Asturies: Centenares de soberanitas celebran el Día Nacional del país marchando contra los Borbones bajo el lema “Asturies nun tien rei” (fotos)

La asistencia de los Borbones a Covadonga ha provocado que la celebración del Día de la Nación Asturiana haya sido este 2018 la más reivindicativa de los años últimos. Lluchando Pola Soberanía, que venía celebrando una marcha anual coincidiendo col 8 de setiembre, trasladó este año la misma a Cangues d’Onís, bajo el lema “Asturies nun tien rei. Soberanía y República”.

“Esti 8 setiembre convocamos a toles asturianes y asturianos que comparten los valores del republicanismu y el refugu a la monarquía, defendendo un modelu social meyor p’Asturies, nos que la soberanía popular y la xusticia social seyan pegollos d’una Asturies con futuru”, declaraban en la convocatoria.

La marcha contaba con el apoyo de una veintena de organizaciones políticas, sindicatos y diversos colectivos sociales y culturales, como Andecha Astur, Izquierda Asturiana,  Corriente Sindical d’Izquierda, Darréu, Mocedá Comunista d’Asturies, Xunta Estudiantil Asturiana, Federación Asturiana Memoria y República (Famyr), Fondu xUnitariu de Solidaridá Obrera d’Asturies (FUSOA), Asturies Laica, Les Violetes, Bloque Críticu, Asturies Rebelde, Bujarra, Espaciu La Llegra, CSOA La Llume, Cambalache, Llar El Mataderu y Sestaferia, incluso del Partido Comunista de Asturias.

Centenares de personas se han manifestado este sábado tras una pancarta con el lema “Asturies nun tien rei” (Asturias no tiene rey) para protestar contra la presencia de los Borbones en su país. A las once de la mañana, iniciaban una marcha desde la localidad de Arriondas hasta la de Cangas de Onís, a donde llegaron sobre la una, y en la que se ha celebrado un acto político que aglutinaba las diversas sensibilidades republicanas y de izquierdas asturianas.

Portando banderas soberanistas asturianas y algunas republicanas españolas, los manifestantes corearon cánticos reivindicativos y gritaron eslóganes como: “Asturias no es España”, “los Borbones a los tiburones”, “los Borbones son unos fartones” y “Leonor escucha, Asturias está de lucha”, entre otros muchos.

Ya en Cangas los manifestantes se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento donde miembros de Lluchando pola Soberanía dieron lectura al manifiesto de este 8-S. “Asturias no puede rendir pleitesía a ningún rey, a ninguna princesa porque quiere soberanía para decidir el futuro sin miedo”, declaraban en el mismo. También han denunciado el “estado policial” percibido este día, con “carreteras cerradas”. “Nosotros venimos por la senda porque para nosotros no cierran carreteras”, tras impedírseles marchar por las carreteras de acceso a Covadonga.

Las críticas fueron además dirigidas al alcalde cangués, José Manuel González Castro (PP) por habilitar “buses con dinero público para legitimar la corrupción y el vasallaje”. El acto llegaba a su fin pasadas las dos de la tarde al grito de “soberanía y República” y el acompañamiento a la guirarra de Ánxela Gómez.

De esta manera, los manifestantes han mostrado su rechazo a la visita de la familia real. “Un pueblo digno en la calle por la soberanía y la república. No en el Principado”, ha clamado la entidad convocantes. Los Reyes y sus dos hijas, Leonor y Sofía, en aquel mismo momento, participaban en un acto en Covadonga para conmemorar los 1.300 años del origen del Reino de Asturias, los 100 años de la Coronación de la Virgen de Covadonga y los 100 años de la creación del primer Parque Nacional de España, el de la Montaña de Covadonga.

“Ye el día de Asturies, pero no el de los asturianos. Asturies nun tien rei”, señalaba Moises Cima, portavoz de la organización que convocó la protesta. “Tratan de asociar la figura de los Reyes Astures a la de la monarquía borbónica, algo que es totalmente falso y para ello se gastan nuestro dinero. Esto es una muestra de fuerza del pueblo asturiano”, añadía.

La familia real, con la niña al frente, pretendía reivindicar la institución y sacar pecho para exhibir su voluntad de símbolo de la unidad del estado. Pero aunque las flores, la pompa y los aplausos están garantizados durante el paripé presidido por la princesa, en la tierra de Don Pelayo no todo son flores para Leonor y especialmente, sus padres. Porque no son bienvenidos por todo el mundo en Asturias.

El partido de la izquierda independentista Andecha Astur ya colgó una pancarta días antes para “recibir” a los borbones, donde se podía leer el lema de “Asturies nun tien rei”. Según su portavoz, “La entrega del Principado a Leonor es un acto de propaganda. Vienen a legitimar a su hija como heredera de Pelayo. Pero hace 1150 años que desaparecieron los reyes asturianos. No tiene que venir nadie de fuera a mandarnos, menos una monarquía”. No acaban aquí las críticas: “la Transición no sólo no permitió no recuperar esta situación de autogobierno sino que impuso desde Madrid un Principado y un estatuto sin que el pueblo asturiano pudiera votarlo, como sí ocurrió en otros territorios”.

“La monarquía representa un modelo de gobierno anacrónico y caduco”, explica el secretario de Comunicación del Partido Comunista de Astúrias, José Enrique Fernández González, “además, tenemos que padecer que la Jefatura del Estado esté en manos de una de las casas reales más corruptas, opulentas y despóticas”. Por eso, cuando Leonor presida orgullosa las celebraciones en la Basílica de Covadonga, sus críticos estaban recorriendo a pie siete kilómetros hasta llegar a Cangas de Onís por un camino peatonal, porque la Delegación del Gobierno les ha prohibido marchar por la carretera ni llegar al santuario.

Frente a la Asturies oficial del Principado: la de Leonor, Felipe VI, Letizia, Juan Carlos, Corinna, Urdangarin, etc… Un pueblu asturianu dignu ha mostrado su lucha por su soberanía y la República Asturiana.

(Fuente: Asturies.com / El Nacional.cat / El Comercio / La Nueva España)

Fotos:

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *