Euskal Herria: El alcalde de Iruñea (EH-Bildu) niega que el gobierno local se plantee suprimir las corridas de toros, pero acepta “abril el debate”

A poco más de dos semanas para el chupinazo, el alcalde de Pamplona (Iruñea), Joseba Asiron, de EH Bildu, (en primer plano, a la derecha, en foto adjunta), ha abierto las puertas a la desaparición de las corridas de toros durante los Sanfermines. El regidor abertzale defiende que las fiestas “no se entienden sin el toro”, pero limita el carácter taurino de las mismas en el futuro a la celebración de los encierros, que sí pone a salvo. Por ello, apuesta por abrir un debate social sobre la supresión de las corridas que tienen lugar por las tardes en el coso taurino.

Asiron proyecta unos Sanfermines con encierros pero sin corridas de toros. En todo caso, la fotografía de unas fiestas sin faenas en la plaza de toros está descartada para el próximo año. El alcalde de Pamplona ha asegurado que el Gobierno municipal “en modo alguno” se está planteando suprimir las corridas de cara a 2019 “ni nada por el estilo”. El primer edil se ha visto forzado a rechazar de forma tajante cualquier cambio a corto plazo en el contenido taurino de las fiestas después de que, a las puertas de que estalle la fiesta, haya sembrado las dudas al afirmar en una entrevista en el semanario valenciano “El Temps”: “No veo unos Sanfermines sin toros pero sí sin corridas”.

La pretensión del regidor abertzale es promover durante la próxima legislatura este debate, que llegará desde el ayuntamiento en caso de que EH Bildu mantenga el poder tras las elecciones municipales del próximo año. De permanecer en la alcaldía, Asiron abordará la posibilidad de eliminar las corridas de toros, que atraen a numeroso público cada tarde. Según defiende, este debate “tiene que existir”, ya que se trata de una “actividad cultural que es controvertida y genera controversias”.
Con sus palabras, Asiron, un asiduo a las corridas de toros durante los Sanfermines, otorga carácter “cultural” a estos festejos frente al criterio general que impera en EH Bildu, donde numerosas voces niegan cualquier tinte cultural a los eventos taurinos y reclaman su desaparición por el “maltrato” al que se somete a los animales. En todo caso, muchos alcaldes abertzales siguen manteniendo a día de hoy los actos taurinos en sus programas de fiestas.

Suprimir las corridas durante los Sanfermines sería, en todo caso, una medida insuficiente para dos de sus socios de gobierno. Podemos e Izquierda Ezquerra reclaman la desaparición de los encierros para implantar unas fiestas sin ningún tinte taurino. De hecho, ambas formaciones se han negado a mostrar su “respeto y apoyo” al encierro de San Fermín tras el sabotaje del pasado 7 de junio contra los Corrales del Gas, donde varios desconocidos quemaron una máquina elevadora e intentaron prender fuego al vallado que se apila en este espacio. “Queremos que Pamplona no sea la ciudad de los encierros, sino la ciudad de la lucha contra el machismo”, ha argumentado la edil de Igualdad, Laura Berro (Podemos), para justificar su negativa a respaldar al que es el acto más popular e internacional de las fiestas.

Pero Asiron no se plantea actuar contra los encierros, que constituyen “una seña propia de identidad” de los Sanfermines. No opina lo mismo de las corridas de toros. Así, imagina “en términos de ciudad” unas fiestas sin que “a lo mejor” haya faenas por —según sostiene— “evolución de la propia sociedad” navarra. “Hoy en día, el formato actual de San Fermín no se entiende sin el toro, pero también entiendo que tiene que existir esa evolución y ese debate”, enfatiza, para resaltar que el ayuntamiento “tiene que ser permeable y sensible a lo que dice la ciudadanía”.

Para defender la posible supresión de las corridas, el regidor abertzale apela a que “todos los grupos, incluido Unión del Pueblo Navarro (UPN), han reconocido que hay un debate social en torno al mundo taurino” a raíz del sabotaje, que fue reivindicado por el autodenominado Frente de Liberación Animal. Este grupo justificó su actuación debido a que los Corrales del Gas “se convierten en el corredor de la muerte” de los toros y el vallado, en “su jaula”.

Las protestas contra los festejos taurinos son habituales en la capital navarra en las fechas previas a San Fermín. Son llamativas las protestas que llevan a cabo decenas de activistas semidesnudos frente a la plaza del ayuntamiento para exigir unas fiestas “sin sangre”. La cuestión de la prohibición de los festejos taurinos “está en la calle”, recuerda Asiron, que considera que “lo relevante de todo” es que “es bueno que haya un debate permanente” y con “un consenso absoluto” en el consistorio. “El debate social existe y en algún momento habrá que abordarlo”, remarca.

(Fuente: El Confidencial / Autor: José María Alonso)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *