El “cambio progresista”: Detenidos 10 de los 602 migrantes que saltaron la valla de Ceuta en julio por “pertenencia a organización criminal”

La Guardia Civil ha detenido en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta a diez migrantes subsaharianos acusados de “atentado a agentes de la autoridad, lesiones y pertenencia a organización criminal”, según han confirmado fuentes del Instituto Armado a eldiario.es. Son algunas de las que saltaron el pasado 26 de julio la valla que separa la ciudad autónoma de Marruecos, tras el que 16 migrantes y 11 guardias civiles fueron trasladados al hospital por las lesiones causadas durante el operativo.

Según aseguraron entonces desde la Delegación del Gobierno de Ceuta, los migrantes utilizaron “cal viva” para conseguir saltar la alambrada ceutí y fue dicho material el que ha provocado algunas de las lesiones de los agentes fronterizos. La Guardia Civil abrió entonces una investigación sobre los hechos y, según indican desde el Instituto Armado, ha identificado a los presuntos culpables a través del “análisis de imágenes y trabajo documental”.

Fuentes de la Guardia Civil han explicado a Efe que la detención ha tenido lugar en torno a las 8.15 horas en el CETI de Ceuta, donde permanecían desde el día en el que se produjo el salto. A los 10 migrantes se les considera “responsables” de haber organizado el salto de la valla de la localidad el pasado 26 de julio. Los agentes de la Comandancia han estado apoyados por los de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS).

Dichas fuentes informan igualmente que el “cabezilla” de la supuesta “organización”  y responsable máximo del asalto, según la acusación policial, ha adoptado una actitud agresiva cuando ha sido detenido, se ha enfrentado a la Benemérita, agrediendo a un agente de los GRS y provocándole una brecha, mientras que el resto de los arrestos se ha llevado a cabo sin incidencias.

Los diez arrestados han sido trasladados a los calabozos de la Compañía Fiscal, donde permanecerán hasta su puesta a disposición judicial en las próximas horas, según informa El Faro de Ceuta. El juez ha decretado el secreto del sumario.

602 personas lograron acceder a Ceuta el pasado 26 de julio tras un salto a la valla fronteriza en la zona fronteriza próxima a la Finca Berrocal, donde existe una mayor facilidad para llegar hasta el perímetro debido a áreas ciegas donde las cámaras no llegan a detectar a quienes tratan de sortear la alambrada. Las personas que lograron acceder se dispersaron a la carrera y se dirigieron al CETI.

Según fuentes de Cruz Roja, se atendieron a más de “592 migrantes en el CETI, de las cuales 132 han recibido asistencia sanitaria, trasladando a 16 de ellos al hospital (por cortes importantes, fracturas óseas y por luxación)”. Además, asistieron a 22 guardias civiles por diversas heridas y quemaduras, y de ellos, 11 fueron trasladados también hospital.

Algunas de las personas que participaron en el intento de entrada se quedaron encaramadas en lo alto de la alambrada fronteriza pero fueron devueltas en caliente a los agentes marroquíes, según explicaron desde la Guardia Civil. “Se ha aplicado el protocolo”, dijeron las mismas fuentes. Este protocolo hace referencia al rechazo en frontera, es decir, la devolución inmediata de aquellas personas que sean interceptadas en las inmediaciones de las vallas de Ceuta y Melilla, sin identificación previa, asistencia letrada ni la posibilidad de pedir asilo.

Un total de 27 migrantes fueron expulsados aquel día, a  pesar de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a eliminar estas prácticas, irregulares en base a la legislación internacional, pues impiden el acceso al derecho al asilo y asistencia jurídica a las personas devueltas, según Acnur.

(Fuente: el diario.es / naiz.info / público / El Faro de Ceuta)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *