Rusia envía una flotilla de 13 buques de guerra a su base en Siria ante un eventual ataque estadounidense contra el Estado árabe

El periódico israelí Haaretz, citando informes emitidos desde el estrecho del Bósforo (Turquía), informó el lunes de que un total de 13 navíos de guerra rusos han cruzado este estrecho, que separa el Mediterráneo del Mar Negro, rumbo a la base naval de Tartus, en las costas de Siria. Además ha desplegado nuevos sistemas antiaéreos en su aeródromo de Hmeimim, en la provincia siria de Latakia.

Según el medio israelí, Rusia ha enviado esa flotilla a Siria después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazara con lanzar nuevos ataques contra objetivos del Ejército sirio, en momentos en que este se prepara para iniciar una operación para liberar la provincia noroccidental de Idlib.

Por su parte, el Gobierno de Damasco ha puesto en máxima alerta sus sistemas de defensa antiaérea ante la amenaza de EE.UU. de lanzar masivos bombardeos contra Siria. Múltiples bases aéreas sirias recibieron el lunes la orden de poner en alerta máxima sus sistemas de defensa antiaérea, reportó el portal local Al Masdar News, citando a un alto comandante sirio.

La semana pasada, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, aseguró al secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, que Washington “responderá con una acción militar más fuerte” que las anteriores, si Damasco utiliza armas químicas.

A este respecto, el Ministerio ruso de Defensa ha denunciado en los últimos días que EE.UU., junto con el Reino Unido y Francia, está alistando una agresión contra Siria en respuesta a un falso ataque químico que tratan de montar los terroristas en Idlib, el último bastión de los grupos extremistas en el país árabe.

En concreto, la Cartera rusa advierte de que los terroristas del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) han recibido en Idlib contenedores con cloro para realizar un falso ataque químico y acusar a Damasco de haberlo cometido.

“El pasado 25 de agosto, el destructor estadounidense Ross, con 28 misiles Tomahawk a bordo, entró en aguas del mar Mediterráneo. El alcance de estos misiles permite lanzar ataques en todo el territorio de Siria”, reportó el lunes el Ministerio de Defensa de Rusia.

La última agresión occidental a Damasco se produjo en abril pasado, cuando EE.UU., el Reino Unido y Francia bombardearon con misiles Siria, so pretexto de un presunto ataque químico en la ciudad de Duma, situada en la región de Guta Oriental, sin dar tiempo a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) iniciar sus investigaciones sobre el incidente.

(Fuente: Al Manar)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *