Incidente en la Alcazaba de Almería por una representación teatral andalusí

El Departamento de Árabe de la Escuela Oficial de Idiomas de Vélez Málaga programó para el pasado sábado una jornada para conocer mejor el pasado andalusí de Almería. La excursión por la ciudad del grupo malagueño compuesto por 44 personas incluía una visita a la alcazaba, la de mayor extensión de Europa, donde habían previsto una pequeña representación teatral en la que un actor encarnaría a Jairán, el primer rey de la taifa de Almería en el siglo XI, y el alumnado le dirigiría preguntas con todo el diálogo en lengua árabe y seguido por textos bilingües en este idioma y en español.

Según informó a El Faro de Málaga uno de los componentes del grupo, el historiador José Manuel de Molina, el alumnado comenzó a decorar una de las dependencias del salón de la “Casa del Alcaide”, construcción historicista de mediados del siglo XX, con una pancarta donde se podía leer en árabe “Salam Aleikum”, que significa “la paz sea contigo”, así como una bandera blanquiverde andaluza y otras de color rojo y verde sin correspondencia política con ningún estado del mundo islámico. En ese momento un empleado del recinto, propiedad de la Junta de Andalucía, intervino impidiéndoles seguir, pese a que se les explicó que pretendían hacer un homenaje cultural, nada político, a la alcazaba y al pasado andalusí de Almería y se argumentó que tenían permiso obtenido telefónicamente, si bien el personal del recinto manifestó que no tenía constancia de ello. Tras consultarlo, regresaron con refuerzo de personal de seguridad y se les ratificó la prohibición de hacer cualquier representación tras lo que comenzó una  discusión pues el alumnado entendía que no se pudiera fijar nada al edificio pero defendían que la pudieran sostener personas. Finalmente se les permitió continuar, pero en otro lugar y bajo la condición de que no pudieran exhibir ningún tipo de pancarta o bandera.

Para evitar mayores conflictos, el alumnado se reunió frente a la iglesia de San Juan, antigua mezquita, y para salvar la prohibición reconvirtieron la pancarta y banderas en túnica y capas. Así se pudo hacer el homenaje al periodo andalusí de Almería, en este lugar emblemático para Andalucía, pues fue aquí donde en el año 1051 se enarboló por primera vez la bandera blanquiverde durante el reinado del emir Almutasim.

A pesar de todo esto, sigue explicando De Molina, llama la atención la ausencia de la bandera autonómica en la entrada al recinto y el historiador también destaca la ausencia de este hecho en el folleto informativo y en la web del monumento gestionado por la Junta, que no cita este origen de la enseña andaluza y utiliza términos poco rigurosos como “castillo cristiano” para la parte rehecha por los Reyes Católicos y Carlos V, que mejor podría llamarse castellana o renacentista, mientras la parte islámica o andalusí es llamada “árabe”, aspectos que llamó a sustituir.

Fuente: www.elfarodemalaga.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *