasta la posición de los agentes españoles, hecho que ha obligado a los Mossos a crear un contundente cordón policial que impidiera el choque entre las dos movilizaciones. Ha sido en este momento cuando se han vivido las primeras cargas de la policía catalana contra los independentistas, a lo que han respondido con el lanzamiento de pintura de que ha dejado completamente bañados de colores los agentes y los vehículos policiales. Por este motivo, tanto la CUP como los CDR, han pedido por enésima vez la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch.

El Sistema de Emergencias Médicas ha informado que ha atendido a 10 personas y el Centro para la Defensa Derechos Humanos (IRIDIA) ha denunciado mala praxis de los Mossos a la hora de cargar, asegurando que han herido en la cabeza a varias personas.

(Los Mossos protegiendo en todo momento a los españolistas de la indignación popular)

Con la protección del cordón de los Mossos, los manifestantes de Jusapol han subido por Vía Layetana hasta llegar a la plaza Catalunya. Entre la indumentaria de los agentes se han visto máscaras espartanas, escudos con los logotipos del CNP y la Guardia Civil, banderas españolas y algunas otras comunidades autónomas y caras pintadas con los colores corporativos de los dos cuerpos españoles. Entre los presentes a la manifestación de Jusapol se han dejado ver al abogado de VOX que lleva la acusación popular contra los líderes independentistas, Javier Ortega, quien se ha declarado a favor “de ilegalizar los Mossos d’Esquadra porque se han convertido en una para policía”. También estaban presentes María de los Llanos de Luna, exdelegada del gobierno español en Catalunya por el PP, y dos parlamentarios de Ciutadans: Miguel Guitérrez y Jean Castel Sucarrat. Mientras tanto, se ha producido algún hecho aislado donde se encontraban los manifestantes independentistas que no se han movido de la plaza Sant Jaume, cuando una mujer ha provocado a los convocados haciendo saludos fascistas.

Una vez en plaza Catalunya, varios representantes de Jusapol han reivindicado la actuación de los agentes de la policía española y la Guardia Civil durante el referéndum del 1-O: “Defendimos el orden constitucional”. Coincidiendo con el final de los actos de los agentes españoles, los independentistas han conseguido romper los cordones que los Mossos habían formado en los accesos próximos a la plaza Catalunya y la han rodeado, hecho que ha provocado algún incidente entre ellos y los españolistas. Finalmente, a través de un pasadizo formado por la policía catalana, los manifestantes de Jusapol han podido salir del centro de Barcelona.

A lo largo de la mañana se han registrado cargas de los Mossos d’Esquadra en la plaza del Ángel cuando| los manifestantes, espoleados por Arran y los CDR, han intentado llegar al lugar donde se concentraban los policías españoles convocados por Jusapol. El lanzamiento de pintura a los agentes de los Mossos que impedían los manifestantes provenientes de plaza Sant Jaume subieran por la Vía Layetana. Mientras un cordón policial de los Mossos impedía, que un grupo de manifestantes independentistas accediera a la Via Laietana, otro cordón, el de la organización, ha evitado que los españolistas salieran de su recorrido.

A lo largo de la manifestación se han vivido varios momentos de tensión, especialmente en la calle Fontanella, donde un reducido grupo de antifascistas les ha recibido al grito de “No pasarán” y “las calles serán siempre nuestros”. La tensión se ha intensificado en llegar a Plaza Cataluña; aquí el cuerpo de Mossos lo ha tenido más difícil para establecer el cordón policial. Algunos exaltados se han enfrentado a los independentistas llamándolos “nazis” y haciéndoles la señal de cortarles el cuello.

Seis detenidos y veinticuatro personas heridas, todos ellos de la contramanifestación antifascista, es el balance provisional de las cargas de Mossos d’Esquadra en la Vía Laietana en la manifestación “antifascista” e independentista contra la marcha del sindicato Jusapol de homenaje a los policías del 1-O.

La acometida de la policía catalana se ha producido después de un lanzamiento masivo de tarros de pintura en los agentes situados al cordón de la Vía Layetana. Minutos después se ha producido una segunda carga policial en la zona de la estación de Jaume I. En el tramo final de la manifestación de Jusapol también se han producido momentos de tensión, golpes de porra, carrerillas y también alguna carga en Passeig de Gràcia, Urquinaona y Ronda Sant Pere.

La CUP ha pedido la dimisión inmediata del conseller de Interior, Miquel Buch, por las cargas policiales a la manifestación “antifascista” e independentista contra la marcha del sindicato Jusapol. Además, han pedido al presidente Quim Torra que dé explicaciones públicas en nombre del Govern.

En declaraciones a los medios de comunicación, el diputado de la CUP Carles Riera ha asegurado que “las mismas personas que el 1-O defendieron las escuelas y que hoy se movilizaban contra el fascismo, han sido víctimas de la misma violencia policial por parte de los Mossos”. La formación considera que Buch ha estado el “responsable político” y, por eso, piden su dimisión. Riera también ha exigido al Govern que explique “por qué avalan la intervención violenta de hoy” y los ha acusado d”‘d’haver permitido una manifestación para celebrar la represión del 1-O”.

Desde la formación, han valorado positivamente la manifestación independentista y han afirmado que ha sido “masiva y ejemplar”. Con respecto al lanzamiento de pintura por parte de los manifestantes a los Mossos, Riera ha asegurado que se trataba “de una acción creativa y no violenta”. “Rehusamos cualquier acusación de agresividad”, ha concluido.

(Fuente: El Nacional.cat / Autores: Marc González y Gisela Rodríguez)

Vídeos:

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *