El “cambio progresista”: El gobierno envía a Catalunya 600 policías más y mantiene 300 guardias civiles extras para el 11-S y el 1-O

El ministerio del Interior ha iniciado el refuerzo policial en Catalunya con el envío de forma escalonada de alrededor de 600 efectivos de las unidades de intervención policial, los antidisturbios de la policía española, la semana previa a la celebración de la Diada y el anuncio de movilizaciones independentistas en otoño.

Fuentes policiales aseguran que se trata de entre 10 y 12 grupos de UIP -integrados cada uno por 50 agentes- procedentes de diferentes direcciones y su misión es la custodia de edificios públicos y el apoyo a los Mossos d’Esquadra en seguridad ciudadana.

El traslado de estos agentes ha empezado esta semana y ya han llegado a Catalunya efectivos procedentes de Galicia alojados en el cuartel militar del Bruc. A ellos se sumarán en los próximos días más antidisturbios que también reforzarán a los cien agentes de los dos grupos de UIP que la Policía tiene de forma permanente en Catalunya.

Según las fuentes, el refuerzo se solicitó hace días desde la Jefatura Superior de Policía de Catalunya y es habitual que la plantilla de UIP sea incrementada con efectivos de otras direcciones de cara a las celebraciones de la Diada del próximo martes. Precisamente ayer el ministerio del Interior ordenó suspender hasta el 15 de octubre la salida de Catalunya de 300 guardias civiles que tenían previsto trasladarse de nuevo a sus destinos.

La orden, publicada ayer en el Boletín Oficial de la Guardia Civil, esgrime que “por necesidades y exigencias inherentes a garantizar la seguridad pública en este trimestre del año, en los lugares actuales de destino, se requiere que siga hasta el día 15 de octubre”.

Estos agentes continuarán por lo tanto en Catalunya durante las próximas semanas en las cuales hay previstas movilizaciones de las fuerzas independentistas con motivo del aniversario del referéndum del 1 de octubre.

Por otro lado, a dirección de la Guardia Civil ha ordenado a sus agentes que continúen en Catalunya hasta el próximo 15 de octubre y ha suspendido los traslados solicitados por unos 300 de ellos. La situación es idéntica a la vivida hace un año, en vísperas del referéndum de autodeterminación del 1 de octubre.

Según ha avanzado el diario El País, se ha pedido a los agentes que permanezcan en Catalunya “por necesidades y exigencias inherentes a garantizar la seguridad pública en este trimestre del año, en los lugares actuales de destino”.

Al parecer, la decisión ha generado malestar entre los afectados, puesto que la orden ha llegado de repente y cuando muchos de ellos ya tenían hechas las maletas.

La orden se ha publicado en el Boletín Oficial de la Guardia Civil y afecta a la escala de cabos y guardias. La firma el General de División Jefe Accidental del Mando de Personal, Francisco Javier Alvaredo Díaz.

Efectivos de la Guardia Civil, así como del Cuerpo Nacional de Policía, formaron parte del dispositivo de más de 10.000 agentes movilizados por el Gobierno español en el 1-O para impedir la celebración del referéndum, lo que intentaron en vano pese a la contundencia de las cargas policiales que se produjeron en los centros de votación.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *