Las 10 cláusulas que contienen el Acuerdo firmado entre la Federación Rusa y el Estado Turco sobre la región siria de Idlib

El canal de Al Mayadeen TV obtuvo una copia del acuerdo ruso-turco firmado por el presidente Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan durante la cumbre sobre Siria, celebrada en la ciudad rusa de Sochi el 17 de septiembre.

Las 10 cláusulas del acuerdo incluyen el compromiso de ambas partes  de expulsar a los militantes terroristas de la zona desmilitarizada antes del 15 de octubre  y retirar las armas pesadas en la región para del 10 del propio mes. Además, los dos lados, según el acuerdo, se comprometieron a trabajar para asegurar la reanudación del tráfico en las carreteras que unen Alepo con Lattakia y con Hama antes de finalizar el año.

El documento se refería a la activación del trabajo en el Centro de Coordinación Conjunta entre Rusia, Irán y Turquía, así como el compromiso de combatir el terrorismo en todas sus formas.

Texto íntegro de las 10 cláusulas:

1.- Se trabajará para preservar la Zona de Distensión en Idlib, los puestos de observación turcos se fortalecerán para continuar su actividad.

2.- La Federación de Rusia tomará todas las medidas necesarias para garantizar que se eviten las operaciones militares y los ataques contra Idlib, y que se mantenga el statu quo.

3.- Se establecerá una zona desmilitarizada con una profundidad de 15-20 kilómetros en laZona de Distensión. (Ver mapa adjunto)

4.- Las líneas precisas de la zona desmilitarizada se determinarán a través de negociaciones ulteriores.

5.- Todos los grupos terroristas extremistas serán expulsados  de la zona desmilitarizada antes del 15 de octubre.

6.- Todos los tanques, lanzacohetes, artillería y morteros pertenecientes a todas las partes del conflicto serán retirados de la zona desmilitarizada antes del 10 de octubre.

7.- Las fuerzas armadas turcas y la policía militar de la Federación de Rusia realizarán patrullajes coordinados y operaciones de vigilancia con vehículos aéreos no tripulados a lo largo de la zona desmilitarizada con miras a garantizar la libre circulación de población local y bienes, y el restablecimiento de las relaciones comerciales y económicas.

8.- Reanudar la circulación y el tránsito en las carreteras M-4 que conecta Alepo con Lattakia, y M-5, que conecta Alepo con Hama antes del fin de 2018.

9.- Se tomarán medidas efectivas para garantizar un régimen de alto el fuego sostenible en laZona de Distensiónen Idlib. En este contexto, se fortalecerán las funciones del Centro de Coordinación Conjunta Irán-Rusia-Turquía.

1º.- Las dos partes reiteraron su determinación de combatir el terrorismo en Siria en todas sus formas y aspectos.

Eliminar el terrorismo en Siria el objetivo del acuerdo

En conferencia de prensa conjunta con su homólogo bosnio Igor Tserinadhak, el Ministro de Asuntos Exteriores ruso Lavrov afirmó que el acuerdo sobre Idleb no es una solución definitiva, sino una transición y un paso necesario para la solución de la crisis en Siria, que debe ser resuelta políticamente. El objetivo del acuerdo sobre Idleb, anunciado en Sochi, es eliminar el terrorismo en Siria, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov.

Lavrov declaró que el acuerdo sobre Idleb no es una solución definitiva, sino una transición y un paso necesario para la solución de la crisis en Siria, que debe ser resuelta políticamente. El diplomático ruso señaló que ese acuerdo es un paso necesario porque permitirá prevenir el bombardeo continuo de los terroristas de la zona, aliviar la tensión en Idleb para las fuerzas sirias y la sede rusa de Hmeimim.

Lavrov hizo también hincapié en la necesidad de la retirada de todos los terroristas del Frente al Nusra del área estipulada por el acuerdo para mediados de octubre próximo. En cuanto a las amenazas de la coalición internacional, el Lavrov dijo que Estados Unidos debería detener sus operaciones al este del río Éufrates.

Moscú y Damasco congelaron ofensiva en Idlib para impedir un ataque occidental

Moscú y Damasco congelaron la operación militar en Idlib con el fin de desinflar los preparativos estadounidenses para un ataque contra Siria. En la noche del martes al miércoles entre el 18 y el 19 de setiembre, cuatro aviones israelíes allanaron unas posiciones militares sirias en la zona de Latakia provocando la caída de varios mártires y heridos sirios, y también el derribo de un avión ruso que transportaba a bordo 15 militares rusos que laboran en Siria.

Este acontecimiento tuvo lugar pocas horas después de que concluyera la cumbre de Sochi entre el presidente ruso Vladimir Putin y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Ambos llegaron entre ellos a un acuerdo para detener la operación militar en Idlib, que el ejército sirio se estaba preparando para librarla con el fin de restaurar la soberanía del estado en toda la región de Idlib, última área en la que se concentran los grupos armados que combaten contra el Estado sirio.

La incursión israelí fue acompañada de un buque de guerra francés frente a las costas sirias, que fue acusado por Siria de participar en el ataque contra las posiciones sirias, algo que fue negado por el Ministerio de Defensa francés.

A pesar del anuncio del presidente Putin diciendo que la caída del avión ruso y de los soldados rusos se produjeron  como resultado una serie de acontecimientos desafortunados, como él decía, pero en el contexto de los acontecimientos, no podemos separar estos mismos factores unos de los otros, sobre todo después del anuncio del Ministerio de Defensa ruso cuando dijo que los aviones de guerra israelíes que atacaron posiciones sirias se han escondido adrede y deliberadamente detrás del avión ruso, que fue alcanzado por un misil sirio, dirigido contra el agresor israelí.

Tomando en cuenta lo anterior, el ataque israelí se produce en el contexto de los ataques perpetrados por la fuerza aérea sionista contra Siria con consentimiento estadounidense y con el fin de enviar mensajes a Siria y sus aliados de que no  se puede resolver la crisis siria sin los Estados Unidos, hecho que Damasco ha rechazado hasta ahora. Los últimos mensajes rechazados por Damasco han sido demandas de seguridad, económicas y políticas hechas por una delegación de seguridad estadounidense que visitó Damasco en junio pasado.

(Fuente: Al Mayadeen)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *