Jordania rechaza el plan de EE.UU. para establecer una confederación jordano-palestina dentro de su “acuerdo del siglo

El Reino de Jordania rechazó y condenó esta semana de forma tajante un supuesto plan de EE.UU. para formar una confederación palestino-jordana. “Una confederación entre Jordania y Palestina no es una cuestión que esté sobre la mesa,” declaró la portavoz del Gobierno jordano, Jumana Ghneimat (foto adjunta). “La posición de Jordania en cuanto a la cuestión palestina es firme y clara: una solución con dos estados y el establecimiento de un estado palestino con las fronteras de 1967,” apuntó.

La posibilidad de una confederación fue propuesta supuestamente por los enviados estadounidenses Jason Greenblatt y Jared Kushner durante sus reuniones con el presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas y con el rey Abdulá de Jordania. En el escenario dibujado en la propuesta, las fuerzas de seguridad jordanas serían responsables de la protección de Cisjordania y de la frontera entre Israel y la confederación. Sin embargo, no se aclaraba el estatus del Valle del Jordán, del que Israel siempre ha defendido que debe permanecer en control.

La existencia de esta propuesta fue revelada ayer, después de que Abbas se reuniera en Ramala, en la Cisjordania ocupada, con una delegación de la ONG israelí Paz Ahora. Abbas habría respondido a Greenblatt y a Kushner: “Sí, quiero una confederación tripartita con Jordania e Israel,” según recoge el diario Times of Israel, que añade que “la oficina del primer ministro [palestino] y el ministerio de Exteriores declinaron hacer declaraciones al respecto”.

En respuesta a estas revelaciones, el enviado estadounidense Jason Greenblatt emitió un comunicado en el que señala que “durante los últimos 19 meses hemos tanteado a todas las partes implicadas con muchas ideas y posibilidades,” para advertir después que “no hablaremos de ninguna idea específica ni de ninguna conversación privada que pueda haber tenido o no lugar con los líderes en la región”.

La idea de una federación entre Palestina y Jordania ya ha sido propuesta en otras ocasiones, en particular por aquellos que se oponen a la creación de un Estado palestino. Los defensores de esta solución apuntan al elevado número de palestinos que viven en Jordania (estimados en más de dos millones según la UNRWA, a los que hay que sumar otros 10.000 refugiados palestinos que vivían en Siria y que huyeron de la guerra civil).

No obstante, Human Rights Watch ha denunciado que, a pesar de contar formalmente con la ciudadanía jordana, durante la última década a muchos refugiados palestinos se les ha retirado la nacionalidad, convirtiéndoles en apátridas. HRW interpreta esta situación como prueba de que el Gobierno jordano planea devolver a los palestinos a Cisjordania en caso de que se produzca un acuerdo de paz con Israel.

Oficialmente, el reino de Jordania mantiene lazos tanto con Israel como con la Autoridad Palestina, y es considerado el custodio de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén. Jordania también controlaba Cisjordania y Jerusalén Este antes de que ambos fueran ocupados por Israel durante la Guerra de los Seis Días en 1967.

(Fuente: Monitor de Oriente)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *