Confirman la existencia de reuniones entre funcionarios de EEUU y militares venezolanos con vistas a realizar un Golpe de Estado

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, realizó reuniones secretas con militares venezolanos contrarios al mandatario Nicolás Maduro, publicó ayer el diario The New York Times.

Según funcionarios estadounidenses y un ex comandante militar del país sudamericano participantes en las conversaciones, el objetivo de los encuentros durante el último año era abordar los planes para derrocar a Maduro.

Establecer contactos clandestinos con golpistas en Venezuela fue una gran apuesta para Washington por su largo historial de intervenciones encubiertas en toda América Latina, agregó el periódico.

Precisó que como respuesta a preguntas sobre el tema, la Casa Blanca señaló en un comunicado que era necesario participar en un ‘diálogo con todos los venezolanos que expresan el deseo de restablecer la democracia’, lo cual desconoce a la legítima administración de Caracas.

Al final, los funcionarios estadounidenses decidieron que no ayudarían a los conspiradores, y el plan de golpe de Estado quedó estancado, apuntó The New York Times.

Sin embargo, añadió, la disposición del gobierno de Trump de reunirse varias veces con militares que pretenden derrocar a un mandatario de este hemisferio podría resultar políticamente contraproducente.

Reiteradas veces, Maduro ha denunciado los planes de Estados Unidos en su contra y las acciones de Washington para dañar la economía venezolana, pero también ha llamado al diálogo entre los dos países sobre la base del respeto mutuo y la no injerencia en sus asuntos internos.

Venezuela denuncia planes intervencionistas de EE.UU.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza (foto adjunta), denunció hoy planes de intervención del Gobierno de Estados Unidos contra esta nación sudamericana, dirigidos a promover el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro.

A través de la red social Twitter, Arreaza hizo referencia a un artículo publicado en el periódico estadounidense The New York Times, según el cual la administración de Donald Trump sostuvo reuniones secretas con exmilitares venezolanos adversos al Ejecutivo bolivariano.

“Denunciamos ante el mundo los planes de intervención y apoyo a conspiraciones militares del gobierno de los Estados Unidos contra Venezuela. En los propios medios estadounidenses salen a la luz nuevas y groseras evidencias”, escribió el jefe de la diplomacia.

De acuerdo con funcionarios estadounidenses y un excomandante militar del país sudamericano participantes en las conversaciones, el objetivo de los encuentros durante el último año era abordar los planes para derrocar al mandatario venezolano.

Establecer contactos clandestinos con golpistas en Venezuela fue una gran apuesta para Washington por su largo historial de intervenciones encubiertas en toda América Latina, agregó el periódico.

La escalada de agresiones contra la soberanía de la nación sudamericana por parte de Estados Unidos se recrudeció en marzo de 2015, cuando el entonces presidente Barack Obama declaró emergencia nacional por la ‘amenaza inusual y extraordinaria’ que representaba Venezuela para la seguridad y la política exterior norteamericana.

A partir de ese momento, Washington emitió sanciones contra diversos funcionarios del Gobierno bolivariano, y en agosto de 2017 atacó el corazón de la economía venezolana, al prohibir a los bancos estadounidenses realizar transacciones nuevas con el Ejecutivo y con la estatal Petróleos de Venezuela.

Las autoridades de Caracas manifestaron en reiteradas ocasiones la voluntad de establecer un diálogo bilateral sobre las bases del respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *