Guillermo (Willy) Toledo detenido. Su abogado denuncia que la policía y el juez de guardia le impidieron verlo. Ya en libertad provisional

El actor Guillermo (Willy) Toledo ha sido detenido este miércoles en su domicilio de Madrid, según ha avanzado CTXT, que cita al abogado del intérprete, Endika Zulueta.

El Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid dictó una orden de detención contra Toledo tras no acudir a declarar por una denuncia por supuesta vejación de los sentimientos religiosos. El actor pasará la noche en dependencias policiales el calabozo y será llevado este jueves ante el juez para que tome declaración.

“Me detienen. Se nos jodió el guateque. Vamos pallá. Poloniaaaaaaa”, con estas palabras anunciaba el perfil de Facebook del propio Toledo a las 18:00 horas que le había detenido la policía. Según las fuentes, el actor ha sido detenido a las 15.00 horas. El mensaje hacía referencia a Polonia Castellanos, presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos que está detrás de la denuncia.

. “Una persona va a pasar la noche en un calabozo por no explicar a un juez por qué escribe que se caga en Dios. ¿Estamos en la inquisición? En la España del siglo XXI la libertad de expresión hoy se encierra en un calabozo”, ha señalado su abogado tras conocerse la detención.

Toledo publicó en julio de 2017 un mensaje en su perfil de Facebook en protesta contra la decisión de una jueza de Sevilla de abrir juicio oral a tres mujeres que portaron una reproducción de plástico de una vagina de casi dos metros, una iniciativa que se bautizó como “la procesión del coño insumiso”.

“Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso”, escribió el actor en su perfil de la red social, tras lo cual Abogados Cristianos presentó su denuncia por supuesta vejación de los sentimientos religiosos.

También en Facebook, Toledo anunció hace dos días que no se iba a entregar y que llevaría su acto de desobediencia “hasta las últimas consecuencias”. “No tengo miedo; es mi obligación rebelarme contra estas leyes prehistóricas”, señaló asimismo en declaraciones a Público.

El actor convocó para este miércoles por la noche, a partir de las 23:00 horas, una vigilia por la libertad de expresión en el madrileño Teatro del Barrio, donde “esperaría” a la policía. “Estaré toda la noche en el Teatro esperando a que vengan ustedes a detenerme. Por supuesto, ni yo ni las compañeras asistentes al acto opondremos la más mínima resistencia a la detención”, escribió el actor. “No hace falta que envíen ustedes a la Legión; con dos agentes será más que suficiente o, en su defecto, envíen ustedes a la cabra: semos animalistas y el trato hacia ella será más que exquisito”, añadió.

Según han confirmado su abogado y el propio teatro, el acto anunciado por el intérprete se mantiene y en el mismo está previsto que se instale a partir de las 23.30 horas un “micro abierto” hasta la 1:00 de la madrugada del jueves 13, “para que el pueblo se exprese con la libertad que el Estado represivo borbónico franquista nos niega”, en palabras de su abogado.

El abogado de Willy Toledo denuncia que la Policía y el juez de guardia le impiden ver al actor

El abogado de Willy Toledo, Endika Zulueta, ha denunciado que la Policía y el juez de guardia le han impedido visitar a su defendido, que permanece desde este miércoles detenido tras no acudir a declarar al juzgado tras una denuncia por supuesta vejación de los sentimientos religiosos.

Zulueta, quien ha participado en una vigilia en apoyo del actor celebrada esta madrugada en el madrileño Teatro del Barrio, volvió a tomar el micrófono para confirmar que, tras la negativa inicial de la Policía, el juez de guardia había desestimado su petición: “Dice que no es competente para darme permiso para ver a Toledo. Esto es un símbolo de lo que está pasando”.

En un masivo acto a micrófono abierto, en el que hablaron varias personalidades de la política, la cultura, el feminismo y el movimiento por la libertad de expresión, el abogado del actor explicó que era innecesario detener a su cliente, pues tenía de plazo hasta las diez de esta mañana para presentarse ante el juez.

“En un Estado autoritario se persigue a las personas no sólo por lo que hacen, sino por lo que son”, afirmó Endika Zulueta. “Willy no está privado de libertad por escribir me cago en dios, algo que hoy han hecho tantas personas en España. Lo han detenido no por hacer, sino por ser”, añadió el abogado, cuya tesis fue compartida por los políticos y activistas que hablaron esta noche.

El acto, convocado por el Movimiento Antirrepresivo de Madrid bajo el lema Cagarse en dios no es delito, es libertad de expresión, llenó la sala del teatro madrileño, a la que no pudieron acceder numerosas personas. Ni, claro está, el protagonista de la velada, quien pasará la noche en el calabozo hasta que lo trasladen ante el juez y no podrá contar con la asistencia de su abogado hasta primera hora de la mañana.

¿Quién está detrás de la denuncia contra Willy Toledo?

La entidad que le denunció por sus palabras es la Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) uno de los nuevos ‘lobbies’ ultraconsevadores más activos. Su agenda consiste en utilizar las leyes y el litigio estratégico para la “defensa jurídica de la libertad religiosa y los valores inspirados en el cristianismo”, tal como se definen a sí mismos.

En la práctica, su acción va encaminada a frenar cualquier atisbo de libertad de expresión que les parezca contraria a sus postulados ultra religiosos, así como frenar el trabajo de las organizaciones de derechos sexuales y reproductivos. Entre sus principales temas de actuación figuran la defensa de las mujeres “engañadas” en los centros de aborto, denunciar el “negocio del aborto” y defender la legislación favorable a la defensa del “no nacido”.

Fue creada en 2008 y está presidida por Polonia Castellanos, a la que también se la considera miembro de la organización El Yunque. La AEAC es responsable de los litigios que se han llevado a cabo contra las organizadoras de la procesión del Coño Insumiso, la denuncia para que se retirara la concesión de entidad de bien público a la Federación de Planificación Familiar Estatal o la denuncia contra Ada Colau por permitir la lectura de un padre nuestro que consideran ofensivo para los sentimientos religiosos, entre otros. Una acusación que repiten en la mayoría de sus denuncias y que hasta la fecha le ha reportado algunos triunfos.

Afirman que el laicismo y la que llaman “ideología de género” son ideas que una minoría quiere imponer a la “mayoría católica española”, a la que consideran víctima de una supuesta intolerancia que les impide ejercer su “libertad religiosa”.

Ya  se encuentra en libertad provisional, sin fianza ni medidas cautelares

Willy Toledo se ha negado a declarar ante el juzgado de instrucción número 11 de Madrid y ha reiterado mediante un escrito que no ha cometido ningún delito. El actor ha quedado en libertad provisional sin fianza y sin ninguna medida cautelar a la espera de que continúe la investigación por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos. “No era necesario que me presentara ante ningún juez ni un fiscal por esta denuncia”, ha añadido.

Así lo ha manifestado el propio Toledo ante los medios a la salida de su declaración ante el juez, que apenas ha durado 10 minutos —según efe—, y en la que se ha negado a contestar a preguntas de la Fiscalía o de la acusación, ejercida por la Asociación Española de Abogados Cristianos.

Toledo ha lamentado haber tenido que pasar “20 horas” en una comisaría de Policía tras ser detenido este miércoles en su domicilio de Madrid por orden del juzgado para ponerle a disposición de la Justicia después de que no se presentase ante el juez en dos ocasiones anteriores.

El actor ha lamentado que todavía se juzguen y criminalicen los sentimientos. “Me parece absolutamente tercermundista que en este país todavía existan cinco artículos del Código Penal referentes a las ofensas a los sentimientos religiosos”, ha criticado.

Asimismo, al activista le resulta “indignante que todavía la Iglesia católica, apostólica, pederasta y romana tenga el poder que tiene en este país mientras siguen ocultando a decenas de miles de pederastas, violadores de niñas y niños”. En esta línea, ha exigido a la Asociación Española de Abogados Cristianos que denuncien estos hechos. “Esto parece que no les ofenden en sus sentimientos religiosos, pero lo que sí les ofende es que me cague en Dios. Y me cago en Dios, en la Virgen y me sobra mierda para cagarme en el dogma de fe, de la santidad y divinidad de la Virgen María 27.000 veces”.

Piden que le imputen también el delito de odio

La presidenta de la Asociación de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha pedido que amplíe la denuncia contra el actor por un delito de odio al entender que la libertad de expresión “no puede en ningún caso acoger el insulto, la vejación o el ataque” contra los cristianos.

Castellanos se ha referido a los medios al término de la comparecencia del actor en el juzgado. En esta línea, la acusación ha pedido al juez nuevas diligencias y que amplíe la investigación por un delito de odio después de que el actor justificara en televisión que durante la Guerra Civil fusilaron a personas a causa de su fe e incendiaron iglesias porque “algo harían”. Tras recordar que la libertad de expresión es un derecho fundamental, Castellanos ha matizado que no puede estar por encima de otros derechos, ni justificar el delito ni el ataque.

Ha precisado que el actor “no está siendo investigado por un delito de blasfemia” sino “por arremeter contra el derecho a creer o no creer”, pues “las creencias de los cristianos son respetables igual que son respetables las de otros colectivos y la de aquellos que no creen”. Ahora bien, la letrada ha querido dejar claro que no tienen ningún interés en que el actor esté en la cárcel pese a ser “una persona violenta” que “dispara a todos aunque a veces no se sabe por donde van las balas”.

Es por ello que ha pedido al juez que se le imponga una multa que “no tendría problema en pagar habida cuenta de su holgada situación económica”, ya que ha recordado que el delito contra los sentimientos religiosos no conlleva pena de prisión.

(Fuente: Público / Autores: Marisa Kohan y Henrique Mariño)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *