Más de quince mil personas, en su gran mayoría mujeres, se manifiestan en Andalucía contra la libertad provisional de “La Manada” (vídeos)

En la tarde de ayer sábado  los cinco miembros de “La Manada”, tres de ellos  encarcelados en la prisión de Iruñea (Pamplona) y otros dos en la cárcel militar de Alcalá- Meco (Madrid) han quedado en libertad después de haber abonado las fianzas de 6.000 euros decretada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra.

José Ángel Prenda, Jesús Escudero y Ángel Boza abandonaron juntos hacia las seis de la tarde la prisión de Pamplona, acompañados por algunos familiares que les subieron en varios coches que marcharon a gran velocidad. De Alcalá-Meco han partido en taxi, pasada las siete, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero y el miembro de la Unidad Militar de Emergencias (UME) Alfonso Jesús Cabezuelo.

Mientras esto ocurría en Iruñea y Madrid, las mujeres andaluzas mostraban su indignación. Convocadas por diversos colectivos feministas, más de diez mil personas, en su gran mayoría mujeres, se concentraban en toda Andalucía en contra de su libertad provisional. Muchas de estas concentraciones derivaron en manifestaciones improvisadas para mostrar su solidaridad con la víctima, la rabia por la decisión y la determinación de lucha contra la justicia patriarcal.

En Sevilla, una concentración convocada en la Plaza nueva se transformó en una marcha de 5.000 personas. “No es abuso, es violación”, así como “hermana, yo si te creo” volvieron a ser el grito más exclamado por las manifestantes, junto a otros como “Sevilla será la tumba del machismo” o “Nos violan en manada y la justicia no hace nada”. Los participantes portaban pancartas con  lemas como “Soy un violador y el Estado lo permite”, junto al rostro de los cinco miembros de La Manada.

Los manifestantes marcharon por la Avda. de la Constitución en dirección hacia los juzgados del Prado de San Sebastián tras una pancarta con el lema: “Si La Manada sale a la calle, nosotras también, y gritando otras consignas como “escucha hermana, aquí está tu manada”, “yo si te creo”, “la justicia también nos viola”, “La calle y a noche también son nuestras”, “La justicia también nos viola”, “mujeres a la calle, violadores a prisión” o “fuera violadores de nuestra ciudad”.

La portavoz del Movimiento Feminista de Sevilla declaró que, con esta sentencia, “la Justicia ha querido dar una respuesta a lo que las mujeres hemos hecho el 8 de marzo”. Para las convocantes, esta resolución no solo iba dirigida a la víctima de La Manada, “sino que iba dirigida a todas las mujeres y nos quería decir que si somos violadas, no denunciáramos, que nadie nos iba a creer, que o nos matan o nadie nos va a creer nunca, que la Justicia va a estar siempre del lado de los violadores, pero hemos vuelto a demostrar que no nos vamos a resignar”.

En Granada, la concentración convocada en la Plaza Nueva también se transformó en manifestación improvisada. Alrededor de 2.000  personas marcharon por el centro de la ciudad, desde Plaza Nueva caminaron en dirección a la Plaza del Carmen haciendo oír sus mensajes y su lucha.

La marcha de protesta recorrió la calle Reyes Católicos y parte de la Acera del Darro, al tiempo que las manifestantes coreaban al unísono “alerta, alerta, alerta que camina, la lucha feminista por las calles granaínas”, seguido de numerosas rimas reivindicativas como “quien ama no mata, ni humilla ni maltrata”.

Las manifestantes gritaban otras consignas como: “Hermana yo sí te creo”, “Esta sentencia también es violación”, “Agresiones machistas, respuesta feminista”, “Basta ya de justicia patriarcal”, “La calle es mía, de noche y de día” o “Así, así, ni un paso atrás, contra el sistema judicial”,  “Lo gritan en Pamplona, lo gritan en Granada, que vuelva a la cárcel toda La Manada”,  o “No es no, lo demás es violación”.

La manifestación espontánea continuó marchando hasta llegar a Puerta Real, junto a la Fuente de las Batallas. La protesta acabó con la quema de cinco muñecos que portaban los rostros de los cinco miembros de la Manada que, hasta ese momento, habían encabezado hasta entonces la marcha.

En Málaga la concentración convocada en la Plaza de la Constitución igualmente se transformó en manifestación improvisada. Más de 3.000 personas marcharon por el centro de la ciudad contra la justicia patriarcal.

“Hace dos meses salimos a la calle en señal de protesta al no considerarse este caso violación, sino abuso. Hoy volvemos a la calle ante la injusticia patriarcal de un sistema judicial que alega que no habrá posibilidad de reiteración, quizás no con esta víctima, pero si con otras. No se nos respeta, tenemos que ser la víctima que ellos quieren”, destacaban representantes de las asociaciones reunidas.

En este sentido, también hicieron hincapié en que “vivimos en la cultura de la violación” y que mientras el sistema judicial siga así “los agresores serán respaldados por las instituciones”. Por su parte, en concreto, desde la Plataforma Violencia Cero, reclamaban “la anulación judicial” y la “destitución de aquellos jueces que permiten estas situaciones”. “Las noches y las calles también son nuestras, solas o borrachas, queremos llegar vivas a casa”, incidían.

A medida que la marcha fue avanzando por la principal vía de la capital, la calle Larios, se fueron sumando más mujeres, gritando eslóganes como “¡Hermana, yo sí te creo!», “¡Queremos ser libres, no valientes!”, “¡Esta justicia es una mierda!”, “si tienes 6.000 euros sueltos, puedes violar”,  «La Manada somos nosotras», “Ahora el miedo va a cambiar de bando”, fueron avanzando hasta llegar a la plaza de La Marina, cortando el tráfico en el Parque y enfilando el edificio del Rectorado hasta llegar a la plaza de La Merced.

Durante la lectura del comunicado en la plaza de la Constitución, las representantes de estos movimientos sociales denunciaron “la constatación de que con esta puesta en libertad de los agresores de La Manada el tribunal demuestra que no respeta a las mujeres y que no sirve de nada denunciar”. “Nos quieren víctimas perpetuas, pero eso se acabó. Hasta que esos casos no se consideren violaciones no pararemos”, manifestaba otra de las activistas, que cerró su intervención al grito de “¡Ahora somos nosotras las que vamos a por vosotros!”.

En Córdoba más de mil personas se concentraron en en el Bulevar de Gran Capitán para mostrar su rechazo ante la puesta en libertad provisional de los cinco integrantes de La Manada. Y del mismo modo se inició una manifestación improvisada.

Los colectivos feministas llamando a la rebeldía y contra el cuestionamiento de las víctimas. “Nos quitaron tanto que nos han quitado el miedo. Aquí estamos por todas. Si nos tocan a una nos tocan a todas”, declaraban durante la concentración.

Una de las portavoces, Elena Vega, recordó que para las mujeres “la justicia es una cuesta arriba”, pero advirtió: “Nos habéis quitado tanto, que nos habéis quitado el miedo”. Vega terminó un sentido discurso arrancando el grito de todos los allí presentes que repitieron varias veces “hermana, aquí está tu manada”.

Durante la marcha posterior de pudieron escuchar eslóganes como “Justicia machista, respuesta feminista”,”Con La Manada en la calle se acabó mi libertad”, “mujeres a la calle, violadores a prisión”, No es abuso es violación” o “no es un caso aislado, se llama patriarcado”.

En Cádiz los colectivos feministas habían convocado una concentración a las puertas de la Audiencia Provincial a la que acudieron también más de mil personas y que igualmente se transformó en una manifestación espontánea que cortó el tráfico en la Cuesta de las Calesas y recorrió parte del casco antiguo.

Las mujeres marcharon gritando proclamas: “No es abuso, es violación” y “Tranquila, hermana, aquí está tu manada”, “la calle y la noche, son nuestras”, o que “la ley sólo te cree si tu testimonio es una autopsia”

La concentración terminó en torno a las nueve y media de la noche en la plaza de San Antonio, donde los convocados formaron un círculo y se procedió a la lectura de distintos manifiestos. En ellos, se recordó también otras situaciones de abuso, como las que han denunciado las mujeres de la recogida de la fresa de Huelva, y se subrayó la existencia de “un sistema judicial y de valores que da de lado a las mujeres”.

En Huelva también fueron más de mil personas las que se dieron cita en la Plaza de las Monjas, donde los colectivos feministas habían realizado la convocatoria, contra el sistema judicial “que ampara a violadores y desprotege a las mujeres”.

Estos colectivos han criticado que “los violadores de San Fermines han sido dejados en libertad provisional hasta que haya sentencia firme” por lo que indican que “frente a los ataques de la justicia patriarcal tiene que haber una respuesta feminista organizada”.

y aquí igualmente se derivó en manifestación improvisada, gritando eslóganes como “Hermana, yo sí te creo”, “Somos mujeres, no vamos a parar”, “Esta justicia es una mierda”, “Sola, borracha, quiero llegar a casa”, “No es no, lo demás es violación”, “No es abuso, es Violación”, “Si la justicia resta, nosotras sumamos”,  “Manada liberada justicia agotada”, “Somos mujeres, no vamos a parar” o “Sola, borracha, quiero llegar a casa”.

En Jerez, medio millar de personas se concentraron a las puertas de la Audiencia Provincial, en la avenida Álvaro Domecq convocados por los movimientos feministaslocales. La concentración que luego pasó a ser manifestación por la calle Sevilla hasta alcanzar la plaza del Mamelón.

La marcha estuvo presidida por una pancarta morada que decía: “Todas las mujeres, todos los derechos, todos los días”. A lo largo de la misma se gritaron  como “Si tocan a una nos tocan a todas”, “Tranquila hermana aquí está tu manada”, “Jueces españoles amparan violadores”, “Si la manada sale a la calle nosotras también”, “Yo sí te creo”, “No es abuso es violación”, “La justicia patriarcal es letal” o “La calle y la noche también son nuestras”.

La Marea Violeta Jerez leyó un manifiesto para mostrar “el más absoluto rechazo a esta decisión judicial” en el que se dijo que “así es la justicia patriarcal: pone el foco de la sospecha sobre la víctima y protege al verdugo. Si no te defiendes no te creen, y si te defiendes te matan. Nosotras no olvidamos el asesinato de Nagore. Nosotras no olvidamos a todas las Juana Rivas que tienen que escapar para salvar la vida junto a sus hijos. No olvidamos a las temporeras de la fresa, esclavizadas sexual y laboralmente. No olvidamos a las mujeres violadas en Zahara y Vejer. La justicia patriarcal parece que sí lo olvida, pero nosotras estamos hoy en la calle gritando bien alto para recordárselo”.

“No es casualidad que esta Justicia ciega haya tardado dos días en hacer pública una decisión que ya estaba tomada: saben que, al otro lado, las mujeres estamos cada día más organizadas y que no vamos a quedarnos sumisas y calladas bajo sus leyes e instituciones patriarcales. ¡No! Nosotras salimos a la calle para defendernos porque nos están atacando a todas”, continuó dicho manifiesto. “Esto no es sólo una lucha contra los cinco violadores de ‘La Manada’, esto es una lucha contra todo un sistema que nos está asesinando. Una lucha contra un sistema que normaliza y legitima la violencia hacia nuestros cuerpos, que nos trata como objetos de usar y tirar y nos juzga a nosotras si tratamos de denunciarlo”.

En Jaén, también alrededor de medio centenar de personas se dieron cita frente a la Subdelegación del Gobierno, en la plaza de la Concordia de la capital jienense, convocadas por los colectivos feministas para mostrar su rechazo a la puesta en libertad de los miembros de La Manada. Las concentradas han lanzado gritos como “Machista, escucha, Jaén está en la lucha”, “con o sin ropa mi cuerpo no se toca” y “hermana yo sí te creo”.

Durante el trascurso de la concentración se dio lectura a un manifiesto en el que expresaban su “más profundo rechazo” a la decisión de la Sección 2 de la Audiencia de Navarra. “Haciendo caso omiso a la alarma social que el caso ha despertado, ignorando por completo el miedo y la vulnerabilidad de la víctima, haciendo oídos sordos a la demanda del ejercicio de una justicia verdaderamente reparadora para la víctima, una justicia sensible a la situación de indefensión en que los abusos del patriarcado nos ponen a las mujeres y, en definitiva, justa de verdad, que las mujeres llevamos décadas reclamando”.

“El mensaje de impunidad que esta decisión judicial lanza a violadores y agresores machistas y que, por el contrario, deja a las mujeres indefensas, desconfiadas e incluso temerosas de una justicia patriarcal, que no nos ampara, no nos respeta y no nos sirve”, y  exigen reformas legales urgentes que circunscriban claramente los delitos de este tipo, y a todas las instituciones en general que “se impliquen y pongan inmediatamente sobre la mesa cuantos recursos y medidas sean necesarios para acabar con el lastre patriarcal de la Justicia en España, actualizándola y convirtiéndola de una vez en algo útil para atajar la violencia machista”.

En Almería también alrededor de 500 personas se han concentrado en la Plaza Juan Cassinello para corear consignas en contra de la decisión judicial que ha permitido que esa misma tarde hubiesen quedado en libertad los cinco miembros de La Manada.

“Venimos en manada, no estás sola”, “Contra el patriarcado, ni un paso atrás”, “Ni sumisas ni pasivas, mujeres combativas”, “Justicia canalla, no otorga la que calla”, “no es no” o “Basta ya de justicia patriarcal” fueron algunos de los lemas que, desde las ocho de la tarde y por espacio de más de una hora, se han entonado al unísono los asistentes a la concentración.

“No queremos que ninguna mujer vuelva a encontrarse con La Manada”, ha declarado la portavoz de la Plataforma Feminista, Lola Soria. “Las mujeres hemos salido otra vez a la calle y nos volverán a seguir viendo en las calles porque esto ha sido también un atentado de la justicia hacia nuestra libertad. ¿Quién nos protege si la justicia no nos protege?”, afirmaba por su parte Mar Verdejo, de la Asamblea Feminista 8M Almería.

Por último también hay que reseñar la suma de varios miles de personas que se dieron cita, en conjunto, en las múltiples convocatorias realizadas por los colectivos feministas en muchas otras poblaciones de las diversas provincias andaluzas.

La Otra Andalucía

Vídeos:

Salida de “La Manada”

 

 

Sevilla

 

 

Granada

 

 

Córdoba

 

 

Cádiz

 

 

Jerez

 

Málaga

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *