El Parlamento de andaluz rechaza una propuesta de ley de protección animal poco ambiciosa, con los votos de PSOE, el PP y C´s

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha rechazado este miércoles tomar en consideración la proposición de ley registrada por Podemos Andalucía y elaborada de la mano de colectivos animalistas para reformar la Ley de Protección Animal de Andalucía, y que, entre otras prohibiciones, planteaba la de los lanzamientos de animales o el empleo de éstos en circos o atracciones feriales, así como la asistencia de menores de 18 años a espectáculos y festejos con reses de lidia.

El Pleno ha rechazado la toma en consideración de esta iniciativa, que define a los animales como “seres sintientes”, que contaba con el criterio contrario del Consejo de Gobierno de la Junta, gracias a los votos de PSOE-A, PP-A y Ciudadanos (Cs), de forma que sólo Podemos e IULV-CA han votado a favor de la misma.

En defensa de la iniciativa, el parlamentario de Podemos Jesús Rodríguez ha subrayado que su grupo no se ha podido apropiar de la tradición animalista porque ésta es “milenaria”, y ha defendido que la legislación al respecto es completamente “obsoleta” y presenta “huecos por los que se cuela el maltrato animal”, siendo así “cómplice” de éste.

Además, ha criticado que el Gobierno andaluz utiliza “argumentos contradictorios” para oponerse a esta propuesta, y, cuando esto sucede, “es que no tiene argumentos”, según ha razonado, antes de aseverar que es un “clamor” que “se acabe con los circos con animales, con el tiro a pichón o con los lanzamientos de pavos”. Así las cosas, ha concluido aseverando que “no hay ninguna razón real que no se rija por un criterio electoralista para no saldar la deuda histórica que tenemos con los animales”.

En el turno de los demás grupos ha subido a la tribuna, por parte del PSOE-A, el parlamentario Miguel Castellano, quien ha explicado que su grupo comparte el título de la proposición de ley, que hace referencia a la protección de animales, “pero no una parte importante de lo que se plantea o cómo se plantea”, ya que el texto es “muy deficiente” y presenta “un batiburrillo en el que mezclan todo”, en alusión a grupos como “animales de compañía, animales silvestres o ganadería”. Igualmente, el representante socialista ha señalado que, en la iniciativa, “se obvia que hay una legislación que ha sido de todo punto eficaz en la protección de animales” aunque haya que “renovar y mejorar”.

En representación del PP-A, el diputado Jacinto Muñoz ha señalado que su grupo está “totalmente de acuerdo en la necesidad de elaborar una nueva ley” en materia de protección animal o “una profunda reforma” de la actual, que “es cierto que hay que cambiarla”, según ha reconocido, si bien ha señalado que, en la elaboración de esta iniciativa, Podemos “no ha contado con nadie absolutamente”, aunque “involucran a muchos sectores profesionales y relacionados con el mundo animal”.

Además, ha manifestado que la iniciativa de Podemos “aporta poco” respecto a cuestiones como “la tenencia de animales”, cuando “es necesario informar y formar a los propietarios” sobre este aspecto, o en lo relativo a “animales abandonados y perdidos”, razones por las cuales ha indicado que el PP-A no puede apoyar “el conjunto del proyecto de ley”.

Para posicionar a Ciudadanos (Cs) ha intervenido la parlamentaria Isabel Albás, quien ha manifestado que son “muchísimas” las personas que están “a favor de que los animales tengan el mejor trato posible”, pero ha reprochado a Podemos que no haya hablado con organizaciones como COAG, Asaja, UPA(asociaciones de ganaderos y agricultores) o la Federación Andaluza de Cazadores, porque conviene “hablar con todos, no sólo con los que piensan como nosotros”. Además, ha manifestado que una ley autonómica como ésta también debería estar “consensuada con el resto de grupos parlamentarios”.

Finalmente, por parte de IULV-CA, el diputado José Antonio Castro ha defendido la “necesidad de abordar este debate sin trampas ni maniqueísmo”, así como ha abogado por “no adulterarlo utilizando elementos que, o no aparecen en la norma o vienen a dar una imagen distorsionada de lo que se pretende en la misma”. Además, ha compartido con Podemos que la normativa al respecto está desfasada, “en el pasado”, y hay que “adaptar o crear una normativa que vaya con los tiempos actuales para acabar con el sufrimiento” que se infringe a determinados animales.

Entre otras cuestiones, la ley cuya toma en consideración ha sido rechazada planteaba prohibir la “participación de personas menores de 18 años en pruebas funcionales y entrenamientos a puerta cerrada con reses de lidia, espectáculos y festejos con este tipo de animales y clases prácticas con reses celebradas por escuelas taurinas autorizadas”.

También los lanzamientos de pavos, conejos u otros animales; la suelta de palomas en fiestas, celebraciones o festejos, y el mantenimiento de cetáceos en cautividad, además de juegos o concursos de cerdos engrasados.

La iniciativa registrada por Podemos quería también erradicar el “abandono, maltrato o agresión” a animales; la lucha y peleas de perros y gallos; las competiciones de tiro de pichón y el empleo de animales en carruseles y atracciones feriales y en circos.

Asimismo, la ley planteaba prohibir la venta ambulante de animales en “espacios no autorizados”, utilizarlos “como blancos en atracciones de ferias, concursos o competiciones”; el empleo de animales “para adiestrar a otros animales en la pelea o el ataque”; vender animales “de especies exóticas”, y “obligar a trabajar a crías, enfermos, desnutridos y a hembras preñadas”.

Por otro lado, la iniciativa legislativa proponía “partidas en los presupuestos para la prevención del abandono y la tenencia responsable”; promover que “se tengan en cuenta los animales de compañía en personas vulnerables”; “perseguir activamente el tráfico y compraventa particular de especies vulnerables” y “publicar anualmente la tasa de sacrificio, abandono y denuncias de maltrato animal”.

Otras propuestas pasaban por “campañas anuales de vacunación y esterilización”; consignar a los ayuntamientos “al menos el 50% de las inversiones para aplicar esta ley”; habilitar jardines y parques públicos para el esparcimiento de animales de compañía, así como espacios “aptos para perros en playas” y un registro de personas adoptantes”.

(Fuente: Público)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *