La junta afirma que un comité de expertos decidirá el destino de los restos de Queipo. La hermandad estudia su traslado al columbario

La presencia de los restos del general franquista Queipo de Llano en la Basílica de la Macarena será debatida por un grupo de expertos durante este mes para tomar una decisión, así lo ha comunicado la Junta de Andalucía en un comunicado.

La Junta de Andalucía sigue dando pasos en el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica y Democrática, aprobada sin votos en contra el pasado año, al entrar en su fase decisiva el Decreto sobre Símbolos y Actos Contrarios a la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía. Este decreto, que acaba de concluir su periodo de alegaciones y audiencia pública, servirá de base legal para abordar, entre otros, los procesos de retirada de símbolos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática.

Destaca, entre otras medidas, la creación de un Comité Técnico para la determinación de los elementos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática que no hayan sido retirados o eliminados voluntariamente, que viene establecida en el apartado 6º del artículo 32  de la ley andaluza. El desarrollo de sus funciones así como del procedimiento de retirada y las garantías necesarias, es el objeto del Decreto actualmente en elaboración.

Una vez constituido, este órgano de expertos se encargará de estudiar, junto a otros elementos o vestigios que no hayan sido retirados voluntariamente por parte de sus titulares, la correspondiente documentación relativa a los restos de Queipo de Llano, depositados en una tumba en la Basílica de la Macarena de Sevilla. Dicho comité deberá emitir, en el plazo de un mes, un informe preceptivo, que será vinculante, determinando en su caso su retirada o eliminación si correspondiera.

La presencia de los restos de Queipo de Llano ha generado un debate social que trasciende ya del ámbito local. En ese contexto, resulta clara la pertinencia de que una institución con cuatro siglos de historia y arraigo en la ciudad, como es la Hermandad de la Macarena, titular de la Basílica, decida sobre la compatibilidad de la permanencia en un espacio de culto, de respeto y oración, de un dirigente del golpe militar y de la dictadura franquista, que firmó el Bando de Guerra por medio del cual se asesinaron a miles de andaluces y andaluzas sin juicio ni condena, lo que atenta contra la dignidad de las víctimas y la reparación que reclaman, tanto las propias víctimas como el movimiento memorialista.

Por tanto, el Gobierno andaluz considera que la memoria debe ser un espacio de encuentro, de respeto a todas las víctimas y de reparación para todos los que sufrieron una violencia injustificada, fueran quienes fueran y profesaran la ideología que profesaran. Por ello, honrar la memoria de las víctimas es dignificar nuestra democracia y, por ese camino, en el marco de nuestro ordenamiento jurídico y competencias, va a seguir trabajando.

Después de que la Junta haya anunciado la creación de un comité técnico para emitir un dictamen acerca del futuro de los restos del general franquista Queipo de Llano, La hermandad de La Macarena planteará a la familia a finales de julio la posibilidad de trasladar los restos a un columbario común, situado en una cripta bajo el suelo de la basílica.

Según ha adelantado este martes El País, el hermano mayor de la hermandad de la Macarena, José Antonio Fernández, ha confirmado que a finales de este mes propondrá a la junta de gobierno de la hermandad que los restos sean llevados a un columbario. “Yo no puedo coger los restos sin darles una salida digna, no sería ni cristiano. La ley dice y la hermandad acata”.

No obstante, La Hermandad de la Macarena ha matizado posteriormente en un comunicado que la retirada de los restos del general franquista Gonzalo Queipo de Llano de la basílica sevillana será una cuestión procelosa que debe ser aún ratificada por los órganos de dirección de la hermandad. De momento, esta “no ha tomado ninguna decisión ni tiene acuerdo alguno sobre el enterramiento de Queipo de Llano en la Basílica de la Macarena”, ha precisado, según publica el mismo diario.

“Ni su Junta de Gobierno ni su Cabildo General de Hermanos ha acordado ninguna medida a este respecto; tampoco lo haría sin informar previamente a los hermanos y al Arzobispo de Sevilla”, reza el comunicado. La información publicada precisaba: “La decisión debe ser aún consensuada por la cúpula de la hermandad y la familia, que desconoce el plan trazado”, declaran. En su nota de prensa la hermandad limita el plan trazado por Fernández del traslado al columbario a “una posible vía para avanzar en una solución consensuada sin plazo establecido”.

Los restos del general franquista Gonzalo Queipo de Llano, que yacen en una tumba dentro de una capilla de la Basílica de la Macarena de Sevilla, serán depositados antes de Navidad en un columbario común en el mismo templo sin estar a la vista de los fieles y visitantes del templo. El proceso de traslado de los restos se producirá antes de las fiestas de fin de año.

Desde el grupo de IU en el Ayuntamiento, su concejal y portavoz, González Rojas, ha emitido un comunicado, como ya lo hizo el coordinador general en Andalucía,  afirmando que “no se dejarán engatusar” por los comités de expertos de la Junta ni por los mensajes de la hermandad que ya son reiterativos, “puesto que hacer un año ya lo anunciaron”.

Desde la formación anuncian que tienen un objetivo claro en este aspecto, “que ningún criminal de guerra ni ningún genocida como Gonzalo Queipo de Llano esté enterrado con honores en lugares públicos, ni tampoco en lugares privados que tengan una importante trayectoria en la sociedad sevillana”.

(Fuente: Sevilla Actualidad)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *