Rusia niega involucración en el Caso Skripal. Su embajador en la ONU califica de “coctel de mentiras” las nuevas “pruebas” británicas (vídeo)

Theresa May ha presentado ante los medios las fotos de los dos rusos que presuntamente intentaron envenenar a un ex espía de la misma nacionalidad. Con idéntica tipología facial a la de los “agentes comunistas” que Hollywood nos presentaba durante la guerra fría, las fotos de los supuestos rusos parecen estar destinadas más al consumo de la prensa amarilla británica, que a una demostración fehaciente y con pruebas, de que los servicios de inteligencia rusos se atrevieron a viajar hasta Inglaterra con un tarro de perfumes conteniendo uno de los venenos más letales conocidos.

Rusia no está involucrada en el envenenamiento del ex agente doble Serguéi Skripal y de su hija Yulia a ningún nivel, y cualquier acusación hacia representantes oficiales del país es inadmisible, ha afirmado este jueves el portavoz oficial del presidente ruso, Dmitri Peskov. “Hemos afirmado reiteradamente y podemos confirmar oficialmente una vez más: Rusia no ha tenido y no tiene nada que ver con lo sucedido en Salisbury”, ha reiterado Peskov. “Consideramos inadmisible cualquier acusación contra los dirigentes rusos”, ha declarado el representante presidencial.

Peskov ha destacado que “ni altos dirigentes de Rusia, ni administración de rango inferior ni ningún representante oficial del país ha tenido ni tiene nada que ver con lo sucedido en Salisbury, de ello no cabe ni hablar”.

El portavoz presidencial ha llamado la atención sobre el hecho de que la verificación de la información sobre los sospechosos del ataque, Alexánder Petrov y Ruslán Boshírov, solo sería posible a partir de una solicitud oficial por parte de Londres. “En cuanto a estos dos individuos, cada año miles de ciudadanos rusos visitan Reino Unido, tanto Londres como otras ciudades. Para que la parte rusa pueda tomar algunas acciones o tomar decisiones sobre posibles acciones hacia estos individuos, necesitamos una solicitud correspondiente de la parte británica a partir de la legislación bilateral y multilateral existente sobre la asistencia jurídica”, ha hecho hincapié Peskov.

Según el portavoz del Kremlin, se trata de una práctica internacional convencional, y Rusia “desde el principio ha estado ofreciendo cooperación en la investigación de las circunstancias [de lo sucedido en Salisbury]”. Sin embargo, “la parte británica lo rechazó”. “Para que podamos actuar en esta dirección, necesitamos recibir una solicitud. Ni publicaciones en los medios ni declaraciones en el Parlamento [británico] pueden considerarse como una y no pueden ser una”, ha expresado.

Según el representante de Rusia en las Naciones Unidas, la  inconsistencia  de la investigación británica sobre el envenenamiento del doble espía  ruso Skripal es de tal magnitud que más bien parece lo que él calificó como “un cóctel de mentiras”. El representante ruso en la ONU, Vasili Nebenzia, dijo que  el Reino Unido está tratando de presentar como una “sensación” y un “giro decisivo” en la investigación a las fotografías de los presuntos autores del ataque contra Serguéi y Yulia Skripal, publicadas ayer por los investigadores británicos.

De acuerdo con la opinión  del diplomático ruso, las  autoridades británicas han vuelto a utilizar la ya  odiosa  expresión de “highly likely” (altamente probable) al poner nombres a los sospechosos y asegurar que ambos son agentes secretos de los servicios de inteligencia rusos.

Vasily Nebenzia ha explicado que “Londres necesita esta historia para un solo objetivo: desencadenar  una repugnante histeria antirrusa”. Asimismo, el embajador ruso ha asegurado que “el número de inconsistencias en las nuevas ‘evidencias’ presentadas por Londres en el caso Skripal  se han pasado ya de la raya”.

En relación con la fotografía recientemente difundida  de los supuestos sospechosos (foto superior adjunta),  el embajador ruso en la ONU dijo que se trata de dos imágenes, tomadas supuestamente en el aeropuerto londinense de Gatwick, se puede apreciar el mismo pasillo y el mismo momento, hasta el milisegundo.

Según informó la propia Theresa May, los sospechosos aparecieron frente a la casa de los Skripal aproximadamente el mediodía del 4 de marzo, según ha recordado Nebenzia. Previamente, todos los reportes policiales decían que los Skripal abandonaron la casa muy temprano por la mañana y nunca volvieron.

“¿De qué manera entraron en contacto la manilla de la puerta, presuntamente rociada con veneno?”, preguntó el diplomático ruso.   Nebenzia   ironizó con el hecho de que  los sospechosos  rusos “transportaran el mítico veneno Novichok en un simple contenedor para perfume” (foto inferior adjunta). Según se desprende de las conclusiones de la OPAQ, “dicha sustancia es tan tóxica y peligrosa, que para su transportación hay que usar un contenedor especial con protección”,  dijo hilarante el embajador ruso (obsérvese en la foto inicial los trajes y máscaras que deben ponerse los investigadores para no contaminarse, ante la posibilidad de la existencia del producto en el domicilio de los Skripal).

.

El Reino Unido, según Vasily Nebenzia, “toma una posición conveniente: el veredicto ya fue dictaminado, se declaró al acusado, Rusia”. Sin embargo, seis meses después del ataque “no están claros los motivos por los que Rusia podría querer envenenar a los Skripal ni por qué podría haberlo hecho de una manera tan extraña, compleja e ilógica”, ha denunciado el diplomático. “Al parecer, este continuo teatro del absurdo solo ha beneficiado a la marca Nina Ricci, cuya producción fue promocionada gratis como contenedor para el mítico Novichok”,  ha ironizado el representante permanente de Rusia.

Por su parte, la analista internacional Alejandra Loucau  ha comentado que el Consejo de Seguridad de la ONU “viene siendo una caja de resonancia de la agenda política occidental y también de lo que se refiere a la agenda mediática”. A su modo de ver, el caso Skripal es una “operación que claramente está montada por la inteligencia británica” y que ahora el Reino Unido busca justificar ante la opinión pública toda la política económica contra países como Rusia.

Por otro lado, el embajador británico en Moscú, Laurie Bristow, ha informado durante una reunión en el Ministerio de Exteriores ruso que Londres no proporcionará las huellas dactilares de los dos supuestos autores del ataque contra Serguéi y Yulia Skripal, ha anunciado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

La vocera también ha señalado que Londres se ha negado a proporcionar otros datos sobre el caso, incluidos los números de pasaporte de los hombres y sus patronímicos. “Esperamos que estos datos sean entregados por lo menos a través de Interpol”, ha añadido Zajárova.

(Fuente: Canarias Semanal /Diario Octubre / Russia Today – RT)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *