Euskal Herria: Aquellos Sanfermines 78 en Nafarroa. “Salid a la plaza y tirad lo más fuerte que podáis, que no os importe matar”.

“Nos querían dar una lección”, creen quienes estuvieron presentes en los Sanfermines del 78. Es el relato de Xabier Barber, uno de los integrantes de Sanfermines78 Gogoan. Es su análisis de lo acontecido después de que unos cuarenta miembros de la policía entrasen en la plaza de toros de Pamplona, justo detrás de las peñas txikis el 8 de julio de 1978. Justo hace hoy cuarenta años.
El mandato del comandante Ávila minutos atrás era premonitorio de lo que ocurriría en la plaza de toros de Pamplona. “Salid a la plaza y tirad lo más fuerte que podáis, que no os importe matar” se pudo oír en la radio de la policía.

El resultado, más de cien heridos, otros seis manifestantes con heridas de gravedad y la muerte de Germán Rodríguez, un joven comunista que estaba protestando con otras cientos de personas en el interior y en los alrededores de la plaza de toros de Pamplona. Ese 7 de julio de 1978 era el fin de semana en el que la capital navarra estaba convertida en un hervidero de personas navarras y venidas de otras zonas.

Quienes estuvieron aquellos días en la ciudad recuerdan que “jamás se había visto tanta policía en unos Sanfermines“, tal y como cuenta el relato de Xabier Barber, entrevistado por cuartopoder.es para encajar las piezas de esta jornada de violencia.

En la plaza de toros de Pamplona se desplegó una pancarta que pedía amnistía para todos los presos. El año 77 había sido el de la aprobación de la Ley de amnistía, para algunos. Franco ya había fallecido tres años atrás, pero aún se considera que el cambio que quiso suponer la Transición no fue tal.
“Después de tímidos intentos de utilizar los viejos aparatos fascistas, y ante su fracaso, los cambios consistieron en la introducción de formas parlamentarias con presencia de partidos y el ordenamiento de unas libertades políticas básicas recortadas. Eso era en suma la Ley para la Reforma Política de Adolfo Suárez”, considera el colectivo Sanfermines 78 Gogoan.

Sanfermines 78 Gogoan reúne a historiadores, vecinos y vecinas, investigadores, víctimas y testigos de lo que aconteció el 7 de julio de 1978 en Pamplona. Durante el último año de manera más insistente, pero durante las últimas décadas de manera ininterrumpida, quienes fueron testigos y víctimas de la acción de la policía bajo los mandos del Comandante Ávila.

En la plaza de toros, unas cincuenta personas desplegaron una pancarta en la que se podía leer “Amnistía total. Presoak kalera. San Fermín sin presos”. Al tiempo que entraban las peñas txikis (las de jóvenes, que no pueden acceder al recinto de la plaza durante las corridas), unos cuarenta miembros de la policía armada entraron cargados con armas y bolas de goma. Quienes estuvieron allí presentes relatan que respondieron a la policía mediante “botellines y almohadillas”.

El arsenal armamentístico que se encontró después de las horas de enfrentamientos, que se prolongaron hasta más allá de las diez de la noche, llegó a contar con “más de 5.000 pelotas de goma, más de 1000 botes de humo, más de 1000 botes lacrimógenos, más de 100 proyectiles de 9 milímetros ‘parabellum’ y más de 50 proyectiles de 9 milímetros ‘corto’”.

Comisión de la Verdad

Desde el año 78, familiares y víctimas de aquella jornada han querido buscar y encontrar explicaciones. El colectivo navarro Sanfermines 78 Gogoan! ha puesto en marcha una Comisión de la Verdad. Este grupo de trabajo en el que se intenta clarificar qué ocurrió en la plaza de toros de Pamplona y sus alrededores el 8 de julio de 1978 les ha llevado a colaborar con colectivos similares en otros países.

Es el caso irlandés, con el Bloody Sunday (Domingo sangriento). 30 de enero de 1972, seis años antes de los sucesos de Sanfermines. Ese día, un cuerpo de élite del ejército británico disparó contra una manifestación que reivindicaba derechos civiles para todas las personas y acabó con la vida de Patrick “Pat” Doherty y de 13 manifestantes más.

Hubieron de esperar 38 años hasta que el gobierno británico, haciendo suyo el Informe Saville, reconocía su responsabilidad directa en los hechos y David Cameron, primer ministro conservador, pidió disculpas.

La pugna del colectivo Sanfermines 78 Gogoan! ha sido una constante. Desde mediados de los años 2000 han exigido al ayuntamiento, en aquellos años en manos de UPN, que investigara y pusiera un foco encima de lo ocurrido el 8 de julio de 1978, con nulo éxito.

Ante la inacción de algunas instituciones, han decidido poner en marcha una Comisión de la Verdad propia, en la que tienen cabida, además de vecinas, testigos y damnificados tras los hechos del 8 de julio del 78, todo aquel que quiera participar con su aportación al relato.

Pasos atrás en el Gobierno

El Gobierno navarro, de manera casi excepcional, consiguió sacar adelante un acuerdo de todas las fuerzas políticas, tanto en el gobierno como en la oposición, para investigar los hechos ocurridos en julio de 1978 y exigir al Gobierno y al Ministerio del Interior que revelara los documentos de las investigaciones posteriores.

Sin embargo, en el Congreso de los Diputados español se han topado con la oposición de PP, PSOE y Ciudadanos, quienes rechazaron el pasado mes de mayo dar un paso al frente y negaron la investigación referente a los Sanfermines del 78. Por parte de los colectivos damnificados, consideran que “debe existir un miedo atroz a que se investigue qué ocurrió en esos sucesos”.

Por el momento, las fachadas del Gaztetxe Maravillas, algunos balcones en la Plaza Consistorial y numerosos carteles pegados por las paredes de Pamplona recuerdan en estos días de fiesta el horror acaecido a solo unas calles de distancia el 8 de julio de 1978. Carteles que están coronados con las palabras del Comandante Ávila: «Tirar con todas las energías, no os importe matar».

(Fuente: Cuarto Poder / Autor: Ana Isabel Cordobés)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *