El Ejército Sirio y sus aliados inician la ofensiva en el suroeste, zona de Daraa, y continúa el avance en el noreste, zona de Deir Ezzor

El Ejército Árabe Sirio y sus aliados han iniciado su ofensiva en el Suroeste del país, los territoristas más cercanos a la frontera israelí y jordana. El Ejército sirio lanzó el viernes 22 de junio una serie de ataques a gran escala contra las posiciones de los terroristas en las provincias sureñas de Al-Swieda y Daraa. Liderado por sus Fuerzas Tigre, el Ejército Sirio comenzó la ofensiva asaltando las ciudades de Deir Dama y Al Bustan en la zona de Layat.

Rusia lanzó 30 ataques a los extremistas en Daraa (suroeste de Siria) y, de esta forma, se une oficialmente a las operaciones del Ejército sirio en la zona. Aviones de guerra rusos bombardearon la noche del sábado algunas zonas en el noreste de la provincia de Daraa, logrando golpear varios objetivos de los terroristas, según un reporte del portal sirio Al-Masdar News. Así, Moscú ha participado activamente en las operaciones militares sirias en el suroeste.

Se produjo una feroz batalla entre el Ejército sirio y los terroristas del Frente al Nusra, que terminó con este último retirándose tanto de Deir Dama como de Al Bustan. Tras la captura de estas dos ciudades, el Ejército sirio se abrió paso a lo largo de la frontera de la provincia de Al Sueida, tomando varias granjas y puntos que habían estado bajo el control de los terroristas durante más de cinco años.

Según una fuente militar en el bastión pro-gubernamental de Izra’a, el Ejército sirio está intentando aprovechar la ruptura de las defensas de los mercenarios takfiríes en el noreste de Daraa para capturar nuevas posiciones. Una vez que estas posiciones sean capturadas, el Ejército sirio planea rodear el bastión terrorista de Busra Al Harir y finalmente tomar esta importante ciudad ubicada justo al este de Izra’a.

La fuente militar dijo a Al Masdar News que esperara más avances en las próximas horas y añadió que los terroristas se están retirando de varios sitios en la región de Al Layat. El Ejército sirio ha realizado un gran avance en la zona rural del noreste de la provincia de Daraa.

Avance sobre Daraa

El Ejército Sirio comenzó también sus operaciones en el noreste de Daraa, principal ciudad del Suroeste, cuando sus tropas atacaron la Base de Defensa Aérea que estaba bajo el control de los terroristas, a pocos kilómetros de la misma.

El Ejército sirio tomó el control de dicha Base de Defensa Aérea durante las horas del crepúsculo; esto allanó el camino para su avance. Según fuentes de la Defensa Nacional, el Ejército Sirio ha capturado las ciudades de Al Museikah y Al Dallafa después de una feroz batalla contra los terroristas en la región de Al Layat. Con este avance, el Ejército sirio ha cortado la más importante línea de suministros a los terroristas en la región de Al Layat.

Además, el Ejército sirio ha impuesto un control de fuego sobre la estratégica ciudad de Busra al Harir, que se encuentra al este del bastión militar de Izraa. Se cree que las Fuerzas del Tigre tomarán pronto la ciudad, que se halla en poder del Frente al Nusra.

Este gran avance se realizó en la noche del martes al miércoles como parte de los preparativos de la ofensiva su ofensiva en gran escala en la parte Suroeste del país. La operación del martes y el miércoles era unos ataques con propósito de reconocimiento y tanteo, pero se convirtió en un gran avance debido a la posición de debilidad de los militantes. Los terroristas han lanzado llamamientos de auxilio a sus aliados en otras partes de Daraa en un intento de aliviar la presión.

Un gran convoy militar del Ejército sirio llegó el miércoles a la sureña provincia de Deraa, donde las fuerzas gubernamentales preparan una fuerte ofensiva contra grupos terroristas radicados en ese territorio, Sweida y áreas aledañas. De acuerdo con imágenes difundidas por activistas en redes sociales, cientos de camiones, que transportaron más de un centenar de tanques de guerra, cañones y toneladas de municiones, se instalaron en Deraa.

Los refuerzos enviados al ejército en el sur del país, el mayor de los que llegaron hasta la fecha, potencian la capacidad de fuego de las brigadas de élite de la Guardia Republicana, la Cuarta División del Ejército y la Fuerza Tigre. Esas tropas, desplegadas en diferentes frentes, realizan los últimos preparativos para lanzar la ofensiva tras el fracaso de los esfuerzos por el gobierno sirio para el logro de la reconciliación, a la cual se oponen los grupos terroristas.

Al referirse a la proyectada operación, fuentes militares informaron a Prensa Latina que uno de los objetivos del ejército es retomar el monte estratégico de Al-Hara, ubicado a unos 20 kilómetros de los altos del Golán. Ese sitio, antes de que los terroristas lo capturaran en 2014 era considerado la más importante y moderna instalación de radar y de alerta temprana existente en este país árabe.

El punto también servía como lugar de despliegue de la defensa antiaérea de las fuerzas gubernamentales por su cercanía a los territorios ocupados por Israel en los Altos del Golán. Las fuentes agregaron que cuando ese monte sea controlado, decenas de ciudades y poblados en Deraa controlados por bandas extremistas podrían capturarse de inmediato por el ejército sirio. Otro de los objetivos de la ofensiva en el sur del país es retomar el cruce fronterizo de Nasib con Jordania, de suma importancia económica tanto para ese país, como para Siria y El Líbano.

Un primer grupo de elementos del Ejército Sirio Libre se unió al Ejército regular sirio tras el inicio de la ofensiva en el Suroeste de Daraa. El Centro para la Reconciliación de Rusia a Siria con sede en la base de Hamaimim anunció el viernes, 22 de junio, que un grupo de elementos del Ejército Sirio Libre (ESL), se unió al Ejército regular sirio.

El Centro para la Reconciliación de Rusia a Siria, un órgano del Ministerio de Defensa de Rusia, reiteró que muchos elementos de ESL habían obtenido la luz verde para unirse a las fuerzas del gobierno. “Este es el primer grupo en unirse al Ejército desde el inicio de la ofensiva en el Suroeste de Siria”, agregó el Centro Ruso.

De acuerdo con Rusia “el comandante de este grupo ha prometido que sus fuerzas van a luchar contra los terroristas del Frente al Nusra y el Daesh junto a los soldados del Ejército sirio en el Sur de Siria”. Además, el comandante entregó el control de Deir Dama y Al Shiyah, ambas ubicadas en una zona de distensión en el Sur, en la provincia de Suweida, al Ejército sirio.

Estados Unidos huye de enfrentamientos con el Ejército de Siria y la aviación de Rusia y da la espalda a los grupos ‘rebeldes’ agazapados en Daraa. El pendular apoyo que da EE.UU. a los grupos “rebeldes” desplegados en Daraa, asediados bajo el fuego de artillería del Ejército sirio y los bombardeos de la Fuerza Aérea rusa cae, la Armada estadounidense se niega a ayudarles, según informa este domingo la agencia británica de noticias Reuters, que cita a altos comandantes de dichas bandas. Mediante una carta enviada a los cabecillas del llamado Ejército Libre de Siria (ELS), Washington les ha dejado claro que no esperen la intervención del Ejército estadounidense para proveerles ayuda.

Ofensiva cerca de los  altos del Golán

El Ejército sirio y sus aliados han intensificado también de manera significativa su ofensiva en las zonas suroccidentales del país cerca de los altos del Golán. Según informó el miércoles el rotativo israelí Haaretz, en los últimos días las fuerzas sirias han arreciado sus operaciones en la región del suroeste, cerca de la frontera con Jordania y los ocupados altos del Golán sirios. Específicamente, las fuerzas gubernamentales han lanzado en las recientes horas varias rondas de ataques con mortero contra las ciudades de Kafr Shams y Busra al-Harir.

Estos ataques han tenido como objetivo los puestos militares y de mando de los grupos armados, en especial de “El Ejército de Salvación”, compuesto en su mayoría por el Frente Sureño del llamado Ejército Libre de Siria (ELS) que cuenta con cerca de 25 000 miembros activos en el sur de Siria y que recibe financiamiento de varios países como EE.UU., Francia y Arabia Saudí, entre otros.

Los llamados “rebeldes” y los medios vinculados a ellos reclaman que los ataques de las fuerzas sirias violan el acuerdo de desescalada de violencia en vigor en Daraa y Al-Quneitra; no obstante, el Ejército sirio señala que los ataques de los grupos armados contra los civiles en dichas zonas ponen de relieve que estos no cumplen con el armisticio.

Previamente, el Ejército sirio activó sus células durmientes en el sur del país y cerca de los altos del Golán, mientras prepara una masiva ofensiva antiterrorista en la zona. Tal y como reportaron el martes medios afines al Gobierno sirio, las células durmientes de las Fuerzas Armadas del país árabe han comenzado a atacar a los terroristas mediante ataques selectivos y bombas colocadas junto a las carreteras en las provincias meridionales de Daraa y Al-Quneitra.

En concreto, los agentes del Ejército realizaron la misma jornada un intento de erradicación de un importante líder rebelde que viajaba en Al-Quneitra. Los espías militares en el sur de Al-Quneitra plantaron un artefacto explosivo al costado de la carretera de Ayn Ziwan, por donde circulan los terroristas.

Se afirma que la bomba hirió gravemente al comandante Zamir al-Numairi, cuando procuraba desplazarse hacia el frente de batalla en el centro de Al-Quneitra. Las fuentes de la oposición indicaron que el cabecilla rebelde perdió ambas piernas como resultado del estallido, que además ocasionó la muerte de uno de sus lugartenientes.

Estos ataques se producen mientras el Gobierno sirio ha estado en las últimas semanas desplegando refuerzos militares en Al-Quneitra y Daraa en el marco de las preparaciones que realiza para lanzar una ofensiva contra las facciones extremistas en el sur del país y cerca de los altos del Golán, ocupados por el régimen de Israel.

Estos avances se han producinos las amenazas de estadounidenses e israelíes. Tanto Estados Unidos como el régimen de Israel han amenazado a Siria con ataques si este lanza sus operaciones antiterroristas en las mencionadas áreas, sin embargo, el Gobierno de Damasco ha hecho caso omiso a estas amenazas y pretende comenzar de forma inmediata sus operaciones militares.

El Departamento de Estado de EEUU publicó una declaración el jueves en la que advertía al gobierno sirio en contra de lanzar su planeada ofensiva en el Sur de Siria. Según la primera parte de la declaración, EEUU está preocupado por esta ofensiva gubernamental porque ella viola, en su opinión, el acuerdo de distensión en el Suroeste de Siria.

El Departamento de Estado luego amenaza con una “respuesta decisiva” si el gobierno sirio lleva adelante esta operación. “Afirmamos que EEUU tomará firmes y apropiadas medidas de respuesta a las violaciones del Ejército sirio en esta área”. Esto supone una amenaza inaceptable contra la soberanía de Siria y los legítimos esfuerzos del gobierno sirio para luchar contra los terroristas, que ocupan una parte del país. Además, el Departamento de Estado pide a Rusia que intervenga para disuadir al gobierno sirio de lanzar esta ofensiva contra los grupos militantes en las provincias de Quneitra, Daraa y Al Sueida.

No obstante, debido al hecho de que los grupos terroristas se han negado a reconciliarse con el gobierno, el Ejército sirio ha incrementado su presencia en las provincias de Daraa y Al Quneitra. A este respecto, el diario israelí Jerusalem Post ha indicado que el gobierno sirio ha tomado ya el control de varias partes del Suroeste de Siria, próximas a la frontera de Jordania. El Jerusalem Post ha recordado la promesa de Bashar al Assad de tomar todas las zonas que quedan en poder de los terroristas en Siria.

A picture taken on September 3, 2017 shows Syrian army artillery vehicles and rocket launchers stationed near the village of Huraybishah, within the administrative borders of Syria’s eastern Deir Ezzor province. / AFP PHOTO / George OURFALIAN

Avances en el noreste. La base de EEUU de Al Tanf rodeada

El Ejército sirio ha dado una poderosa respuesta al Daesh en la región de Badiya al Sham de Deir Ezzor esta semana, liberando una gran parte de esta región desértica. Respaldado por las Fuerzas Aeroespaciales Rusas, Hezbolá y las Fuerzas de Defensa Nacional (FDN), el Ejército sirio inició una gran operación para liberar la región de Badiya al Sham ubicada al oeste de la estratégica ciudad de Al Mayadin, en la provincia de Deir Ezzor.

Según una fuente militar en Deir Ezzor, el Ejército sirio y sus aliados liberaron más de 2.000 kilómetros cuadrados de terreno desértico en la región. La fuente afirmó que el Ejército sirio y sus aliados pudieron superar completamente a los terroristas y liberaron muchas áreas, incluido el campo petrolífero Al Ward y la región de Mizlah. Según las fuentes sirias, Al despejar grandes áreas del desierto sirio de Al Badiya de la presencia de restos del Daesh, las fuerzas del Ejército han rodeado la base estadounidense de Al Tanf en la frontera con Iraq.

Además de estos avances, el Ejército sirio y sus aliados eliminaron a decenas de terroristas del Daesh que intentaban resistir a su ofensiva en esta región. Estos terroristas habían lanzado repetidamente ataques contra el Ejército sirio y sus aliados en la región de Badiya al Sham de la provincia de Deir Ezzor, lo que provocó que estos últimos finalmente respondieran con una operación masiva en el desierto. Como resultado de esta operación, el Ejército sirio pudo asegurar completamente la ciudad de Al Mayadin y sus alrededores frente a posibles amenazas del Daesh en el futuro.

El Ejército de Siria y sus aliados están trabajando ahora en la limpieza de los últimos restos de los terroristas del Daesh que todavía están presentes en esta parte de la región de Badiya al Sham. Otro grupo de soldados del Ejército sirio está interactuando también con sus aliados de Hezbolá y las Fuerzas de Defensa Nacional para despejar la región desértica del este de la provincia de Al Suweida.

Si bien el frente oriental de Al Suweida no era tan apremiante como Al Mayadin, el Ejército sirio quiere aun así asegurarse de que Daesh no pueda amenazar la capital provincial en el futuro. Al despejar grandes áreas del desierto sirio de Al Badiya de la presencia de restos del Daesh, las fuerzas del Ejército sirio han rodeado la base estadounidense de Al Tanf en la frontera con Iraq. El Ejército sirio ha despejado una gran área, de 45 km de ancho y 60 km de largo en el desierto de Badiya, cerca de la frontera con Iraq.

Estas operaciones se iniciaron desde las Estación de Bombeo T- 2 y han llevado a despejar una gran extensión de desierto hacia el sur, a lo largo de la frontera. De este modo, el Ejército sirio ha eliminado a los terroristas del Daesh en una amplia franja de terreno situada en las provincias de Damasco, Homs y Deir Ezzor.

Según afirmó el coronel estadounidense Ryan Dillon, portavoz de la llamada coalición anti-EIIL que dirige Washington, las tropas sirias llegaron a 55 kilómetros de la base estadounidense en el paso fronterizo de Al-Tanf, entre Siria e Irak y muy cerca del trifinio que conforman los límites de los territorios sirio, iraquí y jordano.

Las fuerzas estadounidenses se han desplegado en la localidad de Al Tanf sin la autorización del gobierno sirio para apoyar los residuos de Daesh y otros grupos terroristas mediante el suministro de medios logísticos y armamento. Las fuerzas especiales estadounidenses están entrenando a terroristas para llevar a cabo ataques contra áreas civiles en Al Badiya.

“Los aviones de la coalición estadounidense bombardearon una de nuestras posiciones militares en la ciudad de Al-Harra, al sureste de Abu Kamal”, según ha informado este domingo una fuente militar, recogido por la agencia local de noticias SANA. De igual modo, ha precisado que el ataque ha provocado el surgimiento de una serie de muertos y heridos en Abu Kamal, sita en la provincia oriental de Deir Ezzor y cerca de la frontera siria con Irak, donde el Ejército sirio la liberó de EIIL en 2017 y sigue avanzando.

Por su parte, una fuente de las fuerzas progubernamentales locales ha afirmado a la agencia británica de noticias Reuters que el bombardeo “probablemente” se ha llevado a cabo por aviones no tripulados (drones) estadounidenses. El asalto, ha agregado la citada fuente a Reuters, ha golpeado a las facciones iraquíes entre Abu Kamal y la región desértica de Al-Tanf, así como a las posiciones militares sirias.

El portavoz de la coalición internacional anti-Daesh dirigida por EEUU le dijo a Sputnik que había respondido al ataque de una “fuerza hostil no identificada” cerca de Al Tanf, en Siria, informando que no hubo víctimas. “Los combatientes de Magawir al Zaura (un grupo armado apoyado por EEUU) y asesores de la Coalición dentro de la zona de distensión cerca de Al Tanf fueron atacados por una fuerza hostil no identificada ubicada justo en las afueras de la zona de distensión en la tarde del 21 de junio”, dijo la Oficina de Asuntos Públicos de la Task Force de la Operación Inherent Resolve en un correo electrónico.

Según el funcionario, durante el incidente, los asesores de la coalición y los combatientes de Magawir al Zaura devolvieron el fuego “en legítima defensa”. Los representantes de la coalición contactaron de inmediato con el Ejército ruso en relación a este tema.

Este ataque ocurrió un día después de que la coalición realizara un ataque aéreo contra posiciones del Ejército sirio en el este de la provincia de Homs. El ataque repentino se cobró la vida de un militar sirio e hirió a varios otros. La presencia de la coalición no ha sido aprobada por Damasco ni por la ONU por lo que supone una violación del Derecho Internacional. En la actualidad, alrededor de 2.000 soldados estadounidenses están desplegados en la zona.

(Fuentes: Al Masdar / Al Manar / Al Mayadeen / SANA / Hispan TV / Sputnik / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *