Organizaciones independentistas de los Països Catalans impulsan la autodefensa contra la justicia española tras la condena a Juana Rivas

Las organizaciones juveniles Arrán, Endavant, Alerta Solidària, los sindicatos COS y SEPC y el partido de la CUP han acordado este sábado “organizar una autodefensa” frente a la sentencia del caso Juana Rivas, condenada a cinco años de cárcel y seis años privada de ejercer la patria potestad sobre sus hijos, así como indemnizar a su exmarido con 30.000 euros.

Tanto Arrán Palma como Endavant Mallorca han manifestado su apoyo a la campaña de “solidaridad y desobediencia” pactada entre estas organizaciones de la izquierda independentista catalana.

Según el comunicado, estas agrupaciones han arremetido contra el sistema jurídico español, tachándolo de “régimen machista y de clase” y al poder jurídico de “corrupto que actúa al servicio del régimen”. Los firmantes califican de “declaración de guerra” las “machistas, clasistas e ilegítimas” resoluciones judiciales españolas sobre mujeres, ante lo que responden: “Nos organizamos”.

“Delante de una justicia fuerte contra los débiles, que deja en libertad a corruptos y que ampara a violadores y maltratadores, organizamos la autodefensa, acatando la sentencia y haciendo un llamamiento público a la solidaridad por Juana Rivas”, han sentenciado.

Bajo el título de “Sin justicia no hay paz”, el comunicado, rubricado por estas agrupaciones nacionalistas de los denominados Países Catalanes, culpa al “régimen español” y a su “corrupto” poder judicial, a los que tacha de machistas y clasistas, pues consideran que las sentencias contra las mujeres las reduce a “objetos de vejación sexual, reproductiva y de explotación laboral”.

“Ante una justicia que ampara violadores», dicen, «organizamos la autodefensa»: «No acatamos vuestra sentencia. […] Solo con la organización popular y la autodefensa colectiva podremos hacer valer los intereses de la mayoría”. “Solo desde abajo, rompiendo con el régimen y construyendo unos Países Catalanes socialistas y feministas, podremos acabar con esta injusticia: porque os queremos vivas y con vidas dignas”, añaden.

(Fuente: Granada es Noticia)

Texto íntegro del Comunicado:

Sin justicia no hay paz. Llamamiento a la desobediencia y a la solidaridad con Juana Rivas

La sentencia del caso de Juana Rivas, sumada a la calificación de las diversas agresiones sexuales grupales, la impasibilidad de oficio frente la explotación y agresión contra las trabajadoras de la fresa en Huelva, el reciente reconocimiento de culpabilidad del Estado en el asesinato de una niña durante una visita con el padre – denunciado 47 veces de maltrato por la madre-, o la condena por injurias a una mujer que denunció ser uno de los tantos bebés robados durante el franquismo, dibujan un panorama claro y limpio en cuanto al carácter de clase y machista del régimen español y de sus tribunales.

La justicia española, con todos sus engranajes autonómicos, expresa una firme voluntad de profundizar en la sumisión de la clase trabajadora y, entre ella, de manera todavía más salvaje, de las mujeres. Estas sentencias arrecian el valor que le reconocen nuestras vidas, la voluntad que de reducirnos a objetos de vejación sexual, reproductiva y superexplotación laboral y la carencia de refundación de un régimen que todavía salvaguarda los crímenes del franquismo.

La sentencia de Juana Rivas, así como toda la represión al movimiento feminista y a todo movimiento popular que desobedezca y cuestione el sistema capitalista y patriarcal, es una declaración de guerra contra las mujeres y contra el conjunto de la clase trabajadora, una amenaza a toda forma de respuesta que cuestione los fundamentos de este régimen. Porque saben que mediante la organización, la autodefensa y una autodeterminación política llena podemos hundir todo su sistema de explotación.

– Ante un poder judicial corrupto, que actúa al servicio del régimen y la independencia del cual está cuestionada por la propia Unión Europea.

– Ante de una justicia clasista, machista, racista e ilegítima a la cual no le tiembla el polos para perseguir mujeres que defienden su vida y la de sus familias, para perseguir activistas, cantantes, periodistas y cualquier ejercicio de dignidad popular.

– Ante una justicia débil frente los fuertes y fuerte contra las débiles, que deja en libertad corruptas y permite que los neonazis campin por las calles agrediendo impunemente.

– Ante una justicia que ampara violadores y maltratadores y que encima nos juzga a nosotros cuando nos defendemos.

Organizamos la autodefensa. No acatamos vuestra sentencia y hacemos un llamamiento público a la solidaridad con Juana Rivas y todas las personas que no se resignan frente la injusticia, el abuso de poder y la crueldad. Y que la solidaridad no sea puntual, puesto que sólo con la organización popular y la autodefensa colectiva podremos hacer valer los intereses de la mayoría. No nos valen reformas, pactos por arriba o lavados de cara: sólo desde bajo, rompiendo con el régimen y construyendo unos Países Catalanes socialistas y feministas, podremos acabar con esta injusticia: porque nos queremos vivas y con vidas dignas.

(Fuente: web de la CUP)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *