El supremacismo español dificulta el proceso de legalización de Agora Galiza (comunicado nº 94)

El proceso de legalización de Agora Galiza como fuerza política, está siendo dificultado por el régimen del 78.

El Ministerio del Interior español, en particular, la política de la Secretaría General de Interior, ha bloqueado la tramitación conveniente en el Registro de partidos políticos, hasta que remitamos la documentación traducida al español .

El Ministerio de Interior, actualmente dirigido por el juez Grande-Marlaska, califica de “deficiencia” cuya “subsanación es necesario realizar para continuar con la tramitación del expediente”, que tanto el acta notarial como los estatutos de Agora Galiza estén redactados en idioma gallego.

Afirma la administración española que hasta que remitamos traducida al español la documentación de la legalización, no es posible tramitarla “ya que no podremos saber si los estatutos contemplan todo” el contenido que exige la legislación.

Es una auténtica estafa y una muestra de arrogancia y desprecio con la que España actúa. Una incapacidad manifiesta para traducir y entender la lengua gallega por la falta de personal capacitado .

Estamos ante una vulneración de los derechos colectivos del pueblo trabajador gallego, del derecho a emplear nuestro idioma.

Esta expresión descarada del asimilacionismo español constata el inherente carácter chauvinista e imperialista del proyecto español, la imposibilidad alguna de regeneración y democratización de una administración y de un Estado simple prolongación del régimen franquista.

Las políticas uniformizadoras destinadas a destruir el idioma nacional de Galicia sólo pueden ser derrotadas con coraje y firmeza política, pero también con habilidad para sortear los contratiempos de la maquinaria burocrática de un Estado anacrónico que debe ser tumbado si queremos tener oportunidad alguna de conquistar el futuro como pueblo y como clase.

Dirección Nacional de Agora Galiza.

En la Patria, 10 de julio de 2018

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *