Día del Orgullo LGTBI: Miles de personas se manifiestan en la marcha convocada en Sevilla a nivel nacional por Orgullo Crítico

Decena de miles de personas marcharon este sábado por las calles de Sevilla en las dos manifestaciones del Día del Orgullo que se celebran en la capital hispalense, ante la falta de acuerdo entre los diversos organizadores para unificarla, debido a sus divergencias con respecto al carácter que debía poseer la marcha.

Una, la oficial, patrocina por Ayuntamiento, Diputación, empresas, etc. Eminentemente festiva: carrozas, desfiles, disfraces, canciones… Otra, la organizada por Orgullo Crítico del Sur (foto adjunta), que destacaba por su carácter reivindicativo e independiente de las instituciones y los intereses económicos. Ni una carroza. En su lugar muchas banderas arcooiris, pancartas y eslóganes reivindicativos.

“Esta iniciativa reivindicativa surge para demostrar la heterogeneidad que existe en el movimiento lgtbi y apuesta por un modelo de orgullo que sea representativo, participativo, autónomo, transversal y feminista, frente a la tradicional e institucionalizada Marcha Lgtbi”, han explicado en un comunicado Orgullo Crítico del Sur. Además, informaban de que esta movilización servirá como conmemoración del 40 aniversario de la primera manifestación por la libertad sexual llevada a cabo en Andalucía el 25 de junio de 1978.

Mientras la oficial contaba con todo tipo de apoyos institucionales locales, la alternativa, que contaba con el apoyo de decena de colectivos políticos y sociales, denunciaba días antes de su celebración, en rueda de prensa, que el Ayuntamiento todavía no había confirmado si podían realizar o no las actividades anunciadas en los Jardines del Valle.  IU y Participa Sevilla (Podemos), que apoyaban a Orgullo Crítico”, pidieron al gobierno local que no siga “mareando” con “problemas y trabas burocráticas”, facilitando la celebración de las actos de la plataforma “Orgullo Crítico del Sur”.

Según habían trasladado los organizadores del Orgullo Crítico a ambas formaciones políticas, desde el mes de mayo existía una petición en la Junta Municipal del Distrito Centro para solicitar los permisos correspondientes que se habría “perdido”. Por otro lado, también denunciaban que desde la Gerencia de Urbanismo todavía no les han concretado los requisitos necesarios para poder desarrollar este acto festivo.

Los grupos municipales de IU y Participa Sevilla ratificaron su apoyo a las actividades de celebración de la Plataforma 40 Aniversario y al propio Orgullo Crítico del Sur, con las que se pretendía, según señalaron en dicha rueda de prensa, recuperar el espíritu revolucionario y combativo de esta fiesta, desligándose así del formato “homocéntrico, patriarcal, mercantilista y poco participativo que, desde hace años, caracteriza a la Marcha Lgtbi impulsada por el Ayuntamiento”.

La conmemoración oficial se ha iniciado a las 20:00 en la Diputación Provincial y marchó hacia la Alameda de Hércules, mientras que la alternativa, que denuncia el carácter mercantil de la oficial, pese a las trabas institucionales, partía a esa misma hora, desde el parlamento de Andalucía y se dirigía hacia los Jardines del Valle.

Miles de manifestantes, muchos de ellos jovencísimos, desafiaron este sábado las altas temperaturas un año más para defender la causa. El vendedor de abanicos hacía su agosto, aunque muchos eran arrojados como regalo desde las bateas en las que los participantes bailaban y coreaban consignas.

Grandes banderas arcoiris se desplegaban por doquier y muchos eslóganes gritados al unísono: “La homofobia en la escuela/ no la entiende ni mi abuela”, cantaban unos, mientras que otros animaban entre risas a los curiosos que se encontraban al paso. “Detrás de las ventanas/ hay muchas lesbianas”. “Detrás de los balcones hay muchos maricones”. “¡Compañero únete”…

La activista transexual Mar Cambrollé, de Orgullo Crítico, a la que le abala haber estado en primera línea de fuego aquel 25 de junio de 1978, en la primera manifestación de homosexuales de la historia de Andalucía,declaro al inicio de la marcha que “no nos reconocen a los sujetos que vivimos aquellos hechos, que no dudamos en calificar de heroicos”. “Salimos a la calle con unas leyes represivas aún vigentes: la de Peligrosidad Social, la de Escándalo Público, y aquella del código del Ejército que castigaba los delitos contra el Honor. Por esas leyes podías ir a la cárcel hasta seis años, y podías ser llevado incluso al destierro”, recordó la activista.

“Hubo movimientos en Valencia, Galicia, País Vasco, Madrid, Andalucía… Por primera vez salimos organizados y coordinados el mismo día, para golpear y presionar al gobierno de Adolfo Suárez para que derogara esa legislación”, añadió evocando aquella primera vez.

Cambrollé acusó a algunos movimientos Lgtbi sevillanos, los organizadores de la marcha oficial, de “intentar usurpar” esa memoria, “cuando es gente que jamás estuvo en aquella manifestación” y se niega a celebrar “la fecha en que se produce el acto de la firma de un jefe de Estado de un gobierno de derechas. Lo que hay que conmemorar es la fecha de finales de enero de 1979, cuando cerca de 4.000 presos homosexuales pudieron salir de las cárceles españolas”.

Cambrollé y el resto e miembros de Orgullo Crítico apuestan por “un nuevo modelo de Orgullo no institucionalizado, donde el Ayuntamiento no diseñe el cartel, el merchandising o el espectáculo. Nosotros, como sujetos políticos, queremos ser partícipes activos, y rechazamos un Orgullo mercantilista y patriarcalizado. Debemos volver a las raíces de Stonewall”.

(Fuentes: Correo de Andalucía / Sevilla Directo / Diario de Sevilla / Sevilla.info)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *