Alianza de Dcoop con la empresa californiana que denunció al sector de la aceituna de mesa negra andaluza para liderar el mercado USA

Dcoop copia su estrategia del mercado aceitero en el mercado de la aceituna de mesa. Y con Estados Unidos, el mercado de consumo de ambos productos, como clave de su negocio. Si primero fue su alianza con la familia Devico para entrar en Pompeian, ahora ha dado un paso más con su alianza con el grupo familiar californiano Bell Carter, una de las firmas más importantes de la comercialización de aceituna de mesa en Estados Unidos. Dcoop ha adquirido entorno al 20% en el grupo norteamericano, junto a su socio aceitero, la familia Devico. Aunque como ha ocurrido en el caso de Pompeian, el objetivo de la compañía que preside Antonio Luque es alcanzar a medio plazo el 50% de Bell Carter.

A cambio, la filial aceitunera de Dcoop en USA, Acorsa USA, pasa a integrarse en la estructura del grupo Bell Carter. La idea es que Dcoop pase a suministrar la mitad de todas aceitunas que el grupo norteamericano comercializa. Para evitar el arancel del 34,7% que la administración USA cobra a las empresas españolas por las importaciones de aceituna negra envasada, Dcoop exportará sus aceitunas a Estados Unidos en bruto para realizar su oxidación y envasado en el mercado de destino. En todas las negociaciones con el grupo norteamericano ha sido fundamental el papel del empresario José Luis de Prado, vicepresidente de Dcoop. El grupo cordobés De Prado se integró a comienzos del 2017 en Dcoop, sumando una producción de 15.000 toneladas de aceituna de mesa. Cuenta con más de 4.000 hectáreas de olivar superintensivo en Portugal y otras 1.000 en Chile.

La entrada de Dcoop en Bell Carter ha sido especialmente comentada en el sector porque se trata de una de las dos empresas californianas -la otra es Musco- que en su día iniciaron las denuncias contra las empresas andaluzas del sector por “competencia desleal” en el sector de la aceituna de mesa negra. Los aranceles se impusieron tras la investigación a tres empresas sevillanas: Aceitunas Camacho (Morón de la Frontera), Agro Sevilla (La Roda de Andalucía) y Aceitunas Guadalquivir (Morón de la Frontera).

Las exportaciones de la aceituna de mesa andaluza a Estados Unidos han caído un 40% en los primeros meses del año 2018 por culpa de los aranceles, saliendo muy beneficiadas terceros países exportadores como Egipto o Argentina. Ahora, la competencia para estas empresas también llegará de las propias aceitunas andaluzas, aunque envasadas allí.

Fuente: www.revistaalmaceite.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *