Grecia: Sarah Mardini, nadadora siria de élite, salva la vida a 18 refugiados en el Mar Egeo y es detenida por “tráfico de personas”

Las hermanas Mardini, Sarah y Yusra, dos sirias nadadoras de élite, lograron la hazaña de sus vidas cuando se echaron a las aguas del Egeo y durante tres horas arrastraron el bote de goma en el que con 18 personas más intentaban llegar a Grecia. Todos sobrevivieron y ellas se hicieron famosas.

Ahora, la mayor, Sarah Mardini, de 23 años, ha sido detenida en Grecia acusada de tráfico de personas, según ha revelado a Reuters su abogado, Haris Petsikos. Encarcelada en una prisión de máxima seguridad en Atenas, niega todas las acusaciones. Sarah Mardini fue detenida en una operación en la que las autoridades griegas sostienen que desarticularon una banda criminal que “daba ayuda directa a redes de tráfico de personas”.

Las hermanas Mardini salieron de Damasco en 2015, el año en que Europa asistió a la llegada de 1,2 millones de personas, sobre todo sirios que huían de la guerra civil, que llegaron a Europa por el Egeo. La nadadora detenida y su hermana culminaron la marcha de 25 días después de aquella proeza griega en Alemania, donde obtuvieron asilo y siguieron entrenando. Ambas eran ya nadadoras profesionales cuando emprendieron la travesía.

En la actualidad. Sarah repartía su tiempo entre su país de acogida y Lesbos. La isla es todavía uno de los lugares a donde llegan las pateras, un flujo que se redujo drásticamente con un acuerdo entre la UE y Turquía. La pequeña, Yusra, embajadora de buena voluntad de Acnur (la Agencia de la ONU para los Refugiados), llegó a competir en los Juegos Olímpicos de Río en un equipo integrado por refugiados de distintos conflictos.

Las hermanas Mardini son parte de los sirios a los que la penosa travesía hasta Europa en busca de seguridad y refugio convirtió en efímeros héroes. Sarah recordaba así el final de aquella noche en que viajaban en un bote de goma atestado al que le falló el motor: “Cuando llegamos a la costa, todos el mundo nos daba las gracias”, explicó en 2016 en una publicación de Acnur. Ellas replicaron: “Somos nadadoras, es nuestro trabajo”.

La policía griega anunció el martes que había detenido a dos cooperantes de una ONG que opera en la isla de Lesbos y que investigaban a otros 30 sospechosos de introducir migrantes en el país, espionaje y blanqueo de dinero. El letrado de la nadadora sostiene, en cambio, que “no hay ninguna prueba contra ella. Estaba trabajando de voluntaria”. El abogado explicó que también ha sido detenido un voluntario alemán, Sean Binder, de 24 años. Aún no hay fecha para el juicio. Mardini podría estar en prisión preventiva hasta 18 meses.

(Fuente: Reuters)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *