Siria: Negociaciones entre gobierno y fuerzas kurdas. El gobierno ofrece extender los acuerdos de Al-Hasakah al resto del noreste

Una fuente militar en el norte de Siria informó a Al-Masdar News que el gobierno sirio envió una delegación para reunirse con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por Estados Unidos, en el oeste de Al-Raqqa, el pasado domingo.

De acuerdo a la fuente, la delegación gubernamental discutió varios temas con representantes tanto de las SDF como del Partido de la Unión Democrático (mayoritariamente kurdo) en la ciudad de Tabqa, ubicada en el oeste de la Gobernación de Al-Raqqa.

Damasco habría ofrecido a su contraparte el mismo acuerdo que a sus aliados en Al-Hasakah:

1.-Puntos de control conjuntos en la región de Al-Raqqa.

2.- La policía militar siria tomaría bajo su responsabilidad la seguridad en la ciudad de Raqqa.

3.-Contar el tiempo que el personal de las YPG y de las SDF ha servido en sus filas como servicio militar en el Ejército Sirio.

4.-El ejército reabrirá sus oficinas de reclutamiento en la Gobernación de Raqqa

5.-El ejército y las YPG/SDF unirán fuerzas en la región.

Aún no se ha llegado a un acuerdo entre ambas partes, aunque la fuente asegura que se está haciendo progreso para lograr una solución política.

Esta y la reunión sostenida en Al-Hasakah se realizan poco después de que el gobierno sirio enviara una delegación de paz a la ciudad de Al-Qamishli para reunirse con representantes kurdos. La misma se demostró productiva, ya que se han repetido reuniones entre ambas fuerzas desde ese momento.

El acuerdo alcanzado entre gobierno sirio y kurdos en Al-Hasakah

El Ejército Árabe Sirio (EAS) y las “Unidades de Protección Popular” (YPG) kurdas lograron un acuerdo preliminar en el norte de Siria, de acuerdo a una fuente de Al-Masdar.

Entre sus puntos se incluiría la retirada de todos los afiches de Abdulla Ocalan -principal dirigente del Partido de los Trabajadores del Kurdistán- de las calles y áreas bajo su control en Al-Hasakah (foto adjunta). Además, las YPG permitirían que el EAS reabra sus oficinas de reclutamiento en la gobernación homónima.

Este acercamiento entre ambas partes se habría logrado luego de que el gobierno se reuniera con delegados kurdos tanto en Damasco como en la ciudad de Qamishli.

Una fuente militar aseguró a AMN que el gobierno sirio discute ahora con la Federación del Norte de Siria la posibilidad de levantar puntos de control carreteros conjuntos en Al-Hasakah.

Asimismo, los representantes de Damasco intentan convencer a las fuerzas kurdas de unir fuerzas en todo el país, y entregar el control de los pasos fronterizos de Tal Kojar y Simalka (con Irak) y de Al-Darbasiyah y Ras Al-Ayn (con Turquía).

Como compensación por estos puntos, las YPG estarían demandando que el gobierno acepte el kurdo como una lengua integrada en el sistema educacional kurdo, cuente el período de servicio de los miembros de las YGP como servicio en el EAS, y entregue a un representante kurdo un asiento permanente en el ministerio responsable de la producción de petróleo.

(Fuente: Al-Masdar Al-Arabi  / Autor: Felipe Ramírez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *