Denuncian que la brecha salarial entre hombres y mujeres se extiende a las jubilaciones. Puede superar los 15.300 euros

El director del Gabinete de Estudios de USO, José Luis Fernández Santillana, ha resaltado este miércoles que, pese a que al inicio de la vida laboral la brecha salarial de género casi “no existe”, una vez hombres y mujeres se jubilan ésta puede superar los 15.300 euros anuales, informa Europa Press.

En concreto, al inicio de la vida laboral la diferencia de sueldo entre los hombres y las mujeres ronda los 2.600 euros anuales (188 euros mensuales), mientras que se triplica a los 64 años hasta rondar los 6.400 euros y se sitúa por encima de los 15.315 euros a partir de la jubilación, según se desprende del último estudio realizado por el sindicato.

Para Santillana, esta diferencia es un “brechazo”, por lo que considera que se debería analizar por qué se producen estas situaciones. “Aunque pueden existir diferencias, no todas tienen que llevar con ello desigualdad. Se puede ser diferente, pero no desigual, porque va en contra del mandato Constitucional”, ha apostillado Santillana durante su intervención.

Según el informe, casi el 68% de las mujeres cobran un sueldo inferior al salario mínimo interprofesional (SMI), mientras que en el caso de los hombres el porcentaje apenas supera el 32%. No obstante, estos porcentajes se pueden disparar cuanto más crece la remuneración.

Así, en el rango de sueldos más altos, el 73,7% de los hombres recibe una remuneración alta, cifra que solo alcanza el 26,3% de las mujeres. “Percibiendo la misma remuneración, las mujeres están mayoritariamente en los salarios menores”, ha señalado USO.

En general, la brecha de género hace que las mujeres cobren de media al año unos 5.790 euros menos que los hombres. Es decir, las mujeres perciben el 77,6% del sueldo de un hombre, por lo que trabajan un total de 82 días gratis al año.
Por autonomías, aunque existen diferencias, en líneas generales la brecha está entre el 20% y el 25%, por lo que USO considera que el Gobierno “no puede permanecer indiferente ante este tipo de situaciones”.

Santillana ha puesto como ejemplo que una mujer que resida en Extremadura, con contrato a tiempo parcial y temporal y trabajadora del sector servicios como personal no cualificado cobrará al año unos 30.000 euros menos que un varón que trabaje en el sector de la industria en el País Vasco con contrato temporal e indefinido.

Por su parte, la secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO, Dulce Moreno, ha afirmado que no se puede achacar la diferencia salarial a la cualificación, porque hace ya muchos años que se revertieron las cifras de titulados universitarios a favor de las mujeres. Por ello, considera que esta situación se debe atajar con políticas de género y legislación.

Teniendo en cuenta la remuneración, el estudio muestra que en las jornadas parciales las mujeres ganan una media de 10,16 euros por hora trabajada, frente a los 11,83 euros que ganan los hombres. En el caso de la jornada completa, la cifra se dispara hasta los 16,2 euros por hora de retribución que reciben los hombres, mientras que en el caso de la mujer la cifra ronda los 14,5 euros.

La secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO, Sara Gómez, por su parte, ha resaltado que la diferencia entre sexos es “gravísima”, porque dos tercios de los trabajadores pobres son mujeres, y ha hecho hincapié en que esta cifra muestra la “ineficacia” de los acuerdos firmados por los sindicatos mayoritarios en la negociación colectiva, donde se muestra, según Gómez, que sindicatos y patronal “no son capaces de levantar las rentas más bajas”.

(Fuente: InfoLibre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *