Almería: Más de mil trabajadores del campo migrantes marchan en El Ejido exigiendo cumplimiento de convenios y “vacaciones sin sanciones” (vídeo)

Más de mil trabajadores del campo y el manipulado migrantes, como puede apreciarse en el vídeo adjunto, convocados por el SAT, se manifiestan en El Ejido el pasado viernes para protestar por el retraso en la resolución de prestaciones, por el “incumplimiento” del convenio del manipulado y de campo y por no poder ir a visitar a sus familiares en verano, exigiendo “Vacaciones sin sanciones”.

La manifestación de trabajadores migrantes más numerosa que se recuerda en El Ejido, ha tenido lugar este viernes para reivindicar “vacaciones sin sanciones”, al tiempo que hombres y mujeres reclamaban poder trabajar en condiciones dignas, así como gritaban “basta ya de abuso laboral. Hombres y mujeres protestaban por la imposibilidad de cobrar el subsidio de desempleo si se trasladan a su país de origen más de dos semanas. La manifestación se desarrolló a lo largo del bulevard de la localidad sin ningún tipo de incidentes.

Los motivos que han llevado al SAT a convocar la manifestación son principalmente el retraso en la resolución sobre prestaciones de desempleo así como “el incumplimiento de los Convenios del Campo y el Manipulado”, asegura el colectivo en una nota.

Como es sabido, bajo el amparo de la propia legislación estatal, mientras se está cobrando una prestación no se puede salir del país más de 15 días. El no cumplirlo conlleva la retirada del derecho a la prestación, devolver lo cobrado así como una sanción que suspende durante varios años poder volver a solicitarlo.

Para el SAT, es una injusticia que las familias “que tras estar trabajando de forma precaria durante todo el año, se ven obligados a tener que elegir entre cobrar la prestación o visitar a sus familiares”, aseguran.

El otro motivo que ha llevado a las calles al sindicato es el retraso de las resoluciones sobre prestaciones de desempleo “debido principalmente a la falta de recursos humanos en las Oficinas del Servicio Andaluz de Empleo y en el Servicio Público de Empleo Estatal”.

El problema de estos trabajadores es que, al igual que el resto, si abandonan el estado español durante un periodo superior a dos semanas, el pago del subsidio de desempleo se interrumpe.  En su caso concreto, lo que sucede es que, una vez terminada la campaña agrícola, las empresas o los patronos, no les dan vacaciones, sino que son dados de baja como trabajadores, y se inscriben en la oficina del SAE para poder cobrar el subsidio que legalmente les corresponde.

Pero si vuelven a sus países de origen a pasar el verano con la familia, pierden los derechos cotizados, por mucho que luego regresen a seguir trabajando y cotizando. Pueden seguir percibiéndolo siempre que pidan un permiso no superior a 15 días. También puden pedir otro de mayor duración, de hasta tres meses, pero en ese caso dejan de persibirlo, aunque vuelven a hacerlo cuando vuelven.

En los últimos años, desde el INEM se están llevando a cabo controles más exhaustivos. Se están realizando requerimientos a los  inmigrantes que han abandonado el Estado Español  y no han solicitado ninguno de estos permisos. En caso de incumplimiento de la normativa se les corta la prestación y se les exige la devolución de lo percibido.

Las soluciones a este problema, según apuntan, serían dos. Una posibilidad es que se les de vacacaciones legalmente, es de decir, no se les despida del trabajo acabada la campaña, cobrando así las nóminas en verano como cualquier otro asalariado; y la otra es que se atienda su peculiar situación , tanto la de pertenecer al sector agrario como la de ser inmigrantes, y puedan cobrar el subsidio aunque no estén en el país.

(Fuentes: Noticias de Almería / Almería 360 / Entérate Diario)

Vídeo:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *