Córdoba: CTA cifra en un 40% el seguimiento de la huelga de trabajadores municipales y la califica de éxito. El gobierno local en el 16%

Trabajadores del Ayuntamiento han secundado este martes la huelga convocada por el sindicato CTA “contra las privatizaciones” que, denuncian, se quieren llevar a cabo en el consistorio. Varias decenas de trabajadores se han concentrado frente al Ayuntamiento al inicio del paro y han subido hasta las puertas del Salón de Plenos donde discurría la sesión ordinaria de septiembre en esos momentos. Gritos de “privatización es corrupción”, “esta izquierda no nos representa” o “Pernichi dimisión”, en alusión a la delegada municipal de Infraestructuras, se podían escuchar mientras los concejales seguían el curso del Pleno.

El responsable de CTA, Francisco Moro (levantando el puño en foto adjunta), alertaba del “peligro” que corren, en su opinión, servicios municipales como el área de Infraestructuras o el de Recaudación, entre otros. El sindicato CTA en el Ayuntamiento de Córdoba ha convocado esta huelga “en contra de las privatizaciones, de la desaparición del Área de Infraestructuras y de la negativa a la negociación del convenio colectivo” y sobre la que hay acuerdo en cuanto a los servicios mínimos.

En una nota, el sindicato advertía en su momento de que “si no hay una mayoría de trabajadores y trabajadoras que hagan la huelga, la responsabilidad de que los servicios públicos se privaticen no será solo del gobierno municipal, sino que recaerá también en aquellos que no hayan ejercido las medidas de protesta necesarias para impedir ese desmantelamiento y esas privatizaciones”.

Como era de esperar -es todo un clásico a la hora de cifrar la participación en huelgas y manifestaciones si se ve desde el punto de vista de una u otra de las partes implicadas- los porcentajes del seguimiento del paro al que había llamado CTA ayer a los trabajadores municipales “contra la privatización del área de Infraestructuras” que dieron el sindicato y la Delegación de Recursos Humanos del Ayuntamiento están en las antípodas. CTA cifró en un 40% ese seguimiento a una huelga a la que estaban llamados más de un millar de empleados del Ayuntamiento, mientras que el porcentaje que dio Recursos Humanos fue del 16% .

La delegación presidida por David Luque informó de que, “tras recabar los datos en los distintos servicios, un 16% de la plantilla general ha secundado la huelga parcial convocada por el sindicato CTA desde las 10;30 a las 15:00 horas este martes 18 de septiembre. Esa información facilitada por la Dirección General de Recursos Humanos detalla que el seguimiento de la huelga parcial entre el personal de Infraestructuras fue del 27%. “No obstante -según precisó-, en el dato de seguimiento para el general de la plantilla municipal, que ha sido de un 16%, también se incluyen los empleados de Infraestructuras”.

La Dirección General de Recursos Humanos del Ayuntamiento insistió en que “si se compara el seguimiento de esta huelga parcial, convocada por el sindicato CTA para el 18 de septiembre de 2018, con los datos de la convocatoria de huelga parcial del 14 de junio de 2017 que suscribieron CTA y CGT, el porcentaje de la plantilla general que ha hecho huelga, es decir este 16% registrado hoy, ha sido siete puntos menos que el del seguimiento de la citada huelga parcial, que ascendió al 23,7%”.

Frente a estas informaciones, el portavoz de CTA, Francisco Moro, destacó que unos 375 trabajadores municipales acudieron a la manifestación que se había convocado dentro de la huelga “en contra de las privatizaciones, de la desaparición del área de Infraestructuras y de la negativa a la negociación del convenio colectivo”.

El sindicato CTA no sólo ha intentado interrumpir el Pleno municipal de esta mañana, sino que, además, tenía convocado para hoy una huelga en el Ayuntamiento en protesta por el proceso de privatización que también está aplicando el cogobierno de PSOE e IU. Según ha informado su portavoz y secretario provincial, Francisco Moro, la convocatoria estaba siendo seguida de “forma masiva”, calculamos que por el 40% de los trabajadores consistoriales, que en total suman 735 efectivos.

Según Moro, el éxito de esta convocatoria no es tanto por el poder de convocatoria que tiene el sindicato, que también, sino más por la conciencia de los propios trabajadores que saben que cada vez hay más personal en precario a jornada partida en muchos casos. “Nuestra responsabilidad como sindicato es la defensa del trabajador ante los problemas que se están produciendo, a pesar de que en teoría hay una mayoría de política de izquierdas en el Ayuntamiento, pero no se nota y el problema se concentra sobre todo en Infraestructuras”, ha indicado el sindicalista.

CTA fue el único convocante de una huelga de la que se descolgaron el resto de organizaciones sindicales con representación en el Consistorio. Moro insistió en que “hemos cumplido con nuestra responsabilidad como sindicato, convocando a los empleados y funcionarios municipales a una huelga para reclamar políticas de izquierdas, en beneficio de los trabajadores”. Y manifestó que en CTA están contentos con el seguimiento ya que el mismo “ha demostrado que nuestro sindicato tiene poder de convocatoria y, además, la mayoría” de los trabajadores han manifestado estar de acuerdo con los motivos de la huelga; no obstante es cierto que hay una desidia, como clase trabajadora, algo que se ha perdido en estos últimos años, pero CTA seguirá movilizándose”, puntualizó.

Según Moro, existe un estudio sobre la gestión de los servicios de Infraestructuras que “concluye que hay que disolver esa Delegación y pasaría su labor a manos de Sadeco”, además de que “ahora mismo hay una encomienda de servicio de la limpieza de los jardines que está de baja por una empresa privada con 700 euros de salario mensual”. La precariedad lleva, incluso, a servicios como el de la recaudación Municipal, donde las autoliquidaciones están ahora terminando las del año 2014, “porque no hay personal para desarrollarse”.

Moro ya recordó que la propuesta municipal “de privatización de área de Infraestructuras” tiene “todos los informes en contra” e incluso algunos técnicos se negaron a firmar los documentos de la comisión que se creó para decidir el futuro de la gestión de este área que está liderada por la delegada de Infraestructuras, Amparo Pernichi. Esa comisión sobre la gestión del área de Infraestructuras establecía la posibilidad de establecer la posibilidad de que parte de los servicios de Parques y Jardines que ya están privatizados se presten desde Sadeco previa subrogación de los trabajadores. CTA siempre ha defendido que esta medida supone “crear un chiringuito” ya que “no está demostrado” que la gestión que ahora se pretende sea más eficiente que la que ahora se está prestando.

(Fuentes: El Día de Córdoba / Córdoba Hoy / Cordópolis)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *