Serbia rechaza la formación de un Ejército de Kosovo, según manifestó el presidente albanokosovar. Nueva ronda negociadora

El Ministro de Defensa de Serbia, Aleksandar Vulin (foto adjunta), ha declarado que no hay ni podrá haber Ejército de Kosovo, en respuesta a declaraciones a la prensa del presidente albanokosovar, Hashim Thaci.

Al hablar para la televisora Pink, argumentó que la creación de un ejército kosovar no es posible porque así lo plantea la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptada en junio de 1999. Añadió que tampoco lo permiten las propias leyes aprobadas por los albanokosovares, pues establecen que para ello deberían tener un 10 por ciento de serbokosovares, quienes aman a su pueblo y a su país y no estarían dispuestos a disparar contra los vecinos.

El documento del Consejo de Seguridad establece que Kosovo, constitucionalmente parte de Serbia, es un territorio bajo administración provisional de la ONU y solo se permite la formación de un cuerpo de orden interno, lo cual no ha sido enmendado.

En febrero de 2008, las autoridades kosovares decidieron proclamar unilateralmente la independencia, un acto violatorio de esa resolución y del derecho internacional, pero obtuvo el reconocimiento de más de 110 estados, aunque no de la ONU.

Las declaraciones de Vulin se produjeron al conocerse aquí el contenido de una entrevista de Thaci con la emisora Europa Libre, en la cual afirmó que nadie podrá impedir la formación del ejército kosovar.

Aseguró que es fuerza será multiétnica, con las normas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), al servicio de la paz y la estabilidad, con una clara perspectiva y visión de pertenencia a ese pacto militar, de carácter defensivo y participante en misiones internacionales de paz.

Opinó que la reciente renuncia de un grupo de policías serbokosovares le parece un asunto organizado, aunque añadió que no puede ahora calificarla de una clara motivación política. “Pero lo que sí puedo decir es que nadie en Kosovo ni fuera de Kosovo podrá obstaculizar el derecho, como país independiente y soberano, de tener su ejército, eso es un asunto concluido”, aseveró. Informó que las altas autoridades policiales están entrevistando uno a uno a sus efectivos de nacionalidad serbia con el objetivo de buscar comprensión para que continúen en sus puestos.

Sobre declaraciones del presidente serbio, Aleksandar Vucic, de que los serbokosovares no deben participar en esas fuerzas, opinó que el momento es de tender la mano y reiteró la posición de Pristina de sostener buenas relaciones y alcanzar un acuerdo final en el diálogo con Belgrado en Bruselas supervisado por la UE. Auguró que no tendrá éxito cualquier pretensión de alguien de impedir la formación de las fuerzas armadas kosovares por la vía del veto.

Lamenta Serbia la decisión de Montenegro con respecto a  Kosovo

Altas autoridades de Serbia han rechazado los argumentos de Montenegro para enviar efectivos de sus Fuerzas Armadas a Kosovo y calificaron esa decisión de acto nada amistoso. En esos términos se pronunció el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, al ser interrogado durante una visita a una planta industrial.

Recordó que el primer ministro montenegrino, Dusko Markovic, durante una visita a Belgrado a inicios de 2017 le expresó que comprende cuán doloroso y sensible es el tema kosovar para Serbia y que actuaría con mucho cuidado al respecto, de acuerdo con los intereses serbios.

Afirmó que su país no fue consultado al respecto, aunque reconoció que Montenegro es un estado soberano y puede tomar tales decisiones, pero el hecho no tiene sentido, para nada sirve, con la excepción de que se trate del cumplimiento de una tarea ordenada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Al referirse al debate en el parlamento montenegrino en torno a la decisión del envío de dos oficiales a la Fuerza de Kosovo (KFOR) liderada por el pacto noratlántico, el ministro de Defensa serbio, Aleksandar Vulin, opinó que estarán allí para respaldar la independencia de esa provincia y no para defender a Serbia.

Recordó que Kosovo, a pesar de su declaración unilateral de independencia en febrero de 2008, no es un estado, sino un territorio bajo administración provisional de la ONU de acuerdo con la Resolución 1244 de junio de 1999 del Consejo de Seguridad.

Por eso, consideró esa posición de una actitud inamistosa de Montenegro hacia Serbia. “Lamento que las autoridades de Montenegro olvidan con persistencia que en Kosovo y Metohija sigue Serbia, el pueblo de Serbia y los intereses de Serbia”, subrayó Vulin en declaraciones la televisora Pink.

Al respecto, el ministro de Asuntos Exteriores montenegrino, Srdan Darmanovic, justificó la decisión con el argumento de que su país cumple obligaciones internacionales para contribuir a la estabilidad en la región y añadió que en ello no hay nada inamistoso, en respuesta a las autoridades de Belgrado.

Nueva ronda del diálogo Belgrado-Pristina al más alto nivel

Los presidentes de Serbia, Aleksandar Vucic, y de la administración provisional de Kosovo, Hashim Thaci, se reunirán en Bruselas el 18 de julio para continuar el diálogo destinado a buscar un acuerdo de compromiso. El nuevo encuentro fue anunciado en la capital belga por la oficina de Federica Mogherini, alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), quien es la mediadora en estas pláticas.

De acuerdo con la información la ronda analizará los avances en las discusiones sobre la concertación de una normalización de las relaciones entre las partes y los pasos siguientes e intentará garantizar un ritmo más intenso en las pláticas.

La convocatoria se produce cuando un nuevo acto de las autoridades albanokosovares, la detención hace dos días de cinco serbios en la ciudad de Gnjilane, Kosovo, puso en peligro las negociaciones mismas.

Las autoridades serbias reaccionaron al hecho con la demanda de la inmediata puesta en libertad so pena de clausurar las conversaciones por largo tiempo, a lo cual la policía kosovar respondió con la excarcelación de los presos en pocas horas.

El anterior encuentro de este tipo de Vucic y Thaci mediante Mogherini se realizó el 24 de junio. El diálogo Belgrado- Pristina se inició en 2011 en la capital belga y fue el primer contacto entre las partes desde que Kosovo, una provincia constitucionalmente parte de Serbia, declaró la independencia de forma unilateral.

Ese acto violatorio de la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU de junio de 1999 fue rápidamente reconocido por Estados Unidos, la mayoría de los países del mundo y otros países hasta sumar unos 110, aunque en los últimos meses seis de ellos lo retiraron: Liberia, Surinam, Sao Tomé y Príncipe, Guinea Bissau, Burundi y Papúa Nueva Guinea.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *