Huelva: La CHG informa que el acuífero de Doñana se encuentra en situación de prealerta y pierde agua desde 1991

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) mantiene en situación de prealerta el acuífero de Doñana en su último informe correspondiente al año hidrológico 2016-2017 y dado a conocer ahora.

La situación no mejora de forma general en los 2.400 Km2 que ocupa la masa de agua y esto sigue siendo preocupante desde el año 1991, cuando la Confederación inició un programa de control de niveles piezométricos (límite de capa freática) del área y asumió el control directo que culminó en 1995 con el establecimiento de la red de control oficial actual elaborada en el seno del equipo de investigación del Patronato del Parque Nacional de Doñana y en la que cada año se miden 273 puntos distribuidos por todo el territorio.

La conclusión del informe, al que ha tenido acceso Diariodehuelva.es, después de analizar las descargas de agua y los índices pluviométricos anuales es clara: De mantenerse el actual grado y modo de explotación de los recursos subterráneos en el acuífero detrítico, “se comprometería su buen estado y el de los ecosistemas terrestres que de él dependen, lo que se refleja en el hecho de que tres de las cinco masas de agua que forman el sistema no alcanzan un buen estado cuantitativo”.

El informe enciende una luz de esperanza y espera la aplicación del Plan Hidrológico del Guadalquivir para frenar y revertir esta situación. Así, confía en medidas como “la disminución de la presión sobre las aguas subterráneas mediante la adquisición de los derechos existentes (finca de Los Mimbrales) en el sector sur del Arroyo de La Rocina (ya ejecutada) y un trasvase (pendiente) de 4,99 hectómetros cúbicos en la parte de la cabecera del Arroyo que linda con la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras, a lo que se añade un nuevo trasvase de hasta 15 hm3 de esta demarcación”.

Otra medida de la que se esperan buenos resultados es “el incremento de la guardería fluvial y el apoyo en técnicas de telecontrol y teledetección con el fin de que los aprovechamientos se ajusten a los títulos y derechos de uso de agua y la revisión y cotejo de los derechos de uso de agua en masas de agua subterráneas con los aprovechamientos existentes”.

El informe detalla por zonas la situación del acuífero. “En los sectores con un estado piezométrico acorde o algo inferior a la pluviometría están la Zona Norte, Sur de Villamanrique, Abalario, Veta Retuerta, Laguna de Doñana, Marismas, Arroyo de la Rocina y sur de esta área”. Este último es el valor más alto del indicador, 0,52, lo que marca una situación de normalidad”. El informe gubernativo relaciona esta evolución favorable de la masa de agua en la zona con la retirada de la explotación de más de 6 hm3 de derechos correspondientes a la finca agrícola de Los Mimbrales.

Por el contrario, entre los sectores con un estado piezométrico peor que el que puede esperarse de la pluviometría del año hidrológico analizado, el informe presentado ubica “la zona costera, la cabecera norte de La Rocina, norte del Arroyo de la Rocina, Ecotono norte, Norte del Rocío, sector intermedio, sector Norte-Sur de Villamanrique-acuífero libre”. Aquí presenta un valor medio de 0,17 (alerta). Esta zona en peor estado comprende principalmente “sectores con grandes extracciones para el regadío, en ocasiones elevados en relación con los recursos disponibles, lo que provoca un desequilibrio entre ambos, como a otros en los que la extracción es escasa y muy inferior a los recursos”. Según los datos aportados en el informe, “la excepción es la zona costera, con un grado de explotación bajo y que presenta un valor anormalmente bajo del indicador por segundo año consecutivo”.

Finalmente marca el análisis según la pluviometría y la tendencia observada en las zonas estudiadas. Y es aquí donde advierte también una zona con un estado piezométrico acorde con la pluviometría y sin tendencias descendentes en la franja costera y el cordón dunar. Pero señala una zona con un estado piezométrico marcadamente inferior. “Aparecen dos zonas de depresión piezométrica con relación a las cotas medidas en 1995, una situada al norte de El Rocío y otro al sur de Villamanrique.

Y finalmente, observa una zona intermedia en la que se incluyen tres sectores con un valor del indicador inferior al que cabría esperar y con una tendencia estadísticamente significativa en el indicador pero no en los niveles piezométricos, zona norte, cabecera norte de La Rocina.

Nada más tener acceso al informe, la organización WWF se pregunta a qué esperan las autoridades políticas para adoptar medidas que pongan remedio a la pérdida constante de aguas subterráneas. El portavoz de WWF, Juan José Carmona, ha calificado de “tímidas” las medidas adoptadas hasta el momento y asegura que Doñana no puede esperar otros quince años, como pretenden, para aportar soluciones. “Es una cuestión de voluntad política en un momento en que las autoridades tienen mecanismos para saber quién, cómo y cuándo se utiliza el agua procedente del acuífero que alimenta el Parque de Doñana para otros fines”, insiste Carmona.

Al margen de este trabajo del Grupo de Aguas está pendiente aún el análisis del Plan de la Fresa en la zona, sin duda el más polémico de cuantos afectan al Parque Nacional.

(Fuente: Diario de Huelva / Autor: Rafael Moreno)

(Balsa ilegal de extracción de agua en Doñana)

El acuífero de Doñana sigue en la UVI, según la organización ecologista SEO/BirdLife

La organización conservacionista SEO/BirdLife afirmó este martes que “el acuífero de Doñana no sale de la UVI” y lamentó que “siga sin ponerse freno a la sobreexplotación” de las aguas subterráneas de ese espacio natural, una “situación crítica” que viene sucediéndose “año tras año”.

Así lo destacó SEO/BirdLife en un comunicado tras analizar la información presentada en la Comisión de Trabajo del Agua del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, celebrada hoy en el Centro de Formación ‘Doaña’, situado en Aznalcázar (Sevilla). En esa reunión se dieron a conocer los últimos datos recogidos por la red de control oficial de los niveles piezométricos del año hidrológico 2016/17.

La información indica que, en su conjunto, el acuífero muestra una “tendencia negativa” y su situación es de “prealerta”. De los 16 sectores en los que se divide el acuífero sobre el que se asienta Doñana, sólo uno está en situación de normalidad y el resto están en riesgo: siete se hallan en estado de ‘prealerta’, tres en ‘alerta’ y otros cinco en ‘alarma’.

Asimismo, 11 de esos 16 sectores del acuífero muestran una situación peor a la que le correspondería según la lluvia caída en el último año, lo que SEO/BirdLife consideró “realmente preocupante” si se tiene en cuenta que los dos últimos año hidrológicos han estado pluviométricamente dentro de la normalidad, con 526 litros por metro cuadrado en el de 2016/17. Además, tres de las cinco masas de agua subterráneas en las que se ha dividido el acuífero están en mal estado ecológico.

El propio informe, presentado por la oficina de planificación hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, reconoce que si se mantiene el actual grado y modo de explotación del acuífero se comprometerá el estado de las aguas subterráneas y de sus ecosistemas terrestres asociados. “Un escándalo teniendo en cuenta que se trata de un parque nacional y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco”, apuntó SEO/BirdLife.

El responsable de la oficina de SEO/BirdLife en Doñana, Carlos Dávila, indicó que “es triste decirlo, pero el Gobierno español lleva años desoyendo a la comunidad científica”. “Ya sólo esperamos que el nuevo Gobierno demuestre que realmente cree en la importancia de este parque nacional y en los límites de los ecosistemas más emblemáticos de nuestro país”, añadió.

Por su parte, el responsable del programa de Aguas de SEO/BirdLife, Roberto González, recalcó que “ahora la situación está en manos del nuevo Gobierno”. “Esperemos que esté a la altura y que no hereden las soluciones que proponía el anterior, especialmente la del trasvase que se sigue proponiendo como solución”, agregó.

La organización conservacionista indicó que la reciente tramitación en el Congreso de los Diputados del trasvase de 15 hm3 anuales desde la demarcación Tinto, Odiel, Piedras hasta Doñana (demarcación del Guadalquivir) es “un parche imprudente y otra muestra más de la desgobernanza total en política de aguas”.

“Una política basada en la oferta del agua y que no atiende a la gestión y control de la demanda de agua tal y como obliga la normativa europea (Directiva Marco del Agua), ni a la repercusión de los costes del agua, especialmente respecto a los costes ambientales, obviando cualquier planteamiento de redimensionamiento de la demanda de los sectores económicos que causan los problemas ambientales”, resumió.

(Fuente: Diario Siglo XXI)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *