Se consuma la traición de la UE al Pueblo Saharaui. Sella pacto pesquero con Marruecos que incluye al Sahara Occidental

La Unión Europea (UE) y Marruecos cuentan hoy con un acuerdo de pesca sostenible, su consiguiente protocolo de aplicación, y la premisa de proteger a las poblaciones implicadas, un importante convenio para el bloque comunitario.

A nivel europeo, el nuevo pacto debe ser aprobado por tanto por pleno del Parlamento Europeo, que no se reúne de nuevo hasta septiembre, como por el Consejo de la UE, la institución que representa a los Estados miembros.

Luego de tres meses de negociaciones, las partes concordaron en maximizar los beneficios para las poblaciones locales en los territorios involucrados, el respeto a los principios de gestión sostenible de los recursos pesqueros y la equidad. En un comunicado emitido de conjunto, las partes confirmaron su compromiso par reforzar la asociación en dos sectores estratégicos: agricultura y pesca marítima.

Tras el vencimiento del pacto anterior, la UE y Marruecos se presentaron ante el Tribunal de Justicia europeo debido a las discrepancias por zonas pesqueras, un procedimiento legal que concluyó con el dictamen de la institución de que las aguas del Sáhara Occidental no eran de soberanía marroquí

Sin precisar cuáles serán las condiciones del acuerdo futuro, el anterior convenio permitía el acceso a la zona de pesca de Marruecos en el Atlántico a un máximo de 126 buques europeos -más de un centenar españoles- para capturar especies pelágicas y demersales. A cambio, el bloque comunitario abonaba unos 30 millones de euros anuales y otros 10 millones los armadores.

El nuevo pacto pesquero incluye las aguas territoriales del Sáhara Occidental. Una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TUE) dictaminó en su día que el tratado pesquero entre ambas partes es válido siempre que no lo haga. La Unión Europea, sin embargo, interpreta que es posible extender el acuerdo a las aguas del Sáhara Occidental siempre que se cumplan ciertas condiciones, como que beneficie a la población local y que esta sea consultada.

La flota comunitaria se vio obligada a detener el pasado domingo su actividad en aguas marroquís al haber expirado el acuerdo anterior. El protocolo de pesca entre la UE y Rabat entró en vigor en febrero de 2007 por un periodo de cuatro años y ha sido renovado en dos ocasiones, la última en 2013.

El pacto anterior permitía el acceso a aguas marroquís a unas 120 embarcaciones comunitarias de once países de la UE y España es el Estado miembro más beneficiado. A cambio, el bloque comunitario pagaba a Rabat 30 millones de euros al año: 16 millones por el acceso a las aguas y 14 millones para apoyar el sector pesquero marroquí.

“Marruecos y la UE han acordado el contenido del futuro acuerdo de pesca sostenible y su protocolo de aplicación”, dijeron ambas partes en un comunicado conjunto. El documento incluirá una referencia “explícita” a las aguas adyacentes al Sáhara Occidental y a la necesidad de distribuir el impacto económico y social de la actividad pesquera entre la población del área, según las partes.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha expresado su “satisfacción”por el nuevo acuerdo de pesca alcanzado entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, que permite a la flota andaluza mantener sus actuales cuotas de pesca y la misma actividad que ahora, tanto en número de barcos como en puestos de trabajo.

Sánchez Haro considera que estamos ante “una buena noticia para Andalucía”, aunque ha hecho un “llamamiento a la prudencia” hasta conocer con detalle el pacto alcanzado y, sobre todo, hasta que el mismo sea plenamente ratificado y entre en vigor.

(Fuentes: Prensa Latina / El Confidencial Saharaui)

El F. POLISARIO afirma que el acuerdo pesquero viola la sentencia del TJUE

El Frente POLISARIO a través de  su Delegado para Europa,  el miembro del Secretariado Nacional del Frente Polisario, SR.  Mohamed Sidati  ha afirmado  que el texto del  nuevo acuerdo pesquero que incluye las aguas del Sáhara Occidental, viola la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Declaración de Mohamed Sidati, Ministro Delegado para Europa, Miembro del Secretariado Nacional del Frente Polisario:

La Comisión Europea y Marruecos acordaron el 20 de julio un texto de un acuerdo pesquero que incluye las aguas del Sáhara Occidental, violando así la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 27 de febrero de 2018.

Cuando sabemos que las capturas de barcos europeos en aguas saharauis representaron en los últimos años más del 91% del total de las capturas europeas negociadas con Marruecos, menos del 9% de las cuales se efectuaron  en aguas auténticamente marroquíes, nos indigna  oír al  Ministro de Agricultura y Pesca español decir que  espera que “¡pronto los barcos españoles volverán a  pescar en aguas marroquíes!”.

El Sahara Occidental no pertenece a Marruecos, ni las aguas adyacentes que forman parte de su zona económica exclusiva. El Tribunal de Justicia lo ha dicho muy claramente.  Marruecos tampoco es la “potencia administradora” del Sáhara Occidental, porque no cumple ningún mandato en este sentido con la ONU. Por otro lado, Marruecos ocupa militarmente el territorio saharaui, levanta un muro rodeado de minas antipersonal, que separa violentamente al pueblo saharaui del cual una parte tuvo que refugiarse en Argelia.

Por lo tanto, cuando escuchamos a la Comisión Europea celebrar “mejoras” en el texto del acuerdo de pesca “para maximizar los beneficios para las poblaciones locales en las áreas afectadas, respetando los principios de gestión sostenible y equitativa de los recursos pesqueros”, sólo puede verse como una mentira, falacia, como hipocresía.

Marruecos roba los recursos del pueblo saharaui, que en gran parte está privado de su tierra y su mar, en el exilio y la pobreza. La  Comisión Europea es cómplice de este robo.

Además, al negociar con Marruecos sobre el Sahara Occidental, la Comisión, que afirma respetar el proceso de paz dirigido por la ONU, con tal conducta  no hace más que  obstaculizar el proceso llevado a cabo por el Enviado Personal del Secretario General de la ONU Horst Köhler.

Lo que está en juego es la credibilidad de la Unión Europea. Los Estados miembros de la Unión y los miembros del Parlamento deben saberlo, y no solo no  deben aprobar este proyecto de acuerdo indigno, sino que deberán exigir a la Unión que debata con el único representante legítimo del pueblo saharaui, el Frente POLISARIO todo lo que concierne  a los recursos saharauis.

(Fuente: agencia Sahara Press  Service – SPS)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *