EEUU: Acondicionan dos bases militares como campos de concentración para encerrar a los migrantes indocumentados y sus hijos

Las bases militares de Fort Bliss y Goodfellow, en el sureño estado norteamericano de Texas, serán utilizadas temporalmente para albergar a los inmigrantes indocumentados que fueron detenidos en la frontera con México en el marco de la política de “tolerancia cero”, implementada por el Gobierno de Donald Trump.

Así lo confirmó este lunes el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, según informó The Hill. “Fort Bliss es una base del Ejército, localizada cerca de El Paso y sobre los márgenes del Río Grande, que marca la línea divisoria con México”.

La misma es acondicionada para recibir a familias cuyos adultos enfrenten cargos criminales, según indicó a la revista Time una fuente que pidió el anonimato. “Por su parte, la base Goodfellow, de la Fuerza Aérea, está ubicada más al norte, cerca de San Angelo, en el centro de Texas. Ahí serán trasladados los niños que lleguen a la frontera sin sus padres”.

Un memorando del Pentágono a los miembros del Congreso, la semana pasada, indicó que las instalaciones podrían estar disponibles a partir de julio. Mattis, afirmó que “todavía se afinan detalles” para  dejar a punto las instalaciones y alojar a los inmigrantes sin papeles.

Frenan la remisión de indocumentados a tribunales migratorios

El jefe del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) estadounidense, Kevin K. McAleenan, anunció hoy que la instancia dejó de remitir a los tribunales a los adultos indocumentados que cruzan la frontera con sus hijos.

Según McAleenan, los agentes fronterizos tienen la orden de no remitir las familias de emigrantes al departamento de Justicia para su enjuiciamiento criminal, hasta que ambos organismos consensuen una política que permita a los progenitores ser procesados sin separarse de los infantes.

Como resultado de la decisión, las familias serán liberadas y se les ordenará regresar más tarde para una cita en la corte porque el ICE carece del espacio de detención necesario para las familias, precisó un comunicado.

Tanto la secretaria de prensa de McAleenan como la de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguraron que la decisión no significa un cambio en la política de inmigración de ‘cero tolerancia’ promulgada por el presidente Donald Trump.

El secretario de Defensa James Mattis explicó que el Pentágono construirá campamentos temporales con tiendas de campaña en dos bases militares en el sureño estado de Texas, con el objetivo de albergar a personas que intentan cruzar la frontera ilegalmente.

Los sitios escogidos son la base de la Fuerza Aérea Goodfellow, en San Angelo, donde se alojarán los niños no acompañados y Fort Bliss, un puesto del Ejército en las cercanías de la ciudad de El Paso, donde se mantendrán las familias emigrantes, precisó.

La semana pasada, Trump anuló su decisión inicial de separar a los padres indocumentados de los hijos, debido al rechazo mundial que provocó. Aunque el gobernante firmó una orden ejecutiva para poner fin a la división de familias, no estableció la reunificación inmediata de las ya separadas.

Con la política de tolerancia cero de la administración republicana, los adultos que cruzan ilegalmente la frontera norteamericana deben enfrentar un proceso penal, lo cual llevó a que más de dos mil 300 menores fueren enviados a instalaciones de cuidado temporal administradas por el departamento de Salud.

Mediante el procedimiento habitual, los padres son transferidos a cárceles de inmigración dirigidas por el ICE, con poca capacidad para saber dónde están sus hijos ni cómo recuperar la custodia, indicó la víspera el diario The Washington Post.

Reúnen en EE.UU. a 538 niños con sus padres inmigrantes ilegales

El gobierno estadounidense reunió hasta hoy a 538 niños con sus padres inmigrantes detenidos al cruzar ilegalmente la frontera con México tras la separación correspondiente por la denominada política de tolerancia cero.

La alternativa, con un amplio rechazo dentro y fuera de Estados Unidos, establece que cualquier persona en esas condiciones será arrestada y acusada de cargos criminales. Aplicada desde mayo pasado, la iniciativa dio origen a la separación de más de dos mil 300 menores del lado de sus familiares, de acuerdo con datos oficiales.

Para frenar tal división, el presidente norteamericano, Donald Trump, firmó el último 20 de junio una orden ejecutiva, pero quedaron fuera del decreto quienes ya sufrieron el proceder. Dicha cantidad de reunificaciones fue actualizada por Tyler Houlton, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, en su cuenta de la red social Twitter.

En una declaración conjunta emitida el sábado por la noche, esa entidad y el Departamento de Salud y Servicios Humanos, encargado de la custodia de los menores, anunciaron que 522 de ellos se unieron hasta entonces a sus progenitores. Informaron, además, que otros 16 debían reencontrarse con sus ascendientes en las próximas 24 horas luego de que la opción no pudo completarse el 22 de junio debido al clima.

El texto plantea que las dos entidades federales trabajan para fomentar las comunicaciones y reunir a cada menor con su padre o tutor a través de procesos bien establecidos. Sin embargo, según el plan, esos niños seguirán esperando bajo custodia mientras avanza el proceso legal de sus progenitores, y las reunificaciones solo tendrán lugar cuando se completen los procedimientos relacionados con los adultos.

La administración norteamericana permitiría a las personas en espera de ser sacadas del país solicitar que sus hijos sean enviados con ellas de regreso a la nación de origen, algo que no siempre piden, señaló el comunicado.

EE.UU. levantará campamentos para inmigrantes en dos bases militares

El Pentágono estadounidense se prepara hoy para construir campamentos temporales destinados a inmigrantes en dos bases militares, tras recibir una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El DHS “vino a pedirnos que construyamos campamentos temporales en dos de nuestras bases”, expresó anoche a periodistas el secretario de Defensa, James Mattis, mientras estaba a bordo de un avión en el inicio de una gira con paradas en el estado de Alaska, China, Corea del Sur y Japón. Mattis no especificó cuáles serán las dos bases dedicadas a ese fin, pero dijo que los detalles están siendo resueltos, incluida la capacidad que se necesita.

Varios medios de prensa indicaron la semana pasada que el Departamento de Defensa valoraba la posibilidad de albergar hasta 20 mil niños inmigrantes sin acompañamiento en cuatro bases militares ubicadas en Texas y Arkansas.

Según los reportes, en el primero de esos estados se estaban considerando la instalación Fort Bliss, y las bases Goodfellow y Dyess de la Fuerza Aérea; mientras que en el segundo territorio se estudiaba Little Rock, también de esta última rama.

El titular apuntó que ahora son dos los lugares que se valoran, pero no confirmó que estarán destinados específicamente a alojar a menores. Mattis realizó sus comentarios en el contexto de la indignación colectiva provocada a nivel nacional e internacional por la política de ‘cero tolerancia’ de la administración de Donald Trump, con la cual los adultos que cruzan ilegalmente la frontera norteamericana deben enfrentar un proceso penal.

Esa situación llevó a que más de dos mil 300 menores fueren enviados solos a instalaciones de cuidado temporal administradas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) mientras sus padres esperan por el procesamiento criminal.

Presionado por la gran indignación nacional e internacional que provocó esa práctica, el mandatario republicano se vio obligado a firmar el miércoles una orden ejecutiva para poner fin a la división de familias, pero que no estableció la reunificación inmediata de las ya separadas. La orden del gobernante no detiene la tolerancia cero, sino que establece que niños y padres podrán ser retenidos juntos en el mismo lugar.

El comentario de Mattis se difundió un día después de que el Gobierno estadounidense anunció la reunificación con sus padres de 522 niños inmigrantes separados como resultado de la tolerancia cero, al tiempo que dos mil 53 menores continúan bajo custodia del HHS.

(Fuente: Prensa latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *