Matteo Salvini, el ultraderechista Ministro del Interior italiano, viaja a Libia para establecer una “colaboración” en “frenar” la inmigración

El ministro del Interior italiano, el ultraderechsita Matteo Salvini, viajó ayer a Libia en la primera misión de un representante del actual gobierno oficial del país, con sede en Trípoli, en el cual Italia tiene intereses geopolíticos históricos.

Con un escueto mensaje difundido en la red social Twitter, en el cual escribió: “Misión Libia, nos vamos”, acompañado de cuatro fotos de su arribo al aeropuerto y a bordo del avión militar que lo transportó, el también viceprimer ministro confirmó la visita, a la cual se refirieron en los últimos días medios locales.

Según trascendió, Salvini se entrevistó con Fayez Mustafá al-Serraj, presidente del Consejo Presidencial del gobierno de Acuerdo Nacional, con el vicepresidente, Ahmed Maitig, y el titular del Interior, Aref Al Khoja, con quienes hablará sobre migración y el apoyo a la reorganización de las fuerzas de seguridad libias.

El objetivo oficial -de acuerdo con ADN Kronos- es reafirmar el papel de Italia en el respaldo a la estabilización de aquel país, sumido en el caos al amparo del cual operan abiertamente las redes de traficantes de personas, tras el derrocamiento y asesinato del líder Muammar Gaddafi, en 2011.

La víspera Salvini agradeció a las autoridades y Guardia Costera de Libia el rescate y retorno a ese país de 820 migrantes y destacó el hecho como una derrota para los traficantes y una acción que impidió la ‘actuación incorrecta de las naves de las organizaciones no gubernamentales’.

Desde Libia parte la mayoría de los miles de inmigrantes procedentes principalmente del África subsahariana, que arriban a Italia cada año, tras ser rescatados en el mar Mediterráneo en operaciones coordinadas por la Guardia Costera italiana y en las cuales participaron, hasta ahora, embarcaciones de varias ONG.

Matteo Salvini, expresó su satisfacción por los resultados de su visita de unas horas a Libia. En conferencia de prensa ofrecida a su regreso de la misma, el también viceprimer ministro subrayó que existen “tres o cuatro principios generales sobre los cuales hay identificación total entre Italia y Libia”, con un “canal de absoluta colaboración y amistad”.

Al referirse a su propuesta de abrir centros de protección e identificación de inmigrantes en las fronteras de Libia, precisó que no estarán dentro del territorio de ese país, sino en naciones vecinas como Níger, Chad, Mali y Sudán, con las cuales se iniciarán negociaciones técnicas esta semana.

En ese sentido, recordó que de esos lugares parte la mayoría de los migrantes que después se lanzan al mar Mediterráneo y apuntó que “el control de la frontera sur es crucial, incluso porque actualmente los acuerdos con los países limítrofes no funcionan y no logran controlar los flujos de migrantes”.

Una vez organizados esos centros -dijo- será posible aumentar también los puestos para los solicitantes de asilo, para separar a quienes escapan de la guerra y tienen derecho a ser acogidos.

Salvini destacó el agradecimiento de las autoridades libias por el bloqueo italiano a la inmigración irregular, incluyendo “frenar a las naves extranjeras que sin seguridad, proceden sin respeto a las reglas internacionales”, indicó en referencia a los barcos de las OGN participantes en tareas de socorro marítimo.

El ministro mencionó también la realización en Trípoli de una conferencia binacional, en la primera mitad de septiembre próximo, para examinar temas de interés común, más allá de la cuestión migratoria, como el desarrollo de relaciones económicas y culturales.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *