Banca y bonistas presionan para recortar ya la plantilla de Abengoa

La plantilla de Abengoa aguarda con temor los próximos días ante los intensos rumores internos sobre la presentación de distintas medidas de recorte de personal y bajada de sueldos. Según ha podido saber Viva en numerosas fuentes internas de la sede central de Palmas Altas en Sevilla, los bancos y bonistas que tomarán hasta el 95% del capital en junio están presionando más fuerte que nunca para reducir los costes laborales.

Ante ello, la dirección de Abengoa tiene preparada una batería de EREs y ERTEs en diferentes sociedades de la empresa que podría presentar incluso hoy viernes. Otras fuentes señalan que el proceso de recorte de personal se lanzará en cualquier caso antes de final de abril.

En cuanto al volumen de plantilla afectada superaría los 500 empleados. Las sociedades afectadas por estas medidas serían, previsiblemente, todas o parte de las 44 que el grupo tiene en preconcurso.

Desde que Abengoa se declaró insolvente a final de noviembre del año pasado se han producido no renovaciones de contratos y salidas voluntarias de trabajadores que suman 600 personas. Este proceso no traumático evitó la presentación de un ERE después del verano de 2015 en el que Abengoa llevaba trabajando varios meses.

Movilización

Sin embargo, la práctica paralización de la actividad de la empresa en lo que a presentación de ofertas y ejecución de proyectos se refiere ha situado a cientos de empleados sin trabajo concreto desde hace meses. Banca y bonistas llevan desde noviembre financiando mes a mes el pago de todas esas nóminas pero han decidido que el recorte de plantilla inicie ya sus trámites antes de la junta de accionistas de junio que les dará la mayoría del capital.

Además, la progresiva y creciente movilización de los trabajadores para crear comités de empresa en las principales filiales de Palmas Altas es otro signo de la proximidad de estas medidas de recorte. Tras la constitución del primer comité en Abeinsa, EPC, dedicada a la construcción de plantas industriales, esta semana hay otras cinco subsidiarias que preparan elecciones sindicales para mayo.

Del mismo modo, la salida del expresidente José Domínguez Abascal de manera precipitada en los últimos días es, según las fuentes consultadas, otro signo de la proximidad del recorte laboral. Domínguez Abascal, directivo en los últimos ocho años, tiene una fuerte ligazón personal con decenas de ingenieros y ejecutivos de Abengoa que han sido sus alumnos en las últimas décadas en la Escuela de Ingeniería de Sevilla. Abengoa tenía a cierre de 2015, últimos datos disponibles, más de 28.000 empleados. Más de 6.000 en España.

Junto a todo ello, Abengoa ha firmado un contrato para la construcción de una nueva terminal portuaria en Montevideo (Uruguay) por unos 90 millones de dólares (unos 79,4 millones de euros), ha informado la compañía. Con una participación del 50% en el consorcio ganador, el grupo de ingeniería y energías renovables estará a cargo de la elaboración del proyecto ejecutivo y construcción de aproximadamente 1.000 metros de muelle para buques pesqueros industriales, con sus correspondientes obras de abrigo, atraque y defensa.

Springwater, novio para Inabensa

Instalaciones Inabensa, una de las últimas joyas de Abengoa, sigue atrayendo el interés de potenciales compradores. Tras conocerse hace un par de meses las negociaciones desarrolladas con Siemens ahora es el fondo suizo de capital riesgo Springwater quien ha visitado las instalaciones de la empresa en el Puerto de Sevilla interesándose por su adquisición.

Según las fuentes internas consultadas, directivos de este fondo han conocido los modernos talleres de Torrecuéllar (al sur de la zona portuaria) esta misma semana. Springwater es un viejo conocido del sector privado español ya que participa, entre otras, en el grupo aeronáutico vasco Aernnova así como en empresas del sector turístico o tecnológico.

Este vehículo de inversión está especializado en adquirir participaciones relevantes en pymes lo que podría indicar que Inabensa contaría con al menos dos nuevos accionistas, entre ellos, el fondo. La filial de Abengoa es altamente rentable: ganó 104 millones en 2014 sobre una facturación de 438 millones de euros. Las últimas cifras de plantilla disponible la sitúan en 1.500 trabajadores.

No obstante, la dirección de Abengoa va a tratar de retener Inabensa dentro del futuro grupo ya que es la heredera de la actividad fundacional de la empresa en 1941.

(Fuente: Andalucía Información / Autor: Carlos Pizá)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *