Málaga: Firmado el preacuerdo del convenio de hostelería, tras aceptar la patronal hotelera responsabilizarse de las externalizaciones

Empresarios y sindicatos malagueños han firmado en la madrugada de este martes un preacuerdo relativo al nuevo convenio de hostelería, que tendrá una vigencia de cinco años y que asegura la paz social en un sector clave para la economía de la provincia que engloba a unos 85.000 trabajadores. Tras el jarro de agua fría del pasado viernes (cuando las diferencias a la hora de redactar uno de los puntos rompían a última hora el compromiso alcanzado por la mañana), las dos partes han logrado rematar el preacuerdo en una maratoniana reunión que comenzaba a las cinco de la tarde y que terminaba pasadas las dos de la madrugada.

El punto de la discordia que enfrentaba a CCOO y UGT con la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) era el relativo al personal externo. Los sindicatos han conseguido finalmente su objetivo de blindar a todos los trabajadores del sector para que estén siempre sujetos al nuevo convenio. Las centrales sindicales pactaron el pasado viernes con las patronales que se sientan en la mesa de negociación del convenio (la propia Aehcos y la asociación de hosteleros Mahos) este extremo, considerado vital por los representantes de los trabajadores. Y es que ambos sindicatos vienen denunciando desde hace tiempo la práctica de algunos hoteles de subcontratar a trabajadores a través de empresas externas con condiciones inferiores por estar sujetos al convenio multiservicios, que empeora mucho sus condiciones (el caso más paradigmático es el de las camareras de piso).

De este modo, en el preacuerdo se estipula que cuatro categorías que ya estaban en el artículo 3 del actual convenio (camareras de piso, recepción-administración, restauración y bares y cocina) y que sufren esta situación, tendrán asegurada siempre la aplicación del nuevo texto. El punto en cuestión recoge también que en caso de que las subcontratas no cumplieran esta condición, el hotel sería el responsable subsidiario. Fueron precisamente las discrepancias en torno a la redacción de estos aspectos las que frustraron el pasado viernes la consecución del acuerdo. Los sindicatos salieron en aquel momento muy irritados de la reunión por la posición de Aehcos, al entender que se habían echado atrás respecto a lo acordado horas antes. De hecho, CCOO y UGT estaban dispuestos ayer a cerrar el preacuerdo con Mahos (con quien sí había consenso) y de convocar la huelga sólo en los hoteles, en caso de que Aehcos hubiera persistido en su negativa. No ha sido así y, y tras lograrse del preacuerdo, se espera ahora que el convenio pueda firmarse en los próximos días.

Por lo demás, el nuevo convenio de hostelería, tal y como aparece perfilado en ese preacuerdo tendrá una duración de cinco años y contempla una subida salarial acumulada del 13% a lo largo de su vigencia: un 3% en los tres primeros ejercicios y un 2% los dos restantes, con una revisión del IPC si sube por encima de esa cifra y con un tope del 2,5%.

Según han explicado fuentes sindicales, todos los salarios en el sector van a estar por encima de los 1.000 euros y el personal joven que ocupa el puesto de ayudante de camarero se asegura una posición ascendente y una consolidación de categoría a los cuatro años. También han resaltado que el nuevo convenio mantiene los derechos económicos y sociales logrados en las últimas décadas y han destacado como un gran logro el haber conseguido «blindar» su aplicación a las categorías antes citadas (donde se incluyen las conocidas «kellys»). «Ahora hay que vigilar para que este futuro convenio se aplique pero estamos convencidos de que la externalización de personal bajará mucho a partir de ahora», han apuntado.

«Es un convenio decente y bueno para el sector, que avanza en mejorar las condiciones de la gente que peor lo está pasando y que contribuye a que haya un servicio de calidad. También debe dar confianza y estabilidad a los emisores turísticos que trabajan con la Costa del Sol. Ha sido un convenio difícil de negociar, pero hemos tenido el apoyo de todos los trabajadores», han añadido fuentes de las centrales sindicales.

La firma del preacuerdo trae un gran alivio a todos. La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga habían reclamado en las últimos días que el diálogo entre patronal y sindicatos continuara para alcanzar un acuerdo y evitar la huelga. La propia Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) había emplazado a las partes a negociar hasta el final. Tras trece reuniones de la mesa negociadora desde inicios de año, el preacuerdo es ya una realidad.

(Fuente: la Opinión de Málaga / Autor: José Vicente Rodríguez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *