Sevilla: “vigilia antifascista” junto al Arco de la Macarena para reclamar que los restos de Queipo sean exhumados de la Basílica

Por segundo año consecutivo, la plataforma Andalucía Republicana celebrará, coincidiendo con el aniversario del golpe de Estado del 18 de julio de 1936, una concentración denominada “vigilia antifascista” junto al sevillano Arco de la Macarena, para reclamar que los restos del general Gonzalo Queipo de Llano sean exhumados de su tumba en la Basílica de la Macarena. La convocatoria comenzará a las 21 horas del 17 de julio y finalizará a las 11 de la mañana del día 18. (En la foto adjunta a la noticia, la concentración “vigilia” del año pasado junto al Palacio Arzobispal).

El año pasado la vigilia congregó a unas 200 personas y a su finalización se enviaron sendas cartas al Papa Francisco y al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, en las que se reclamaba la exhumación de los restos de Queipo de Llano. (En la foto adjunta a la noticia, la concentración “vigilia” del año pasado junto al Palacio Arzobispal).

Hay que recordar que Queipo de Llano fue la mano derecha de Franco en Andalucía tras el golpe de Estado del 36, al que se le atribuye la muerte de unos 50.000 civiles —3.000 solo en Sevilla en los tres primeros meses del mal llamado “alzamiento nacional—. Tras su muerte en 1951 fue enterrado en la Basílica de la Macarena, sede canónica de la populosa hermandad del mismo nombre, dada su condición de hermano mayor honorario de la misma y uno de los impulsores de la construcción del templo.

Desde hace años el debate sobre qué hacer con sus restos está a pie de calle. Mientras sus descendientes y diversos grupos conservadores y de la extrema derecha se oponen a su exhumación, asociaciones y colectivos ligados a la Memoria Histórica piden que se retiren.

De hecho, en 2016 el pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó una moción en la que, en uno de sus puntos, se definía de “genocida” al general porque “ordenó fusilar a cientos de ciudadanos junto a la muralla de la Macarena”, mostrando el “rechazo más absoluto a que los restos de este militar golpista continúen enterrados en la Basílica de la Macarena, al constituir esto una clara ofensa para los familiares de las víctimas del franquismo y para el conjunto de los y las demócratas”. Este último punto fue aprobado por todos los grupos municipales salvo el PP, que votó en contra, y Ciudadanos, que se abstuvo.

La propia presidenta de la Junta, Susana Díaz, considera que la basílica “no es lugar adecuado” para albergar la tumba de Queipo de Llano, mientras que desde Ayuntamiento de Sevilla, el alcalde, Juan Espadas, afirmó el pasado enero que pretendía reunirse con el nuevo hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández, para tratar el acuerdo del pleno que pedía la retirada del general golpista.

Desde la propia hermandad recuerdan que desde 2009 la lápida de Queipo no luce ningún símbolo franquista, mientras que el exhermano mayor, Manuel García, señalaba que este asunto estaba “en manos de la asesoría jurídica” de la hermandad. “Si nos dicen que hay que quitarlo se quita y si no hay que quitarlo, no se quita”, afirmaba al periódico ABC.

(Fuente: La Voz del Sur)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *