El Estado destina a la Iglesia más de 11.000 millones anuales

Más de 11.000 millones de euros anuales. Según ha denunciado este jueves la organización Europa Laica, esta sería la cantidad que recibe cada año la Iglesia Católica para financiarse. ¿Cómo? a través de subvenciones directas y exenciones fiscales.Así lo confirma el informe ‘La Religión, un negocio muy rentable.

Opacidad y financiación de la Iglesia católica’ que han presentado para hacer público que, aunque esta cantidad supone el 1% del Producto Interior Bruto (PIB) y puede parecer poco, realmente son millones de dinero público.Partiendo de esta idea, el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, ha lamentado que aunque el 65% de los declarantes no marca la casilla de la Iglesia católica en la declaración de la renta, ésta sigue recibiendo una cuantiosa financiación por parte del Estado. Es decir, lo que ya no le da la sociedad, se lo da el estado. Una recompensa millonaria.

Casi 5.000 millones para la educación religiosa

Europa Laica va más allá de las cifras globales y ha entrado en su desglose. Según han podido saber, de los 11.000 millones, 4.920 son aportaciones para financiar centros de enseñanzas y profesores de religión, 2.000 millones para obra social y asistencial; mientras que otros 2.000 llegan mediante exenciones y bonificaciones tributarias como el ahorro del pago del IBI, otro tema muy polémico.Sus hospitales no se quedan fuera de las subvenciones.

Anualmente llegan hasta los 57 centros hospitalarios de la Iglesia 900 millones de euros de las comunidades autónomas, a lo que hay que sumarle otros 600 millones para el mantenimiento del patrimonio en poder de la Iglesia, 300 millones en subvenciones y gastos de diversos eventos religiosos y unos 250 millones en la asignación vía IRPF. Y otro tanto para pagar a los curas

Según ha explicado el responsable de Comunicación de Europa Laica, Juan José Picó, de esta última partida, tan sólo un 15 o un 16% se gasta en acciones de labor asistencial. ¿Por qué? Pues porque el 70% se usa para pagar los sueldos del clero y su seguridad social. Tras calcular todo, Europa Laica denuncia que a cada persona residente en España, sea católica o no, le corresponde una cuota indirecta a la Iglesia de unos 240 euros al año.

El 35% de la casilla de fines sociales del IRPF acaba en las arcas de la Iglesia Católica

Europa Laica ha presentado en rueda de prensa -con presencia de su Presidente Francisco Delgado (foto adjunta)– la Campaña IRPF-2016 de denuncia de la financiación del Estado a la Iglesia católica a través del Impuesto de la Renta. Europa Laica exige, un año más, suprimir las casillas del IRPF, la de asignación a la Iglesia Católica y la de fines de interés social y, hasta tanto no se supriman, pide no marcar ninguna de las dos casillas.

Europa Laica ha informado de los argumentos de esta Campaña que, en resumen, es que todos los impuestos se deben dedicar para lo que es común a todos y, por tanto, deben ingresarse en su totalidad en la hucha común de los PGE, y no, como ocurre con las casillas, donde una parte de los mismos -de quien las marca- se detrae de lo común para financiar, en situación de privilegio, a organizaciones particulares como es la Iglesia Católica y demás entidades.

A través de estas casillas se están detrayendo unos 250 millones de euros para la Iglesia Católica y del orden de 280 para Fines Sociales (de los cuales unos 100 van a organizaciones de la Iglesia Católica). En total, son más de 530 millones anuales los que dejan de ingresarse para gastos comunes.

Europa Laica denuncia que los datos de recaudación de la casilla a Iglesia Católica sean comunicados a la opinión pública a través de la Conferencia Episcopal -como así viene sucediendo- y no por la Agencia Tributaria, que es quien debería hacerlo, como responsable que es del erario público.

“Falacias” de la Iglesia Católica

Europa Laica ha denunciado igualmente las “falacias” que la Iglesia Católica argumenta en su Campaña XTantos, donde se confunde a la opinión pública sobre el origen de esta financiación privilegiada y sobre el destino de la misma, además de afirmar que resulta gratis y no perjudica a nadie, cuando lo que debería hacer es cumplir de una vez con su compromiso, de tiempo imcumplido, de autofinanciación.

Europa Laica ha informado que esta financiación vía IRPF es solo una pequeña parte de los más de 11.000 millones de euros que el Estado aporta anualmente a la Iglesia Católica, siendo responsabilidad del Gobierno mantener esta situación de privilegio a la vez que de discriminación para el conjunto, además de hacerse con falta total de transparencia, por lo que exigimos la derogación de los acuerdos con la Santa Sede de 1979.

Europa Laica ha informado de otras campañas que tiene en curso sobre la exención del IBI a la Iglesia Católica, las inmatriculaciones de la Iglesia Católica, y la situación actual de la iniciativa de constituir una red de municipios por un Estado laico.

(Fuente: Europa Laica)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *