Las kellys granadinas se concentran por sus derechos laborales. Demandan cambios e informaron de sus condiciones de trabajo

Las kellys, las camareras de piso de los hoteles de Granada, salieron ayer a Plaza Nueva para reivindicar sus derechos, que se han visto menoscabados en los últimos años principalmente por la externalización de sus servicios y por no tener categorizado su trabajo dentro de los diversos convenios de hostelería.

Esta convocatoria, que se llevó a cabo también en diferentes puntos de otras capitales nacionales, estuvo predominada por un ambiente festivo y musical, aunque no quedó exento de momentos de reivindicación por unos derechos que, según denuncian, el sector de la hostelería les ha arrebatado.

Las kellys, que estuvieron arropadas por distintos grupos políticos, colectivos y sindicatos de trabajadores, leyeron un manifiesto en el que resaltaron los cinco puntos principales de su reivindicación. Pidieron que su trabajo no se externalice, que se les reconozca las enfermedades derivadas de su labor profesional, que se les dé la posibilidad de realizar una jubilación anticipada, que se regule la categoría de camareras de piso en los convenios colectivos de hostelería y que se aumente el número de inspectores de trabajo para controlar que sus derechos se cumplen en todo momento.

La presidenta de la asociación Kellys Unión Granada, Mayte López, aseguró ayer a Granada Hoy que estas reivindicaciones se hacen para que las camareras de piso conozcan bien sus derechos, ya que denuncian que muchas de ellas no están informadas de ellos, y para que la situación que viven de precariedad en sus trabajos tenga una pronta solución.

“No queremos que nuestro sector esté externalizado, porque entonces no nos ponen de camareras de piso, sino de peón de limpieza o auxiliares -el escalón más bajo dentro de la limpieza- por tanto no estamos reguladas dentro de ningún convenio, cuando el nuestro es el de hostelería”, denunció la presidenta, que también aseguró que la movilización celebrada ayer también es para pedirle explicaciones al presidente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada, Trinitario Betoret, por la situación en la que desarrollan su trabajo cada día.

Además, las camareras de piso también demandaron una mejora salarial en sus pagos respecto a los actuales, conocer con antelación sus días laborales y de descanso, disponer de vacaciones reguladas y remuneradas, y que no se les despida de sus puestos laborales para seguir con la externalización, lo que hace que la precariedad siga reinando en su sector.

La concentración en la céntrica plaza granadina vino precedida de una campaña a través de las redes sociales Twitter y Facebook en la que animaban a las camareras de piso a contar el sentido de la concentración. Mediante vídeos de pocos segundos, expresaban sus razones para sumarse a las reivindicaciones. Gracias al esfuerzo y al tesón de la asociación granadina, según López, diferentes partidos políticos, colectivos y sindicatos también realizaron sus vídeos para mostrar su apoyo a las camareras.

(Fuente: Granada Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *