Comunicado conjunto: El FPLP y la Jihad Islámica llaman a poner fin a la división y a restablecer la unidad palestina

El Movimiento de Jihad Islámica Palestina y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) discutieron -durante una reunión conjunta- los acontecimientos políticos, riesgos y desafíos que enfrenta la causa palestina.

Ambas organizaciones emitieron el siguiente comunicado conjunto:

Primero: La cuestión de Palestina está enfrentado desafíos históricos y está expuesta a graves riesgos sin precedentes desde 1948, a fin de liquidarla por completo por medio del llamado “Acuerdo del siglo” instrumentado por el gobierno de EE.UU. y el sionismo, especialmente después de la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Jerusalén y la Ley nacionalismo racial, aprobada por la Knesset.

La misma pretende negar la existencia del pueblo palestino, y reforzar la política de asentamiento y el bloqueo de Gaza, además de la judaización de Cisjordania y Jerusalén, y desplazar a los palestinos en la diáspora y la liquidación del derecho al retorno de los refugiados palestinos, e imponer planes contra nuestra pueblo.

Segundo: A pesar de todos estos riesgos sigue presente la división palestina desde hace más de una década. Todos los intentos y los esfuerzos para poner fin a la división no tuvieron éxito, por lo tanto, el Frente Popular y la Jihad Islámica afirman la necesidad de dar la máxima prioridad para poner fin a la división y reconstruir la unidad palestina sobre bases políticas y organizativas claras, basada en el principio de asociación y la dirección colectiva de la lucha nacional palestina.

Tercero: Las dos partes confirman la necesidad de hacer un llamado a crear un consejo nacional palestina integral y unificador dentro y fuera de la patria ocupada, basado en la celebración de elecciones libres y honestas para elegir miembros del Consejo Nacional que represente todos espectros, fuerzas políticas, eventos sociales y figuras nacionales del pueblo palestino, además de preservar la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), como un logro nacional y un marco político y jurídico, así como un amplio frente nacional que representa a la población palestina en todos los lugares donde se encuentra.

Desarrollar un programa político de la organización que se basa en la opción de la resistencia en todas sus formas, y desarrollar una visión estratégica política integral para la reconstrucción del movimiento nacional palestino.

Devolver la palestina a su verdadera posición como la causa central de nuestro pueblo y nuestra nación.

Ambas partes confirman el llamamiento a anular los acuerdos de Oslo y la retirada del reconocimiento de la entidad sionista y poner fin a la coordinación de seguridad con la ocupación.

Cuarto: Las dos partes confirman enfrentar al “Acuerdo del siglo”. Confirman que ese acuerdo estará condenado al fracaso como resultado de la firmeza del pueblo, que hará frente al plan colonial liderado por la administración estadounidense y en coordinación con la entidad sionista.

Quinto: La confirmación de continuar con las marchas del Retorno en la tierra de la Franja de Gaza y la continuación del movimiento popular en Cisjordania y Jerusalén y en nuestra tierra ocupada desde 1948. Los dos lados llaman a una escalar la confrontación en los territorios palestinos ocupados.

Sexto: Ambas partes piden el fin de las medidas punitivas ejercidas contra la Franja de Gaza.

Séptimo: Las dos partes acordaron una plena coordinación entre los dos movimientos y profundizar la cooperación en todos los niveles y horizontes para hacer frente a los grandes desafíos y peligros que rodean a la causa palestina.

(Fuente: Al Mayadeen)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *