Huelva: Las “brazaletes morados”, las patrullas feministas, ya están preparadas ante posibles agresiones machistas en las Colombinas

Las patrullas feministas organizadas ante posibles agresiones machistas en Huelva ya se han organizado para vigilar durante las fiestas colombinas, que ya se han iniciado en la ciudad, y crear zonas seguras en la que las mujeres que sientan que están siendo víctimas de un ataque machista puédan acudir en auxilio.

Tal y como adelantó este periódico las patrullas feministas se han creado con miembros de varias asociaciones organizadas por Café Feminista. En un comunicado emitido en redes sociales, desde Café Feminista recuerdan que «es muy importante que comuniquéis cualquier tipo de agresión en cuanto os sintáis inseguras, violentas, en peligro… Ya que, en ese caso, estaríais sufriendo violencia machista. ¡No hay que esperar que pase a mayores!»

Además, desde Café Feminista han anunciado que tomarán registro de la violencia machista sufrida en la feria, por lo que es necesario «denunciar todos los casos posibles, incluso si es por parte de un desconocido».

Las organizadoras de esta iniciativa han querido también dar las gracias a todos «por el recibimiento y el gran voluntariado que tenemos puesto en marcha. ¡Por unas colombinas más seguras!, ¡estamos con vosotras hermanas!», han señalado.

Acerca de Café Feminista

El Café Feminista de Huelva es un colectivo juvenil, transfeminista, intercultural, no mixto, de mujeres y personas de género no binario. Se reunen cada 15 días y debatimos sobre feminismos en el Campus del Carmen en torno a un buen café, de ahí la denominación del colectivo.

Declaran que “vivimos en un sistema donde somos oprimides por el cisheteropatriarcado (jerarquía social que da privilegios a los hombres cis por el mero hecho de serlo). Actualmente en nuestro país, más de 100 mujeres son asesinadas cada año como consecuencia de las violencias machistas, se estima que cada 8 horas se produce una violación, la brecha salarial es del 24%, seguimos haciendo un trabajo de cuidados completamente invisibilizado, se cuestiona el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Por todo ello, nos reivindicamos del feminismo que lleva siglos luchando por nuestra liberación y, como consecuencia, la igualdad con el hombre”.

¿Por qué no mixto?

“Necesitamos y debemos tener un espacio propio de autoorganización y emancipación. En un grupo no mixto es más fácil perder el miedo a opinar, a hablar en público y a equivocarse: se trata de un entorno menos hostil. Eso no significa que los hombres no puedan participar en el feminismo y, de hecho, no es incompatible un espacio mixto con uno no mixto. Los hombres deben colaborar en el movimiento, pero como aliados, entendiendo que el paso hemos de darlo nosotres y que debemos ser protagonistas de nuestra liberación.  Por ello, hacemos también un café mixto cada mes y medio. “La solución es sencilla: en unos momentos solas; en otros conjuntamente”, exponen.

(Fuentes: Diario de Huelva / web de Café Feminista)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *