Trabajadores municipales contra la política laboral del Ayuntamiento cordobés (PSOE – IU)

Los trabajadores municipales de Córdoba no cejan en sus protestas contra la política de empleo del Consistorio y por séptima semana consecutiva han vuelto a concentrarse ante las puertas del Ayuntamiento, si bien muchos menos y durante menos tiempo también, después de que ayer CTA (Coordinadora de Trabajadores de Andalucía), sindicato mayoritario en la Administración local, se levantara de la mesa de negociación, entre otros motivos, porque en el orden del día de la reunión no se incluía la peopuesta de volver a las 35 horas semanales.

El presidente del comité de empresa, Francisco Moro, señaló que es “inexplicable que con los votos de la izquierda se estén haciendo políticas de derechas” y afirmó que “lo que no puede ser es que vayamos a una modificación de la relación de puestos de trabajo donde hay una ‘laborización’ importante, donde se crean puestos de trabajo que no existen ahora mismo”. Ejemplo de ello es el jefe de Unidad de Limpieza Viaria y Recogida de Basura de Sadeco lo incluyen en el Ayuntamiento sin existir Unidad.

Algo parecido ocurre en cuanto al presupuesto y la tasa de reposición. “Nos han dado 40 interinidades y resulta que ni nos han enseñado presupuestos ni con eso cubren la tasa de reposición que este año se puede cubrir”, afirmó el responsable sindical quien criticó que el Gobierno municipal hable de remunicipalizar los servicios y “ahora esté privatizando servicios pero incluso sin seguir los trámites del convenio y que son de obligado cumplimiento”. En su opinión,  lo que hay es una destrucción de empleo público de forma masiva y servicios que van a ser desmantelados.

El delegado de Presidencia, David Luque, negó que no haya diálogo entre los trabajadores y el Gobierno municipal y “me gustaría que los sindicatos, sobre todo los sindicatos de clase, tuviesen la corresponsabilidad en la situación que estamos en el momento que estamos y que analizarán y meditaran mucho sus reivindicaciones y si quieren estar con el Ayuntamiento empujando hacia el empleo público o están en intereses sindicales que, además, nos parecen un poco efímeros”, afirmó.

Luque señaló que se están estudiando las reivindicaciones laborales,  incluida la de las 35 horas que, explicó, no se aplica en ningún otro Ayuntamiento. “Estamos intentando dsr una respuesta administrativa, pero siempre dentro de la ley”, remarcó el responsable municipal para quien “hay muchas necedidades de persomal en el Ayuntamiento, tenemos muy poco personal y hemos perdido mucha capacidad de gestión, hay que ordenar las prioridades y cuando encontremos una solución evidentemente la pondremos encima de la mesa y es nuestra voluntad. Nosotros no estamos en contra de sus reivindicaciones “, apostilló.

Denuncia concatenación

Por otra parte, y en referencia a la decisión del Juzgado de Instrucción de no admitir la personación de CTA en el caso sobre una posible prevaricación en la contratación que el anterior Gobierno municipal realizó en el Alcázar de los Reyes Cristianos, Moro indicó que “lo que es curioso es que nosotros presentamos la denuncia, hemos propuesto 15 testigos, y lógicamente nuestros letrados quieren estar en la instrucción y no se nos deja estar como acusación popular”.

El responsable sindical anunció que han recurrido el auto del juzgado y que han aportado jurisprudencia para justificar su presencia en la instrucción. Además, criticó que a un sindicato sin representación como Manos Limpias se le permita personarse como acusación popular en múltiples causas y “ a nosotros, defendiendo un interés público de un monumento que es patrimonio del Ayuntamiento y de la Ciudad de Córdoba, por la gestión que creemos no ha sido correcta y que presuntamente puede ser delictiva, no se nos deje personarnos”.

La mesa de negociación y acusa al gobierno municipal de ningunear a los trabajadores

Las negociaciones entre los sindicatos del Ayuntamiento y el Área de Recursos Humanos y Salud Laboral y Movilidad, que preside María José Moros, no sólo no avanzan, sino que van marcha atrás como los cangrejos. Esta misma mañana, el sindicato CTA se ha levantado de la mesa de negociación y ha entregado al director general de Recursos Humanos para justificar un plantón basado en la “situación de ninguneo hacia los trabajadores municipales demostrada por el gobierno municipal”, según un comunicado remitido desde la central sindical a este periódico.

El escrito, firmado por el presidente del comité de empresa, Juan Miguel Carvajal, y el presidente de la junta de personal, Francisco Moro, indica que en la mesa única de negociación del personal funcionario, prevista para las 13.00 horas, se iba a tratar sobre la aplicación de las 35 horas semanales en el Consistorio, así como la aplicación de una subida salarial del 1%. Pero, ya de por sí la hora de convocatoria “indica las pocas ganas que tenían ustedes de negociar”, cuando la jornada laboral finalizaba dos horas más tarde.

Tampoco se ha incluido en el orden del día el punto sobre las 35 horas. Y esa manera de obviar los temas propuestos por la parte social “demuestra la falta de respeto que tienen hacia sus interlocutores”, amén de demostrar que la empresa, en este caso, muestra una “actitud paternalista marcando para la negociación sólo los temas que son de su interés”. Aparte de eso, la CTA denuncia que los puntos propuestos ni siquiera vienen acompañados de los preceptivos informes y documentación, al menos en los de interés para los trabajadores. Y éstos eran la subida salarial del 1%, el presupuesto, el informe de masa salarial, las partidas afectadas, la cuantía global y la forma de reparto y conceptos.

Falta de documentación

En cuanto a la modificación de puestos de trabajo, la CTA, explica que tampoco venía acompañado de documentación en cuanto a una memoria explicativa o su repercusión en el capítulo I del Presupuestos Municipal, con lo que acusa al Ayuntamiento de tratar a los representantes de los trabajadores como si fueran “ignorantes”.

Por otro lado, acusa a la parte empresarial de marcar un calendario de reuniones de la mesa de negociación “a conveniencia de del gobierno municipal”, mientras que en materia de Oficina de Atención al Ciudadano, se trata de un servicio que, en opinión del sindicato, no se podría prestar, ya que “no tienen personal suficiente”, si bien las modificaciones horarias que se le quieren aplicar serían las correctas. No obstante, la CTA lamenta que no se hayan aplicado todavía sin necesidad de pasar por la mesa como se ha hecho ya con otros servicios  de esa misma oficina.

(Fuente: Córdoba Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *