Cádiz: Piden una auditoría en Navantia. Denuncian que los trabajadores solo ganan 5 de cada 60 euros que se producen por hora

“Solicito una auditoría en Navantia”. Así de claro habló una profesional del metal a lavozdelsur.es, tras la huelga general del pasado miércoles 13 de junio, en los astilleros gaditanos. “Se debería hacer una auditoría externa. Es la única manera de ver dónde van esos gastos contratados”, expresa.

La manifestante, anterior miembro de la Coordinadora de Profesionales del Metal, explica que cuando una subcontrata de Navantia contrata a un trabajador para una carga de trabajo, el profesional le cuesta a la empresa externa 60 euros la hora, de los cuales el trabajador solo ve 5. “¿Dónde están esos 55 euros? ¿En la subcontrata? No creo, hay alguien por ahí en medio que se lo lleva. Hay un pez gordo que se lleva 55 euros por hora de cada trabajador, en jornadas de 8 a 12 horas”, denuncia.

“El barco que llega y le cuesta eso por cada hora del trabajador, le sale carísimo. De ahí que se lo lleven a Corea, a cualquier otro astillero que le salga más barato. La hora que sale un soldador aquí no es normal, pero es que el soldador está cobrando cinco. Si lo rebajaran y de verdad le pagaran un sueldo digno al trabajador, aquí nos sobraba el trabajo. De ahí la falta de carga de trabajo. No es que sea caro, es que se lo lleva alguien”, asegura la profesional del metal, que pone voz a un tema de que es voz populi entre los trabajadores de Navantia.

Este digital ha intentado ponerse en contacto con Navantia, sin obtener respuesta de la sociedad pública. Desde la Coordinadora, declaran a este medio que pedir una auditoría externa en Navantia es algo que se planteó “porque aquí se cuece mucho por lo bajini“, pero que tampoco llegó a concretarse. “Como Coordinadora no vamos a dar ese paso. Este es un tema peliagudo y complicado al que l tendríamos que dedicar mucho tiempo”, afirman a lavozdelsur.es.

La masiva manifestación de los trabajadores de los astilleros de la Bahía de Cádiz

El pasado  13 de junio una huelga convocada por la Coordinadora de Profesionales del Metal de la Bahía de Cádiz, seguida de una manifestación por las calles de Cádiz, fue secundada por entre el 90 y 100% de los trabajadores del sector según los convocantes. “Este es el pistoletazo de salida para seguir luchando en defensa de nuestros derechos”.

“¡Hoy están más vivos que nunca!”, se dejaba la garganta uno de los profesionales del metal, aun con micrófono en mano. Antes de iniciar la manifestación, en el aparcamiento de Navantia, los trabajadores le dedican un pequeño homenaje a los dos compañeros fallecidos el pasado viernes 18 de mayo tras ser aplastados por una plataforma de aluminio de 4 toneladas en Equimansur (EQM), una de las empresas auxiliares del polígono Río de San Pedro, en Puerto Real.

“Hoy honramos a los dos compañeros víctimas de la precariedad laboral que sufrimos. Que esa fuerza que estamos demostrando hoy aquí se la llevéis para vuestras vidas y os dé aliento”, continuaba, al tiempo en que le entregan un ramo de flores a Chari, la viuda de José Luis Fossati. Ella, rota por dentro, llora en el pecho del hermano de su marido fallecido. La imagen deja en silencio a todos los presentes, quienes esperan unos segundos para reponerse y comenzar la marcha.

La manifestación, convocada por los sindicatos CGT, SAT y AO en nombre de la Confluencia Sindical Gaditana (que incluye también a la Coordinadora de Profesionales del Metal, Ustea y CTA), arrancaba a eso de las siete de la tarde, entre pancartas, gritos de lucha —”¡Accidente labora, atentado patriarcal!”—y mucha hermandad. Según los convocantes, la huelga general en la jornada del 13 de junio ha sido un éxito rotundo.

En el astillero de Puerto Real el paro fue secundado por el 100% de la plantilla, al igual que en Dragados; y en INTEC AIR (única industria del sector aeronáutico de la ciudad de Cádiz, proveniente de Utrera, Sevilla, con una plantilla aproximada de 200 profesionales) fue secundada por el 90%. En el resto de las empresas (Bazán, en San Fernando, y Airbus, en Puerto Real), la totalidad de los trabajadores de las subcontratas hicieron huelga, mientras que el personal fijo sí ha asistido a su puesto de trabajo.

Tres horas duró la manifestación desde Navantia hasta la plaza Jesús, en Puerto Real, marcha en la que no faltaron cánticos contra la precariedad laboral y en apoyo a los dos compañeros fallecidos. “¡No estamos todos, faltan dos!”, fue el lema de batalla desde principio a fin. La pérdida de los dos soldadores, José Daniel Valladares Millán y José Luis Fossati del Río, ha unido a los trabajadores de los astilleros de la Bahía de Cádiz, quienes se muestran esperanzados con un cambio en sus condiciones laborales, después de la movilización histórica vivida en este día.

Compañeros en bicicleta; trabajadores; activistas que apoyan la lucha obrera; familias con sus pequeños; partidos políticos; los sindicatos, menos CCOO y UGT (de ahí que se gritase “no estamos todos, faltan dos”); plataformas sociales; esposas que también sufren la contaminación, la radiación a la que están expuestos sus maridos, en casa; niños que viven el día a día con un miembro menos de su familia debido a las jornadas “maratonianas” de 12 horas…

“Ha sido un éxito”, destaca Antonio Muñoz, miembro de la Coordinadora Profesionales del Metal de la Bahía de Cádiz. “Este es el pistoletazo de salida para seguir luchando en defensa de nuestros derechos”, añade Muñoz, quien asegura a lavozdelsur.es que no ha habido ningún tipo de comunicación o de negociación por parte de las empresas y la Coordinadora u otras asociaciones. “La patronal lo único que ha hecho es ensuciar y contaminar la reivindicación de los trabajadores, y en principio la patronal lo que tiene que hacer es cumplir lo que ya está firmado, que es el convenio del colectivo del metal del año pasado”, expresa.

Tras el fallecimiento de los dos compañeros en un accidente laboral, los profesionales del metal han dejado vacíos sus puestos de trabajo y han salido a la calle para exigir el cumplimiento del convenio, de la ley de prevención de riesgos laborales, jornadas de 8 horas, una bolsa de trabajo para los trabajadores y “atajar el problema de raíz”, que las contrataciones se lleven a cabo por las empresas principales.

(Fuente: La Voz del Sur / Autora: Claudia González Romero)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *