Puerto Rico conmemora el levantamiento del Grito de Lares entre llamamientos a la unidad y la refundación de la lucha independentista

Puerto Rico conmemoró este domingo el 150 aniversario del Grito de Lares, que significó el primer gran levantamiento contra la presencia colonial española y marcó el inicio de la primera República en la historia de la nación.  Los acontecimientos conmemorados ocurrieron el 23 de septiembre de 1868, encabezados por los revolucionarios Ramón Emeterio Betances y Segundo Ruiz Belvis. La revuelta, organizada por Betances, conocido como “El padre de la patria” de Puerto Rico, y Ruiz Belvis fue el momento en el que los revolucionarios puertorriqueños proclamaron la República de Puerto Rico contra España en Lares. Aunque fue sofocado rápidamente, en tan sólo un día, fue el primer gran levantamiento del pueblo puertorriqueño contra el Gobierno español y representa el nacimiento del movimiento independentista de Puerto Rico.

La refundación de la lucha y la unidad de los diversos sectores independentistas puertorriqueños, predominó hoy en la conmemoración del 150 aniversario del Grito de Lares, en el centro montañoso de Puerto Rico. En la localidad de dicho nombre. Durante el evento también se recordó el paso del huracán María por la isla (2017) y comenzó con el desfile de los Cadetes de la República, una misa y el cambio de banderas en la plaza de Lares, en el centro oeste de la isla.

Uno de los principales oradores en la celebración fue el líder independentista Oscar López Rivera, quien permaneció casi 36 años en cárceles de EE.UU. En su discurso, López Rivera recalcó que no se va a lograr un Puerto Rico libre “a menos que cada uno de nosotros estemos dispuestos a lucharla”. “No debemos jamás entregar esta patria a aquellos que nos han colonizado”, agregó, al tiempo que animó a luchar “hasta el último suspiro por una patria libre y soberana”, dijo. Durante su primera participación en la conmemoración del Grito de Lares, López Rivera ratificó que una de las claves para llegar hasta esa situación es “liberar nuestras mentes colonizadas”.

El senador Juan Dalmau Ramírez propuso refundar la lucha independentista, al intervenir en los actos de exaltación de la gesta patriótica del 23 de septiembre de 1868, cuando se proclamó la primera República de Puerto Rico, entonces contra la dominación colonial española. “Hace 50 años, en esta Plaza de la Revolución, se unió el independentismo puertorriqueño para conmemorar el centenario del Grito de Lares, cien años del alumbramiento de la Patria, y en aquel momento los patriotas que ocuparon esta tribuna ofrecieron esperanza y optimismo; hoy venimos, medio siglo después, viendo el horizonte más claro”, expuso.

El secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) aseveró en el acto, dedicado a las prisioneras boricuas en cárceles estadounidenses Ana Belén Montes y Nina Droz Franco, que “gracias a esos patriotas que nos precedieron, venimos a una refundación de la lucha por la independencia, (cuando) el momento es propicio y el optimismo fundado”. Propuso como reglas supremas de la refundación mantener la identidad propia, no diluirse ni dispersarse; no convertirse en un movimiento folclórico ni en apéndice de movimientos o figuras que no representan la independencia.

“El independentismo tiene siempre que mantener una cohesión organizativa, dispuesto a responder en el momento oportuno, como ha sabido hacerlo históricamente contra el colonialismo y sus variantes y contra el anexionismo; debe mantener la cohesión ideológica y el norte definido hacia la independencia”, dijo al aclarar a los más jóvenes que a 150 años del Grito de Lares, ‘no hay atajos, ni debemos desviarnos con cantos de sirenas’.

En una intervención previa, el Ejército Popular Boricua (EPB-Macheteros) instó a combatir el reformismo, mientras que en el acto central el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) advirtió la necesidad del pueblo puertorriqueño de ejercer su soberanía.

“La coyuntura actual nos obliga a la necesidad de construir unos puntos mínimos de encuentro para juntarnos y convocar a la construcción de un proyecto de país basado en la independencia”, dijo Joselyn Santos Valderrama, dirigente del MINH. Recordó que en la conmemoración de la gesta patriótica en 1973, el dirigente socialista Juan Mari Brás (1927-1910) alertó que ‘este país no va a ser libre, independiente, si los independentistas no nos disponemos a trascender los atavismos tribales’.

“Hoy, ya hace 45 años, el discurso de Mari Brás sigue vigente y el independentismo en Puerto Rico sigue teniendo la misma necesidad de crear espacios comunes donde prevalezca el diálogo y propuestas que nos lleven a consolidar un instrumento político que se convierta en la carpa amplia del independentismo”, dijo Santos Valderrama.

Con el llamamiento a forjar la unidad coincidió el presidente del Partido Nacionalista de Puerto Rico, Gerardo Lugo Segarra, con el propósito de que entre las distintas organizaciones elaboren un modelo de economía sustentable que permita que la isla sea independiente. “Cambiemos nuestra actitud, no nos dejemos manipular más, comprendamos que la transformación, la revolución, comienza adentro. Si no nos revolucionamos nosotros mismos, no se revoluciona el mundo’, expresó el dirigente nacionalista.

El combatiente izquierdista Oscar López Rivera, quien pasó 36 años encarcelado en Estados Unidos, igualmente convocó a un punto de entendimiento entre los diversos sectores que luchan por la construcción de un Puerto Rico soberano, fuera de las garras del imperialismo yanqui. López Rivera, quien participaba por primera vez en la conmemoración del Grito de Lares, se mostró firme en la necesidad de avanzar hacia el objetivo común de la libertad de la patria.

El también exprisionero político Norberto González Claudio manifestó, a nombre del Partido Revolucionario de los Trabajadores Puertorriqueños (PRTP-Macheteros), que es necesaria la unidad en la diversidad de todas las fuerzas revolucionarias de la nación borincana.

Varios de los oradores destacaron la figura del histórico Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz y la vigencia de su pensamiento, además de agradecer a Cuba la permanente solidaridad con Puerto Rico. agp/nrm

El académico José Che Paralitici explicó que laconmemoración de la gesta que ahondó las raíces de la nacionalidad puertorriqueña frente a la dominación española, se produce en un momento en que el pueblo está convencido de que ‘esto no aguanta más’, en referencia al colonialismo estadounidense. “Este es un Grito de Lares que proclama la dignidad y el coraje por lo que está sufriendo Puerto Rico con esta crisis doble de la política colonial y la manera que se ha tratado al pueblo frente al huracán María”, dijo el historiador.

Paralitici consideró que, además del aspecto histórico de la gesta revolucionaria contra el colonialismo español y el absolutismo, junto a honrar a los héroes y mártires, este Grito de Lares ha permitido denunciar la forma en que Washington ha tratado a Puerto Rico ante la tragedia del ciclón María y a lo largo de su dominación colonial desde 1898. “Nos anima a nosotros los puertorriqueños y en particular a los independentista, la realidad de que esto no aguanta más, por lo que la campaña para un Lares multitudinario, con miles y miles de personas al estilo que de los años postcentenario, se percibió desde temprano”, afirmó

Paralitici, que alcanzó notoriedad como dirigente de Todo Puerto Rico con Vieques, que forzó la salida de la Armada de Estados Unidos de esa isla el 1 de mayo de 2003, apuntó que al desembocar en el 150 aniversario de la efeméride, ha habido un movimiento como hacía años que no se veía en torno a Lares.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *