Córdoba: El juzgado amplía por “compleja” la investigación contra la “La Manada” en el caso de la localidad de Pozoblanco

La juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozoblanco (Córdoba)ha acordado prorrogar unos meses la causa que ya declaró “compleja” sobre los cuatro investigados del grupo de La Manada por supuestos abusos sexuales a una joven de 21 años y natural de la localidad en mayo de 2016, meses antes de que cometieran en Pamplona los abusos por los que han sido condenados a nueve años de cárcel en una sentencia pendiente de recurso.

Fuentes judiciales han confirmado que la investigación que se abrió en el juzgado en octubre de 2016 se ha “ampliado” en las diligencias previas. La defensa de los investigados se habrían opuesto a esta prórroga porque creen que “no hay ninguna complejidad” en la causa. La causa sigue, por tanto, a día de hoy sigue sin fecha de juicio después de casi dos años de diligencias abiertas.

Cabe recordar que el caso se abrió cuando el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona comunicó el hallazgo de un vídeo en los teléfonos de La Manada donde se veían indicios de abusos sexuales a una joven de Pozoblanco.

Las fuentes consultadas han precisado que la investigación sobre lo que el juez navarro consideró “abusos sexuales no consentidos” a una chica de 21 años con “serios indicios” de que podrían haberla drogado, debería estar ya “concluida”. Hasta el momento, la instrucción del caso ha solicitado durante este tiempo hasta en tres ocasiones la declaración de la víctima, de los cuatro investigados mediante videoconferencia, desde las prisiones donde estaban encarcelados, así como el testimonio de testigos de los hechos.

En el caso de Pozoblanco están acusados cuatro de los cinco miembros de La Manada, por cometer presuntos abusos contra la joven en un vehículo, tras acudir en mayo de 2016 a la feria del municipio cordobés de Torrecampo. Grabaron esos abusos con el teléfono móvil, con la chica inconsciente y fueron descubiertos en sus teléfonos en el chat de La Manada al investigar los hechos de Pamplona.

Antes de que el caso saltase a propósito del de los Sanfermines, la chica cordobesa no fue consciente en ningún momento de lo ocurrido. Ella y su familia -según relató en su momento la madre de la joven a la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres- se enteraron cuando la Policía Foral de Navarra se puso en contacto con la familia para hacerles saber que aparecía en el vídeo grabado por los jóvenes sevillanos.

La joven que denunció los abusos sexuales que presuntamente cometieron sobre ella entre Torrecampo y Pozoblanco declaró de nuevo a finales de mayo ante la jueza, según confirmaron desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El auto de libertad provisional dictado este jueves por la Audiencia de Navarra no tiene en cuenta el caso que se instruye en Pozoblanco por presuntos abusos sexuales de La Manada. La decisión del tribunal se basa en que los magistrados no aprecian riesgo de fuga de los condenados al haberse reducido “notablemente” en la sentencia las penas que solicitaban las acusaciones y al no apreciar tampoco riesgo de reiteración delictiva, pese a los hechos ocurridos en Pozoblanco.

Al respecto, el auto señala en cuanto al riesgo de reiteración delictiva que “se pretende justificar por las acusaciones por el hecho de que cuatro de los cinco procesados, ahora condenados, se encuentran incursos en otra causa penal por hechos análogos a los que han motivado su condena y que se están investigando ante un Juzgado de Pozoblanco”.

Añade que “este tribunal desconoce cuál sea la situación en que se encuentra la instrucción de la referida causa de Pozoblanco, más allá de que se inició en el mes de octubre de 2016; a este respecto, y otra cosa no se ha manifestado ni acreditado de contrario, por las defensas de los condenados, en la comparecencia celebrada el pasado día 18 ante esta Sala -para estudiar la prórroga de la prisión-, se expuso que, a día de hoy, ni siquiera ha sido dictado auto de procesamiento”.

Se trata por tanto, según el tribunal, de hechos sub iudice que “aún continúan en fase de investigación por razones que se desconocen y que ninguna de las acusaciones ha podido esclarecer”.

Precisamente, vecinos y vecinas de Pozoblanco se sumaron ayer a la cadena de manifestaciones contra la decisión de la audiencia provincial de Navarra de dejarles en libertad provisional hasta que la sentencia sea firme (foto adjunta). Convocados por la asociación de mujeres Ventana Abierta, los asistentes se concentraron ante las puertas del Ayuntamiento, donde pudieron oírse, entre otros gritos, «no es no, lo demás es violación».

La presidenta de la asociación convocante, Tránsito Habas, leyó un texto en el que se afirmaba que “entendían que la justicia patriarcal de este país nos ataca a las mujeres de nuevo liberando a La Manada”.

Añadió que el poder judicial lanza dos gravísimos mensajes: uno dirigido a los hombres que les dice, entre otras cosas, que “violar en este país no sale caro y que la sociedad está pensada para sus intereses”, mientras que a las mujeres se les dice que las leyes no se han hecho para protegerlas a ellas y “cuidado cómo os comportáis porque si vais solas por la noche u os vestís como os dé la gana sois culpables de todo lo que os pueda pasar, vuestra seguridad depende de vosotras”. Con estos mensajes, aseguró Habas, “las mujeres tienen que responder, salir a la calle, gritar y protestar y eso es lo que estamos haciendo hoy en Pozoblanco”.

(Fuentes: Cordópolis / diario Córdoba / Córdoba Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *