Sevilla: El Defensor del Pueblo admite a trámite una queja de la Red Ciudadana por las talas masivas. Ecologistas piden investigación

El Defensor del Pueblo Andaluz en funciones, Jesús Maeztu, ha admitido a trámite una queja de la Red Ciudadana de Sevilla en la que se ponía de manifiesto “las talas masivas y podas” que se están realizando en la capital hispalense y solicitaba la aplicación del procedimiento extraordinario de mediación con carácter de “urgencia” ante el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

En este sentido, la Red Ciudadana de Sevilla ha informado de que solicitó el 20 de julio a través de un escrito al Defensor del Pueblo Andaluz que, por tratarse de un asunto de “emergencia ecológica”, se resolviese por la vía de la mediación, dándole prioridad y tramitación de urgencia, mediante un procedimiento “ágil y flexible, que consiguiese la paralización de las talas masivas, así como el resto de las peticiones recogidas en el manifiesto”.

Además, la Red Ciudadana de Sevilla también ha explicado que junto con el escrito dirigido a Maeztu se anexaba el manifiesto por la ‘Defensa del Arbolado y del Patrimonio Verde de Sevilla’, promovido por esta Red Ciudadana de Sevilla, suscrito por 30 organizaciones sociales y políticas y 175 personas a título individual, entre ellas el apoyo expreso del delegado de Urbanismo en el Gobierno Municipal de Monteseirín, Emilio Carrillo Benito.

Así, este jueves el Defensor del Pueblo Andaluz ha notificado que, “a pesar del escaso margen temporal que han tenido para proceder a su análisis”, han aceptado la petición de mediación realizada por esta Red, dada la “urgencia con la cual se plantea la necesidad de intervención del Defensor en este asunto”, y ha comunicado que ha trasladado al Ayuntamiento de Sevilla una petición para participar en una primera reunión informativa de mediación.

Además, el Defensor ha informado a la Red Ciudadana de Sevilla de que “queda pendiente de la respuesta del Ayuntamiento de Sevilla sobre su voluntariedad para aceptar la citada mediación”.

Por otra parte, la Red Ciudadana de Sevilla ha indicado que la formalización del contrato del servicio de poda y eliminación del arbolado del Parque de María Luisa “incluye la tala de 141 árboles, 59 de ellos de gran porte”.

“El contrato de servicio engloba en general a la población de árboles más longevos y de mayor porte del Parque, que fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) como ‘Jardín Histórico’ y que contiene ejemplares de árboles que debería catalogarse como Singulares”, por lo que “la eliminación de estos árboles” supondrá una “pérdida irreparable” para el Patrimonio Histórico y Verde de la ciudad de Sevilla, ha enfatizado la Red Ciudadana.

Varapalo contra la actitud “arboricida” de Espadas

Izquierda Unida ha calificado de “varapalo” contra la “actitud arboricida” del gobierno local, dirigido por el socialista Juan Espadas, la solicitud del Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, de mediación con el Ayuntamiento de Sevilla de forma urgente.

El portavoz municipal de Izquierda Unida, Daniel González Rojas, ha indicado en comunicado que “ya no es la oposición de izquierdas en el Ayuntamiento, ni los grupos ecologistas o ciudadanos de a pie concienciados con la conservación del patrimonio verde” sino que ya es el propio Defensor del Pueblo “el que le canta las cuarenta al gobierno municipal”.

Por ello, ha señalado que desde IU se espera que Espadas “coja el guante y se siente a mediar al más alto nivel” porque no sirve que este proceso “se quede en una declaración de intenciones y en una foto”.

Además, ha exigido al PSOE que “abandone esa actitud prepotente de los últimos días y su mantra de todo se está haciendo bien” y que “adopte una posición constructiva, que abra bien los ojos y que afine el oído para atender las demandas del ‘Manifiesto por la defensa del arbolado y del patrimonio verde de Sevilla’ y de la moción” que, en el Pleno de este viernes, presenta IU junto a Participa Sevilla.

Ecologistas piden en el Pleno que se investiguen las talas indiscriminadas

El pasado viernes 27 de julio, Ecologistas en Acción junto a otras entidades, preguntaron acerca de las recientes actuaciones de Medio Ambiente, Parques y Jardines en el turno de ruegos y preguntas durante el último Pleno del Ayuntamiento del antes del verano. Según la asociación la mala gestión y la improvisación para tratar los problemas fitosanitarios en la ciudad han desembocado este verano en un nuevo episodios de talas masivas.

Ecologistas en Acción pidió en el Pleno de este viernes que se abra una investigación sobre las prácticas de talas que está llevando a cabo el Ayuntamiento y que se depuren responsabilidades.

“Desde hace años, Ecologistas en Acción y otras entidades ciudadanas preocupadas por la gestión del patrimonio arbóreo de Sevilla vienen reclamando una mayor transparencia en materia de gestión del arbolado de la ciudad. El primer paso y clave para una gestión eficaz y rigurosa es una evaluación pormenorizada y actualizada del estado del arbolado. Los contratos firmados por las empresas adjudicatarias para el mantenimiento, la poda, los apeos y la reposición del arbolado del viario, tienen que realizarse con minuciosidad y en base a los inventarios actualizados de árboles en todos los Distritos y en plazos de tiempo razonables”, señalan en una nota de prensa.

“Estos inventarios -continúan- se concretan en fichas que deben ser la base que certifique el estado de cada árbol de la ciudad y que se corresponderá con las fichas de apeo, como exige la Ordenanza de Arbolado de Parque y Jardines del Municipio de Sevilla y el acuerdo en pleno del Ayuntamiento de Sevilla de diciembre de 2005. Sin embargo, las fichas que se publican parecen realizadas a medida para justificar a posteriori las decisiones adoptadas a pesar de que el Ayuntamiento encargó al inicio del mandato del actual alcalde, en el verano de 2015, un estudio general sobre el estado del arbolado”.

Según la asociación ecologista, “el contenido de este expediente se ha estado ocultando a propósito y los árboles en mal estado no han sido tratados desde entonces incumpliendo la normativa. A fecha de hoy, a pesar de haber sufrido varios temporales con fuertes rachas de viento en febrero y marzo, durante los cuales la ciudadanía ha estado expuesta a un peligro por caída inminente de ramas según el consistorio, no sabemos si dicho inventario se encuentra actualizado como debería haber ocurrido al inicio del contrato”. “Esto es una muestra más de la improvisación y mala gestión con la que se realiza el mantenimiento del arbolado urbano”, según los ecologistas. “Cuando no se pueden atender los árboles, se cortan todos”, sentencian.

Ecologistas en Acción también preguntó por los macro-contratos y su coste real, exigiendo un seguimiento y un control de su ejecución, puesto que, aseguran, no se está realizando por la escasa dotación de recursos y técnicos cualificados que tiene el área. La garantía de que estos servicios funcionen tienen que venir de lo público ya que los criterios de rentabilidad no son económicos, sino sociales. En relación a las podas, existen planes anuales que determinan a priori el momento idóneo de las mismas atendiendo a las características de los árboles y la función que cumplen en el ecosistema urbano (refugio y cría de especies) y que en las últimas semanas se han saltado incumpliendo de nuevo la ordenanza, según los ecologistas.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Sevilla junto al de otras ciudades europeas se sumó en 2009 a la idea de establecer una serie de medidas para disminuir los efectos del cambio climáticos que en 2015 el Alcalde de Sevilla y presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima, renovó en París en el marco de un nuevo Pacto Europeo de Alcaldes por el Clima y la Energía. De las casi 80 medidas que contiene el PACES (Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible) para luchar contra el cambio climático y reducir la emisión de CO₂ y otros gases de efecto invernadero una de ellas recoge la plantación de 10.000 árboles en el viario de la ciudad, de los que según el propio Ayto. faltarían 8.000, con un coste aproximado de dos millones seiscientos mil euros, de los que hasta el momento se habrían gastado 650.000 euros.

Ecologistas en Acción pidió explicaciones sobre la mala gestión del arbolado en Sevilla, y el cese inmediato de las talas y poda a destiempo e indiscriminada, y pide que se abra una investigación y se depuren responsabilidades pertinentes.

(Fuente: Sevilla Actualidad)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *