El movimiento popular Hirak denuncia que Interior ha expulsado a Marruecos a dos activistas rifeños que habían pedido asilo

El Ministerio de Interior ha llevado a cabo en la mañana del 20 de junio la deportación de los dos jóvenes del Rif que se encontraban en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche a los que se denegó la solicitud de asilo.

En la mañana de ayer, el movimiento popular Hirak en Madrid ha denunciado que ambos han abandonado las instalaciones del CIE en las que estaban llevando a cabo una huelga de hambre que hoy debía cumplir su día 11. La organización ha denunciado la expulsión a Amnistía Internacional. El cortejo de Interior se dirige hacia Melilla, desde donde debe producirse la entrega a las autoridades marroquíes.

La Policía Nacional no ha querido confirmar a El Salto el inicio del proceso de deportación y se ha remitido a la disposición judicial que instaba a su salida, toda vez que la subdirección general de Política Internacional denegó la solicitud de protección de los dos ciudadanos marroquíes.

La petición de asilo se produjo por la persecución a la que los jóvenes dicen verse sometidos por parte de las autoridades de Marruecos. Ambos declararon que participaban en el Hirak, un movimiento popular del territorio rifeño, en el norte de Marruecos, que se desarrolla desde el 28 de octubre de 2016, el día que un camión de basuras acabó con la vida del vendedor ambulante Mouhcine Fikri.

Desde entonces, se sucedieron las protestas en una de las zonas más empobrecidas de Marruecos. El movimiento Hirak denuncia que a las protestas pacíficas de la población norteña ha seguido una “venganza colectiva” azuzada por el sistema marroquí. Fruto de esa persecución, muchas personas han emprendido el viaje por mar a España. Es el caso de los dos deportados hoy, que partieron junto a otros nueve en una patera el 21 de mayo.

En el día de ayer se produjeron varias muestras de solidaridad con los dos rifeños en huelga de hambre. Varios cargos electos de Podemos como el Eurodiputado Miguel Urbán o la portavoz parlamentaria Irene Montero pidieron al Gobierno de Pedro Sánchez que frenase el proceso de expulsión.

Los dos jóvenes estaban en huelga de hambre desde hacía once días

Las organizaciones antirracistas de Madrid y el eurodiputado Miguel Urbán ua habían alertado en las últimas horas de la inminente deportación a Marruecos de dos jóvenes rifeños que permanecían en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche (foto adjunta).

Estos solicitantes de protección mantenían una huelga de hambre en el centro desde el pasado 9 de junio. Comenzaron su protesta por la negativa del Gobierno español a otorgarles asilo ante la persecución de la que, denuncian, son objeto por parte del régimen de Mohamed VI y que les llevó a salir de Marruecos en una patera el pasado 21 de mayo junto a otros nueve jóvenes del Rif. Desde el movimiento antirracista se reclamaba. la paralización de la expulsión de estas personas, ante el riesgo que corren si vuelven a Marruecos.

El Salto tuvo acceso al expediente del Ministerio de Interior de uno de los solicitantes de protección, en el que la subdirectora general de Protección Internacional deniega la demanda del peticionario. En su testimonio éste indica que la policía marroquí ha estado hasta siete veces en su domicilio, que ha sido agredido físicamente y que forma parte del Hirak, el movimiento popular de protestas que sacudió la región del Rif, que España mantuvo colonizado hasta 1958.

Surgido en octubre de 2016, el Hirak cuenta ahora por centenares las personas presas encarceladas en diez prisiones de todo el Estado marroquí. El equipo jurídico de este movimiento calcula que hay más de 798 personas en busca y captura o detenidas, 158 de las cuales son menores de edad.

El eurodiputado Miguel Urbán (Podemos) califica la decisión del Ministerio de Interior de “irresponsable” y denuncia la vista gorda del Gobierno español ante la política de persecución del régimen monárquico marroquí, un “socio primordial para Europa y más aún para el Estado Español por el control de las fronteras externas”, en palabras de Urbán. El europarlamentario recuerda que la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea reconocen el derecho al asilo en caso de persecución contra cualquier persona.

Por su parte, el Comité de Madrid de Apoyo al Hirak Popular del Rif había emitido un comunicado en el que ruegan “todo tipo de apoyo a la opinión pública española, ONG, partidos políticos y actores sociales comprometidos con la materia de derechos humanos para mediar y presionar a las autoridades españolas, con el objetivo de un mayor protección internacional a los rifeños víctimas de esta masacre de represión estatal marroquí”.

(Fuente: El Salto)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *