Jordania: Servicios secretos árabes e israelíes se reúnen para abordar el “acuerdo del siglo” en Palestina tras la reunión de Abdullah II y Netanyahu

Una revista francesa especializada en asuntos de inteligencia ha informado de la celebración de un encuentro entre personal de los servicios de inteligencia de varios países árabes e israelíes, con el apoyo de EE.UU. Esta reunión habría tenido lugar hace pocos días en la ciudad de Aqaba, al sur de Jordania, y el objetivo sería discutir el plan del presidente estadounidense, Donald Trump para una solución pactada en Oriente Medio, que sus defensores denominan “el acuerdo del siglo”.

Según la revista Intelligence Online que ha informado sobre esta supuesta reunión, la misma tuvo lugar el tercer día del Eid, el 17 de junio, y a la misma asistieron los máximos responsables de la inteligencia de Israel, Yossi Cohen, de la saudí, Khaled Al Humaidan, de Egipto, Abbas Kamel, de Jordania, Adnan al Jundi, y de Palestina, Majed Farj. La reunión se habría celebrado bajo el auspicio de Jerald Kouchner, consejero de Trump para Oriente Medio.

La revista ha señalado también que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, visitó Ammán un día después de la reunión y se reunió allí con el rey de Jordania, Abdullah II, y especula con que el objetivo de esta reunión habría sido impulsar el “acuerdo del siglo”.

La revista señalaba también que durante los últimos años se han mantenido unas relaciones estrechas y secretas entre Israel y Arabia Saudí. Al respecto, ha referido el encuentro mantenido entre el anterior jefe del Mossad, Meir Dagan, y su homólogo saudí. Según este medio, también el entonces primer ministro israelí, Ehud Olmert, se reunió en Jordania con el príncipe Bandar Bin Sultan, que era entonces jefe de los servicios de inteligencia y del Consejo de Seguridad Nacional saudíes.

Medios israelíes vinculan la visita de Netanyahu a Ammán con el plan de paz de EE.UU.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió en secreto con el rey jordano, Abdullah II, el lunes en Ammán, según revelaron medios israelíes.

Los medios israelíes vincularon esta visita secreta a la del mayor convoy diplomático de Estados Unidos, que incluyó a Jared Kushner, el yerno y principal asesor de Donald Trump, y Jason Greenblatt, enviado de EE.UU. a Oriente Medio.

El canal 10 de la televisión israelí reveló que el jefe del Mossad, Yossi Kohen, asistió a la reunión entre Netanyahu y el rey Abdullah, mientras que el embajador israelí en Ammán no estuvo presente.

Kushner se reunió también con el rey Abdullah y discutió el proceso de paz y el estatus de Jerusalén. La Casa Blanca ha anunciado que el objetivo de la visita de los funcionarios estadounidenses a la región es discutir los esfuerzos de Estados Unidos para revivir las conversaciones de paz y discutir el tema de la Franja de Gaza.

El rey jordano Abdullah II conversó con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, discutiendo “los esfuerzos para resolver el conflicto palestino-israelí”, según informa la Agencia Anadolu.

Según una declaración de la Corte Real, el rey jordano hizo hincapié en que la cuestión de Jerusalén debe resolverse dentro de las negociaciones sobre el estatuto final sobre la base de una solución de dos estados, ya que Jerusalén es la clave para lograr la paz en la región.

¿Qué hay de urgente en las últimas reuniones entre Kushner y Netanyahu?

La última visita de Kushner (yerno y consejero de Trump) y Greenblatt (enviado del presidente para el proceso del acuerdo) a Oriente Medio ha planteado varias cuestiones, en particular sus varias y largas reuniones con cargos israelíes.

Fuentes israelíes afirman que el tema principal de las visitas fue poner el toque final al proyecto de paz estadounidense, conocido como el “acuerdo del siglo”. Sin embargo, el destino probable de este plan ya está más que claro: Estados Unidos lo presentará y los palestinos lo rechazarán por completo. Los israelíes lo aceptarán. Nada cambiará y la ocupación y la colonización seguirán en pie (o incluso se acelerarán).

Así que, ¿qué hay de urgente en estas reuniones y por qué se han celebrado tantas? La razón principal es Gaza: Kushner y Greenblatt están particularmente preocupados por proteger a Israel del retroceso de sus propios ataques en la Franja. En otras palabras, mientras que Israel parece tener la intención de adoptar una postura agresiva pase lo que pase, los enviados de Estados Unidos quieren evitar que la situación en la Franja de Gaza estalle en las manos israelíes.

Parece que Kushner y Greenblatt están particularmente interesados en dos problemas:

el primero es el rechazo del presidente Abu Mazen hacia cualquier intento de pacificar Gaza y su insistencia en que las sanciones se mantengan para castigar a Hamás.

El segundo problema es el rechazo del ministro de Defensa, Lieberman, así como el rechazo del ministro más importante del Gabinete, Naftali Bennett, de relacionar la pacificación de la situación en Gaza con una tregua.

Mientras tanto, los ministros reciben apoyo y ánimos del ejército y de la institución militar, y ningún país árabe propone una verdadera objeción. Según el periódico Haaretz, al rey de Jordania no le importa siempre y cuando el proyecto no suponga separar Cisjordania de Gaza. En cuanto al monarca saudí, el rey Mohammed bin Salman, él, a diferencia de su padre, apoya este proceso incluso a expensas de dividir la Franja de Gaza y Cisjordania con tal de aplicar el plan de Trump.

Otro objetivo que pretenden conseguir Netanyahu, Kushner y Greenblatt es asegurar que Hamás no se beneficie de ninguna ayuda económica o humanitaria en las negociaciones. Tampoco recogerá los frutos de su paciencia y perseverancia junto a su pueblo frente al bloqueo israelí y no israelí.

Es posible que Estados Unidos e Israel recurran a algunos amigos árabes, como suelen hacer durante “situaciones difíciles” para facilitar el proceso. Esto podría provocar que no se resuelva el problema de los soldados capturados, sin que parezca un logro de la resistencia, sino más bien una concesión hecha frente a la inflexibilidad de Israel.

¿Hasta qué punto cumplirán con su proyecto y sus objetivos Netanyahu y Kushner? Claramente, tendrá que ver con el nivel de las posturas, prioridades y cálculos del pueblo palestino, en particular de su valiente resistencia.

(Fuente: Monitor de Oriente / Autor: Abdel Nasser Issa)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *